Puerto Rico, los placeres de la isla del encanto

Puerto Rico, los placeres de la isla del encanto

Playas paradisiacas, naturaleza pura y una capital antigua y moderna a la vez.

notitle
26 de agosto 2015 , 10:55 a.m.

Desde el aire, antes de aterrizar en San Juan de Puerto Rico, el paisaje enamora con el contraste de sus aguas cristalinas, azules y verdes, en medio de una exuberante geografía llena de bosques tropicales, manglares, ríos y cascadas. Siendo la isla más pequeña de las Antillas Mayores (con 9.104 kilómetros cuadrados) encierra una variedad de atractivos que la convierten en un destino perfecto: varias de las mejores playas del mundo –como Flamenco, en la Isla Culebra–, aventura, naturaleza virgen y una capital que se mueve entre las nostalgias de sus calles coloniales y la sofisticación de la modernidad.

Puerto Rico está viviendo actualmente la mejor temporada turística de su historia. En el 2014 recibió cerca de 4,5 millones de visitantes. Y cada vez son más los colombianos que viajan de vacaciones a esta isla. En el 2014 fueron más de 5.000, un incremento del 35 por ciento respecto al año anterior.

El Viejo San Juan

El Viejo San Juan es uno de los lugares turísticos de la isla que más atraen, por la abundancia de tiendas, lugares históricos, museos, restaurantes, su belleza antigua y peculiaridad arquitectónica. FOTOS: José Alberto Mojica; Daniel Romero; Shutterstock

Recorrer el Viejo San Juan es como visitar un museo al aire libre. Es hacer un viaje al pasado por sus calles adoquinadas y construcciones históricas de los siglos XVI y XVII, cuidadosamente preservadas y llenas de color. La mejor manera de conocer el Viejo San Juan es caminar desde el Paseo de la Princesa, en pleno centro histórico, bordeando el mar y una extensa muralla tostada por el sol. Desde allí hacia arriba aparecen las casonas de colores, las iglesias, los cafés, los restaurantes y las plazas.

El camino lleva fácilmente al viajero por los lugares más visitados, entre estos, la Calle de las Monjas y la catedral de San Juan con su fachada blanca y dos gigantes fortificaciones que resaltan a la distancia, bordeadas por el muy azul océano Atlántico: el castillo de San Felipe del Morro y el fuerte de San Cristóbal. Vale la pena entrar a conocer estas construcciones, donde se transportará fácilmente a la época de la Colonia y le contarán historias de colonizadores españoles y piratas.

Pasará por la Plaza de Armas, repleta de palomas; se fascinará con las tiendas de artesanías y con las galerías que exhiben máscaras y coloridos cuadros caribeños. San Juan también cautiva con su gente: los boricuas son simpáticos y hospitalarios, y hablan español e inglés. Es común encontrarse una parranda en las plazas de la ciudad, y no se sorprenda si lo invitan a bailar.

Hay que recordar que Puerto Rico es un estado asociado a Estados Unidos desde 1911, por lo tanto la economía y los sistemas administrativos y de gobierno se manejan bajo el modelo estadounidense.

Tour de playas

La isla de Puerto Rico es famosa por sus playas y mar cristalino. Uno de las más visitadas es esta, llamada playa Culebra.

La isla de Puerto Rico es famosa por sus playas de arena blanca, bañadas por un mar cristalino y de colores que se mueve entre el azul claro y el verde esmeralda. Si se hospeda en Condado, en la zona más moderna de San Juan, seguramente su hotel tendrá acceso a una buena playa.

Una de las playas más visitadas es El Escambrón, en la zona de Puerta de Tierra. Desde allí se aprecian en todo su esplendor los fuertes y castillos que custodian al Viejo San Juan. Y en el área turística de Condado, Ocean Park es un auténtico paraíso de preciosas aguas azules, ideales para practicar windsurf y kitesurf.

Quienes quieran playas más tranquilas pueden ir a Isla Verde, a cuarenta minutos del centro. Donde además se pueden dar un paseo entre los manglares. Muy cerca está el balneario de Carolina, ideal para compartir en familia.

Para aquellos que buscan un poco más de exclusividad se recomienda visitar las islas de Culebra o Vieques, dueñas de varias de las playas más lindas no solo de Puerto Rico, sino del mundo. Son playas solitarias, rodeadas de naturaleza verde. Para llegar hay que tomar una excursión o un vuelo en avioneta desde San Juan (los vuelos cuestan, en promedio, 80 dólares). También se puede ir en ferri, pero el traslado dura cuatro horas; sale desde Río Piedras, a media hora de San Juan.

