Cacerolazo en la provincia argentina de Tucumán tras fraude electoral

Cacerolazo en la provincia argentina de Tucumán tras fraude electoral

Una multitud se congregó en la Plaza Independencia. Quemaron varias mesas electorales.

notitle
25 de agosto 2015 , 07:53 a.m.

Cientos de personas protestaron la noche de este lunes frente a la casa de gobierno de la provincia argentina de
Tucumán tras los comicios en los que el kirchnerismo retuvo la gobernación por amplio margen, resultado que la oposición atribuye a un fraude.

Tras una jornada agitada en la que oficialistas y opositores se culparon mutuamente por la quema de unas 40 urnas y otros incidentes durante los comicios del domingo, los tucumanos salieron a las calles a golpes de cacerolas.

El cuerpo de Infantería dispersó a los manifestantes frente a la sede de gobierno provincial con gases lacrimógenos y balas de goma, provocando corridas, mientras los manifestantes replicaron arrojando piedras, mostraron imágenes de televisión.

Juan Manzur, exministro de Cristina Kirchner en la cartera de Salud y actual vicegobernador, arrasó en la elección en Tucumán, bastión del kirchnerismo desde hace 12 años.

Los dos principales aspirantes a la presidencia en las generales del 25 de octubre, el oficialista Daniel Scioli y el conservador Mauricio Macri, respaldaron en Tucumán a sus candidatos en los primeros comicios tras las primarias del 9 de agosto en las que se consagraron candidatos.

Macri y Sergio Massa, el otro presidencial por un frente peronista adversario al gobierno, reclamaron que se abran las urnas y se recuente voto a voto.

Tras un lento escrutinio, Manzur se impuso con 54,42 por ciento de los votos, sobre el 40,76 por ciento de José Cano, de la Unión Cívica Radical (UCR), líder del frente provincial Bicentenario, del que forman parte Macri y Massa, indicó el boletín oficial, que se detuvo con el 81,55 por ciento de las mesas escrutadas.

"Queremos claridad sobre el resultado, hay mucho sin resolver", dijo Macri, líder de Propuesta Republicana (PRO, derecha). Macri recordó que hubo urnas quemadas y reclamó "la intervención de la justicia para esclarecer cómo se va a hacer una elección complementaria" en los distritos afectados.

Scioli también repudió los episodios de violencia, pero reclamó "que Macri admita el triunfo contundente que ha tenido Manzur". "La diferencia es de 14 puntos, hay cuestionamientos de 27 urnas sobre un total de 3.400 y de ninguna manera habiendo 14 puntos de ventaja, habiéndose escrutado el 81 por ciento de los votos puede cambiar lo que es una voluntad contundente del pueblo tucumano", dijo Scioli al canal de televisión TN.

Tucumán, ubicada a más de 1.200 kilómetros al norte de Buenos Aires, es gobernada desde 2003 por José Alperovich, del partido de la presidenta Kirchner (Frente Para la Victoria, FPV). "No puedo decir que Manzur sea el ganador", agregó Massa, tercero en las encuestas para las presidenciales.

De su lado Cano tampoco se admitió perdedor. "Queremos tener la certeza con los números propios", dijo al anticipar que esperan el conteo de todos los votos "para comparar planillas".

Denuncias y celebraciones

El secretario de la Junta Electoral de Tucumán, Darío Almaraz, confirmó el lunes que hubo 42 urnas quemadas durante las elecciones en Tucumán. "Lamentablemente hemos tenido que vivir esa experiencia de violencia delictiva en algunas comunas de la provincia", señaló Almaraz a radio Milenium.

"La tendencia es irreversible en la categoría gobernador y vice. Ganamos por amplia diferencia", dijo Manzur el domingo por la noche junto a Scioli. Scioli le reclamó este lunes a Macri que "admita la derrota electoral y felicite a Juan Manzur, como yo he hecho con otros gobernadores que no son del palo" (de su mismo grupo).

En declaraciones a radio Mitre, el gobernador de la poderosa provincia de Buenos Aires aseguró que "la instalación de dudas" sobre los comicios por parte de la oposición "no ha sido un hecho aislado". La quema de urnas se produjo en unas cinco comunas de la provincia y en algunos casos obligó a la suspensión de los comicios, informó la justicia electoral.

Al menos dos denuncias fueron presentadas ante la policía por candidatos comunales opositores por supuestos ataques a balazos de sus domicilios, en hechos bajo investigación en los que no se reportaron heridos. El oficialismo dijo que las fotos de los balazos son de hechos de 2013. Unos 1,1 millones estaban convocados para votar en esta provincia cuya economía depende de la producción agraria y es una de las más pobres del país sudamericano.

AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.