Sigue el debate por la seguridad de los pilotos

Sigue el debate por la seguridad de los pilotos

La muerte de Justin Wilson en IndyCar reabrió teorías de cabinas cerradas y 'cuchillas verticales'.

notitle
25 de agosto 2015 , 11:48 p. m.

El último accidente del automovilismo mundial, que cobró el lunes anterior la vida del pilotó inglés Justin Wilson en la IndyCar, abrió, una vez más, la polémica sobre la seguridad de los pilotos en las carreras de fórmula.

Lo ocurrido a Wilson, a quien le cayó una pieza del auto del piloto de Chip Ganassi Sage Karam, quien sufrió también un choque en Pocono, remite de nuevo al debate para que se introduzcan cabinas cerradas a los autos.

La discusión existe desde hace mucho tiempo. De hecho, surgió en el 2009 cuando el piloto brasileño Felipe Massa, en ese entonces en la escudería Ferrari, fue golpeado por un resorte en el Gran Premio de Hungría. Había pasado tan solo una semana desde que el joven piloto británico Henry Surtees había muerto tras ser golpeado por una rueda suelta.

Los prototipos

Desde entonces, la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) ha realizado varios estudios. Inclusive, el próximo mes se harán más pruebas que permitan hallar una solución para hacer un poco más seguro un deporte del cual las cabinas abiertas son casi que indiscutibles.

Varios han sido los obstáculos que la FIA ha encontrado como resultado de sus varios estudios al respecto.

Según indica el portal especializado www.motorsport.com, “las pruebas iniciales de un estilo canopy caza-jet destacaron dos problemas de diseño, ya sea que la cubierta de policarbonato se haría añicos, o simplemente lanzaría escombros en el aire y potencialmente representaría un peligro para los espectadores”.

Sin embargo, el mayor problema de las cabinas cerradas de este tipo recae en la dificultad que representaría para los equipos de rescate sacar a un piloto del auto luego de un accidente o, incluso, perder el tiempo tratando de quitar una cubierta potencialmente dañada.

Y aunque varios sectores apoyan las ideas, y hasta se han atrevido a diseñar prototipos de esta clase, en el caso de los equipos de la Fórmula 1 se han opuesto a tales ideas.

Evidenciando tales problemas en los que el piloto podría quedar atascado dentro del auto tras un choque, las opciones se dirigieron hacia una estructura llamada ‘cuchillas verticales’ que estaría alrededor de la parte delantera de la cabina, lo cual permitiría una salida fácil del piloto.

Con las cuchillas verticales se buscaría desviar los escombros que pudieran impactar a los pilotos, pero este concepto también puede ser inoperante para el tipo de accidente que sufrió Wilson el domingo, pues le cayó una pieza desde arriba y golpeó su cabeza.

Por ahora, la FIA seguirá buscando las soluciones que puedan hacer el deporte aun más seguro.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.