Deuda pública limitaría nuevas administraciones

Deuda pública limitaría nuevas administraciones

Excepto Sabaneta, el resto de los municipios del valle de Aburrá han incrementado su deuda pública.

notitle
27 de agosto 2015 , 06:25 p. m.

A cuatro meses de la conclusión de los actuales periodos administrativos, las alcaldías del valle de Aburrá aceleran la entrega de obras y concluyen los proyectos sociales que lideraron y se costearon, entre otras, con créditos en entidades financieras.

Justamente esa deuda pública de los municipios del área metropolitana, con unos casos más complejos que otros, podría comprometer la ejecución de proyectos de futuras administraciones, que no contarían con un cupo de endeudamiento suficiente para ejecutar sus proyectos.

Adolfo León Palacio, presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Asamblea Departamental, explica que el aumento considerable de la deuda pública incrementa a mediano plazo el servicio de la deuda y por ende compromete la solvencia y sostenibilidad de la misma.

“Además, este aumento compromete las inversiones de los programas de gobierno de las próximas administraciones municipales”, asegura el diputado.

De los 10 municipios de la región, Medellín, con créditos por 1 billón 143.611 millones de pesos, es la más endeudada. La cartera de la capital de Antioquia fue de 211.000 millones hasta 2011, cuando la Agencia Francesa hizo un primer desembolso de 500.000 millones de pesos para la construcción del tranvía de Ayacucho.

En el 2013 y el 2014 se entregó el resto del crédito a la ciudad, que sumado a otras deudas con entidades nacionales –para comprar por ejemplo oficinas en la Plaza de la Libertad– completó la cartera que hoy supera el billón de pesos.

Luz Elena Gaviria, secretaria de Hacienda de Medellín, cuenta que el 62 por ciento de la deuda de la ciudad es externa y el 38 por ciento restante es interna. Además, asegura que el crédito del tranvía está a 20 años y otras deudas tienen un plazo de entre 10 y 30 años.

“La ciudad no tiene complicaciones con sus cuentas, apenas destina el cinco por ciento de sus ingresos al pago del servicio de la deuda, ingresos que provienen del recaudo de impuestos, porque los recursos que llegan de Empresas Públicas de Medellín, por ejemplo, sólo se pueden emplear en inversión”, explica la funcionaria.

Si las cuentas por pagar de la ciudad se repartieran entre sus habitantes, a cada ciudadano le correspondería aportar 423.000 pesos. Gaviria agrega que para el próximo periodo administrativo, según el marco fiscal, la ciudad tendrá un cupo de endeudamiento de 380.000 millones de pesos.

Otros municipios

Después de Medellín, que tuvo un incremento de 106 por ciento de la deuda pública durante la última administración, los municipios más endeudados del valle de Aburrá son Itagüí, con una cartera de 169.621 millones de pesos –incremento de 457 por ciento en el último periodo administrativo–; Bello, con cuentas por 114.482 millones –incremento de 126 por ciento durante el último periodo administrativo–; y Envigado, que adeuda 107.059 millones –incremento de 16 por ciento en el último periodo administrativo–.

Además de las ciudades con mayor cartera, en la Asamblea preocupa el crecimiento porcentual de la deuda en los otros municipios del área metropolitana durante las últimas administraciones. En La Estrella la deuda pública se incrementó 389 por ciento; en Barbosa, 312 por ciento, en Copacabana, 256 por ciento y en Girardota, 235 por ciento. En Sabaneta, en cambio, la deuda tuvo un decrecimiento de 4 por ciento.

Palacio advierte que “estos municipios que incrementan los gastos de funcionamiento, aumentaron su deuda pública y, además, no registran niveles proporcionales en ingresos corrientes de libre destinación, con lo cual afectarán los indicadores de desempeño fiscal, financiero y muy seguramente se verá restringida la inversión futura en sus localidades”.

Las cuentas de los municipios endeudados

Jorge Echeverri, secretario Jurídico de Itagüí, explica que esta administración realizó más de 250 obras. “Teníamos un retraso de 25 años en vías e infraestructura que corregimos con ayuda de los créditos”, dice el funcionario y agrega que, después de Envigado, es el municipio con mejor recaudo de impuestos. “De cada 100 pesos cobrados, aquí se pagan 86”, dice.

Mauricio Villa, líder del Programa de Presupuesto de Envigado, asegura que el capital de créditos de esta alcaldía se invirtió en infraestructura vial, educativa y deportiva.

“Envigado tiene un cupo de 197.000 millones de pesos, es decir que la próxima alcaldía podría prestar hasta 90.000 millones, aunque nosotros pretendemos dejar la deuda en menos de 100.000 millones”, explica. 

MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.