Pérez Molina fractura al Estado guatemalteco

Pérez Molina fractura al Estado guatemalteco

Se resiste a dejar la presidencia a pesar de todas las pruebas de corrupción que lo condenan.

notitle
26 de agosto 2015 , 11:38 a.m.

Tal vez no haya mejor representación del poder que la que hizo J. R. R. Tolkien en su saga de libros “El Señor de los Anillos”. El anillo del lord Sauron potenciaba todos los defectos y virtudes de quienes lo deseaban, pero al final todos terminaban mal, consumidos por la maldad, la avaricia, la ambición extrema.

Conseguir el anillo es llegar al poder, pero no soltarlo es embriagarse con él, dejarse consumir por la terquedad, el orgullo, no admitir los errores, callarlos, taparlos. Otto Pérez Molina, presidente de Guatemala, es el más reciente ejemplo del gobernante enamorado del poder, quien a pesar de  la gravedad de los actos de corrupción de los que se le acusa, se resiste a rendirse ante las evidencias.  (Ver también: En manos del Congreso, enredado futuro del Presidente guatemalteco).

Refresquemos un poco por qué el general retirado está en el ojo del huracán. El 16 de abril de este año, la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) hizo pública la investigación del caso “La Línea” según la cual Pérez Molina; su vicepresidenta, Roxana Baldetti; el secretario privado de la vicepresidencia, el capitán retirado Juan Carlos Monzón, y directores de la Superintendencia de Administración Tributaria de Guatemala estaban involucrados en una maniobra de defraudación masiva aduanera.

Al darse cuenta de la investigación, Monzón, quien se encontraba en Corea del Sur acompañando a la vicepresidenta Baldetti, que sería objeto de un reconocimiento por parte de la Universidad Católica de Daegu, aprovechó para evadirse de la acción de las autoridades.  (Ver también: Se intensifican las voces que exigen salida de presidente guatemalteco).

Al hacerse la publicación por parte de la CICIG, comenzó a correr un proceso en el que las pruebas fueron descubriendo a los culpables desde la base hasta la misma cima, al comprobarse que Pérez Molina participaba activamente o era el líder del citado esquema corrupto. Baldetti y altos cargos del gobierno y el Estado fueron destituidos y procesados. Muchos de ellos están en la cárcel. La destitución más sonada fue la de Baldetti, lo que apuntaba directamente al Jefe del Estado en la responsabilidad de este caso.

El pasado 20 de agosto, la CICIG y el Ministerio Público o Fiscalía guatemalteca libraron una orden de captura contra Baldetti y una solicitud de apertura de antejuicio contra Pérez Molina por los delitos de cohecho pasivo y asociación ilícita. Baldetti fue capturada el 21. A la fecha han renunciado seis ministros del gabinete y cuatro funcionarios más de otras ramas gubernamentales. (Ver también la editorial: La encrucijada de Guatemala).

Esta semana, la CICIG acusó formalmente a Pérez Molina, antesala de un juicio político, pero la denuncia en su contra tendrá que ser avalada por la Corte Suprema de Justicia y posteriormente por el Congreso.

Mientras tanto, Guatemala parece caerse a pedazos. Las calles de las principales ciudades del país se llenan con miles de manifestantes que piden la renuncia del presidente, sin que este se inmute o, lo que es peor, insista en que se quedará en el poder.

Para entregarlo le queda poco tiempo. El próximo 6 de septiembre hay elecciones generales y el candidato de Pérez Molina, Mario David García Velásquez, del Partido Patriota, ocupa el último lugar. El próximo mandato constitucional comenzará en enero del 2016.

El presidente guatemalteco se juega la opción de quedarse, a sabiendas de que un proceso largo en el poder judicial y el legislativo le garantizaría terminar su mandato. Pero ¿dónde queda el honor del país? Además, ¿se aguantaría el pueblo esto?

REDACCIÓN INTERNACIONAL

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.