Un año después de la fusión Tigo y Une, las cifras la avalan

Un año después de la fusión Tigo y Une, las cifras la avalan

Alcaldía y presidente de TigoUne presentaron balance.

notitle
26 de agosto 2015 , 08:05 p.m.

Cumplimos. La palabra se repitió una y otra vez. Fue, incluso, más resaltada que las cifras que normalmente dan las empresas en sus balances.

Y lo fue porque en el primer año de la fusión de UNE-EPM y la sueca Millicom (Colombia Móvil-Tigo) que dio vida a la actual TigoUne, su presidente, Esteban Iriarte, fue enfático en eso, en el compromiso que, según dijo, cumplieron.

No en vano la primera frase de Iriarte fue clara: “en menos de un año nos consolidamos como la segunda operación de telecomunicaciones en Colombia”.

Es decir, para Iriarte, se cumplió con la promesa hecha en medio de los candentes debates del Concejo de Medellín hace un año en el que se aprobó la fusión pese a la oposición de concejales y expertos por temor a perder el control público y las transferencias al Municipio de Medellín.

Esa fusión aprobada, dejó a EPM con el 50 por ciento de esta nueva TigoUne y con la obligación, si se quiere, de dar cifras positivas en un negocio inmerso en el sector de las telecomunicaciones, el de más dinamismo en todo el mundo.

Por eso, Iriarte resaltó que la empresa naciente y con un año de trabajo, ya es la segunda en datos móviles con 29,2 por ciento e ingresos por 1,33 billones de pesos entre abril y junio de este año. Además, registra un aumento de 16,9 por ciento en ingresos móviles y tiene una participación de mercado en voz móvil del 16,5 por ciento.

“Los ingresos móviles de nuestros competidores están decreciendo”, dijo Iriarte quien resaltó además que mientras el promedio de la industria practicamente no crece (0,1 por ciento), TigoUne está creciendo en ese 16.9 por ciento reportado antes.

Sombras del pasado

En el balance, por obvias razones, se trataron esas sombras de aquel debate. Reducción de empleos, de ingresos al Municipio y hasta salida de la sede matriz de la nueva empresa a Bogotá, fueron descartados con cifras. Entre ellas, Iriarte resaltó los mil empleos nuevos que se generaron durante el último año, los 1,4 billones de pesos que ya se le giraron al Municipio y a EPM por la fusión y hasta se destacó que aún no arranca la construcción de la nueva sede porque el crecimiento es tal, que requieren un lugar más grande para su operación.

“Cumplimos nuestros compromisos”, volvió a repetir, esta vez, el alcalde Aníbal Gaviria.

MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.