Señalados de asesinar al perro Dominic dicen que ellos no lo mataron

Señalados de asesinar al perro Dominic dicen que ellos no lo mataron

Los hermanos Rojas se defienden las acusaciones y señalan que no son culpables del hecho.

notitle
28 de agosto 2015 , 11:39 a.m.

Los hermanos Jorge Alejandro y Jamer Alexánder Rojas denunciaron amenazas contra sus vidas y a la vez exigieron a las autoridades esclarecer los hechos en los cuales resultó ahorcado en un poste de Pitalito (Huila) el bull terrier Dominic, cuya muerte fue rechazada ampliamente e incluso generó marchas pacíficas en defensa de los animales.

“Nosotros no matamos a Dominic, por el contrario, rechazamos ese tipo de violencia contra los animales”, afirmó Jorge Alejandro, el joven de 20 años que fue atacado por el perro y que recibió incapacidad superior a los 20 días, pues fue mordido en la cara.

El incidente sucedió el pasado primero de agosto en una calle del barrio San Rafael, de Pitalito.

“Me colocaron 20 puntos de sutura en la boca, un brazo y un pie; por la inflamación no he podido volver a trabajar, pues me duelen mucho las heridas”, dijo Jorge que al igual que su hermano se dedica a manejar un camión transportador de café en Huila.

Dominic atacó a Jorge Alejandro Rojas, quien tendría que recibir una cirugía plástica para intentar borrar la impresionante mordida del perro. EL TIEMPO

“El perro me destrozó el labio inferior y habría que recuperarlo, pero los médicos son los que tienen la última palabra”, señaló Jorge Alejandro Rojas.

Su hermano Jamer Alexánder, de 28 años, también exigió una investigación a fondo. “Sin que nosotros le hubiéramos causado daño al animal, quedamos como los malos de la película, tras el ataque lo único que hicimos fue defendernos y reiteramos que no lo matamos”, aseguró.

Recordó que el día del incidente los dos iban en moto y en una calle del barrio San Rafael fueron atacados de manera intempestiva.“Al disminuir la velocidad por una señal de pare, el animal, que estaba en la calle junto a otro perro, se nos abalanzó y a mi hermano lo tomó del pie, por lo que nos hizo caer con la moto, mientras que a mí me mordió los brazos”, dijo Jamer Alexánder, quien se recupera de cuatro mordeduras en el brazo derecho y una más en el izquierdo.

EL TIEMPO

“Me clavó los colmillos en cinco oportunidades y cuando mi hermano cayó al piso fue mordido en la cara”, agregó.

Reiteró que el perro estaba en la calle y sin bozal “y en ningún momento nos metimos a la casa del dueño para robarlo, ese comentario malintencionado es una calumnia”.

EL TIEMPO

Además, denunció amenazas contra sus vidas, hechas por desconocidos a través de las redes sociales. “Nos agreden con amenazas en las redes sociales, sin conocer a fondo lo que sucedió ese día”, dijo, y agregó: “A nosotros nadie nos ha defendido, nadie ha venido a la casa a ofrecernos ayuda o a conocer nuestro estado de salud”.

“Pedimos que la investigación se agilice para saber quién mató el perro y de esa manera nuestros nombres queden limpios y libres de las calumnias”, dijeron los hermanos Rojas.

Así va el caso de Dominic

En la marcha por la defensa de los animales, realizada el domingo en Huila y en varias ciudades, Jairo Montoya, el propietario de Dominic, dijo que lo conoció en el municipio de Timaná, donde "se me partió el corazón al verlo amarrado y en malas condiciones".

Tras comprarlo por un precio bajo a una pareja de ancianos, lo trajo consigo su casa de Pitalito y "se convirtió en mi amigo fiel. Era un animal juguetón y cariñoso", aseguró Jairo, y agregó: "No era agresivo y nunca había atacado a ninguna persona. He llorado mucho la muerte de Dominic", señaló.

El mayor Miguel Sierra, comandante de la Policía en Pitalito, señaló que existen quejas o denuncias por este caso y hasta el momento no hay detenidos.

“El caso y las quejas son atendidas por la inspección de Policía de Pitalito”, afirmó el mayor Sierra.

Angie Caro, abogada que labora con la Unidad Defensora de Animales del Huila, explicó que el maltrato animal es considerado en la legislación como una contravención catalogada como "daño en bien ajeno, por lo que el animal es visto como un mueble viejo".

"A través del proyecto de ley 172 que se tramita en el Congreso, se busca elevar esa contravención a delito para que las autoridades puedan imponer sanciones drásticas a los maltratadores", afirmó Angie Caro.

"Con el dueño de Dominic instauramos una denuncia por daño en bien ajeno, pero no tiene cárcel y la condena sería una indemnización de lo que un juez considere que pueda costar el animalito", dijo la abogada.

Fabio Arenas Jaimes

Corresponsal de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.