Placer para el paladar

Hay desde puestos callejeros donde venden empanadas y otros platos típicos, hasta restaurantes para cenar a manteles. En San Juan se pueden probar los sabores del país, como el delicioso mofongo o el trifongo: platos a base de plátano macerado, chicharrón y ajo. Cualquier tipo de carne (pescado, pollo, res) lo acompañan con arroz y plátano. También vale la pena probar el arroz mamposteao (con arvejas, poroto o fríjol y ajo) y con gandules (especie de arveja) seguido de un exquisito flan de vainilla con queso o coco; o con un ‘tembleque’, una mezcla de leche de coco, maicena y canela.

Tampoco deje de probar la famosa piña colada, bebida que precisamente fue inventada en esta ciudad. La puede disfrutar en cualquier bar o restaurante, pero la más recomendada es la que preparan en La Barrachina, donde una placa pegada en la pared testifica que allí fue donde nació el coctel.

En los mercados de Santurce o el mercado Urbano, se degusta lo mejor de la cocina puertorriqueña, a muy buenos precios.

Adrenalina en Toro Verde

El zip llamado La Bestia es uno de los más largos. En este las personas van boca abajo, como si estuviesen volando.

Ubicado en la población de Orocovis, a una hora de San Juan, este parque ecoturístico ofrece aventuras para toda la familia, pero sobre todo, para los amantes de las aventuras extremas. Incluye un circuito de ‘canopys’ de diferentes alturas, distancias y recorridos, además de puentes colgantes, miradores y senderos para caminar.

‘La Bestia’ es el nombre de su principal cable de vuelo: mide 1.400 metros de longitud y está certificado como el segundo más largo del mundo. Los intrépidos visitantes son enviados de cabeza, con un traje especial -obviamente con todas las medidas de protección del caso- mientras a toda velocidad observan un bosque tupido de árboles frondosos. La altura es de 258 metros.

Las excursiones salen a las 8:00 a. m. desde San Juan y regresan a las 3:00 p. m. Costo: desde 80 dólares. Incluye transporte y almuerzo. www.toroverdepr.com/

Para los amantes de las compras

La isla presume de tener la oferta de compras más completa del Caribe. Recientemente abrió sus puertas el Mall de San Juan, el centro comercial especializado en tiendas de lujo más importante de la región.

El nuevo espacio, diseñado para reflejar la rica cultura y herencia histórica de San Juan con aire contemporáneo, incorpora firmas como Saks Fith Avenue y Nordstrom, hasta ahora solo disponibles en Estados Unidos. Con una superficie de 650.000 metros cuadrados, a estas marcas se suman tiendas de reconocidos diseñadores como Versace, Jimmy Choo o Louis Vuitton, que se combinan con espacios gastronómicos únicos. Un casino y un hotel completan las instalaciones.

El Mall de San Juan se une así a la amplia oferta que combina compras y lujo, tan propia de Puerto Rico. Desde centros comerciales como el Plaza de las Américas, el más grande de la región y donde se consiguen muy buenos precios –al estilo de Miami y Orlando– hasta talleres de diseñadores locales.

Hacienda Carabalí

El bosque Nacional El Yunque recibe su nombre por una adaptación al español de la palabra de origen Taíno «Yu-Ke» que significa «Tierra Blanca».

Entre El Yunque (Bosque Nacional) y en medio del océano Atlántico, los viajeros encuentran un rancho en el que los reciben con un menú de opciones para divertirse y disfrutar la naturaleza nativa. Los amantes de los caballos podrán cabalgar entre bosques y cerros hasta llegar a la playa. Los más aventureros podrán conocer la hacienda en 'four tracks' (cuatrimotos). Hay que ir dispuesto a mojarse y a atravesar pantanos.

Si usted va…
Visa.
Por ser un estado asociado a Estados Unidos, para viajar a Puerto Rico es necesario tener visa estadounidense.

Delta Airlines. Vuela a San Juan desde Atlanta (Estados Unidos). La aerolínea ofrece un muy buen servicio a bordo y brinda varios horarios y opciones de conexión. Informes: es.delta.com

Dinero. La moneda oficial es el dólar.

Hospedaje. Entre la infraestructura hotelera de San Juan se destaca el Hyatt Place Bayamon, un hotel para descansar y dejarse consentir. bayamon.place.hyatt.com/

Transporte. Las carreras en taxi son costosas. La mínima cuesta 15 dólares. Pero es fácil moverse en transporte público (guaguas); el pasaje cuesta 75 centavos de dólar, pero hay que pagar en monedas. Si dispone de varios días y quiere conocer diferentes lugares, alquilar un carro es buena opción.

Isla Culebra. Para volar a Isla Culebra, desde San Juan, consulte la aerolínea Vieques Air Link, ww.viequesairlink.com. En Playa Flamenco es posible acampar o puede dormir en pequeños hoteles en el pueblo.

Rumba. Para escuchar o bailar salsa, un plan imperdible en San Juan, se recomiendan los bares Nuyorican Café y Latin Roots.

Daniel Romero
Especial para Viajar

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.