Justin Wilson, la última víctima del automovilismo

Justin Wilson, la última víctima del automovilismo

El piloto inglés, exFórmula 1, murió este lunes como secuela del accidente que sufrió en Pocono.

notitle
24 de agosto 2015 , 10:19 p. m.

Justin Wilson nació en Sheffield (Inglaterra), el 31 de julio de 1978, y falleció este lunes 24 de agosto en Estados Unidos, a la edad de 37 años. El ahora expiloto de la IndyCar también corrió en la Fórmula 1, en los equipos Minardi Cosworth y Jaguar Racing, en el 2003. (Lea aquí: 'Difícil día por la pérdida de un gran piloto y persona': Montoya).

Wilson falleció luego de “sucumbir a las heridas sufridas en la carrera de la IndyCar en Pocono, el 23 de agosto”, explicó su familia en un comunicado. (Lea también: Justin Wilson falleció tras accidente del pasado domingo en la IndyCar).

Ingrese pie de foto

El joven Sage Karam (Chip Ganassi) chocó contra la pared mientras lideraba la válida 15 de la IndyCar, en la vuelta 180. El accidente generó que varias piezas de su auto cayeran sobre la pista de Pocono, una de ellas impactando en la cabeza de Wilson, compañero del colombiano Carlos Muñoz, quien inmediatamente perdió el control de su auto y chocó de frente con la pared.

Wilson fue trasladado en helicóptero al Hospital Lehigh Valley Health Network Cedar Crest, de Allentown (Pensilvania, EE. UU.), donde permaneció en coma en la unidad de cuidados intensivos, en donde falleció.

Carrera deportiva

Inició en el karting. Luego, el inglés ganó la Fórmula Palmer Audi en 1998. En 1999, quedó en la quinta posición de la Fórmula 3000 Internacional, categoría en la que logró el título en el 2001 tras ganar las carreras de Interlagos, Österreichring y Hungaroring.

En el 2003 llegó a la Fórmula 1. En ese año fue piloto de dos equipos, el Minardi y el Jaguar. Fueron 11 válidas las que corrió con Minardi, pero fue en las últimas cinco, con Jaguar, en las que consiguió su mejor resultado: un octavo puesto en el GP de Estados Unidos.

Al no seguir en la F1, Wilson viajó a Estados Unidos. Se unió al Conquest Racing de la desaparecida categoría Champ Car World Series en el 2004 y participó en las 24 Horas de Le Mans.

En el 2005 quedó tercero en la Champ Car con el equipo RuSport y en el 2206 y 2007 fue subcampeón.

Desde el 2009, en la IndyCar, pasó por varios equipos. En ese año terminó de noveno. En el 2010 fue 11 y en el 2011, en los entrenamientos de la válida 12, sufrió un accidente en Mid-Ohio que lo obligó a abandonar la competencia.

En el 2012 regresó al equipo Dale Coyne con el que logró su primera victoria en óvalos. Fue lo único destacado que logró en la temporada pues terminó de 15. Tampoco fueron buenos los resultados en las temporadas 2013 y 2014.

En este 2015, sin un equipo fijo, corrió en la IndyCar con el cuarto auto del equipo Andretti Autosport, del colombiano Carlos Muñoz. Corrió el GP de Indianápolis, pero abandonó. En las 500 Millas de Indianápolis fue 21. En Mid-Ohio fue segundo y este domingo, en Pocono, sufrió el trágico accidente que le costó la vida. También con Andretti había corrido en la Fórmula E.

Justin Wilson dejó a su esposa Julia y a dos hijas. Su hermano menor, Stefan Wilson, también es piloto de carreras, y ha participado en la IndyCar y en la Indy Lights.

El brasileño Tony Kanaan explicó en Twitter que significa ser piloto de carreras, con un mensaje para Wilson, quien es la última víctima del automovilismo. “¿Por qué hacemos esto? Porque es lo que amamos. No queremos estar en otro lado, sino en un auto de carreras. Mantendremos tu legado, mi amigo”.

DEPORTES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.