Denuncian guerra sucia por la modernización de la línea 123

Denuncian guerra sucia por la modernización de la línea 123

Según el Distrito, empresas infiltradas y funcionarios fantasma irían tras esa transformación.

notitle
21 de agosto 2015 , 07:54 p.m.

Con señalamientos de presuntas infiltraciones de empresas privadas, firmas especializadas en ‘chuzadas’ y funcionarios fantasma, la Alcaldía y la Contraloría Distrital destaparon un nuevo capítulo en el escándalo que sacude al Fondo de Vigilancia y Seguridad (FVS), la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB), y el Número Único de Seguridad y Emergencias (NUSE) 123.

Mientras que el ente de control anunció que abrió indagación preliminar para establecer en qué se han invertido los millonarios recursos que recibe la ETB del FVS para la operación de la 123, la secretaria de Gobierno, Gloria Flórez, reveló que ya se establecieron la ruta, las personas y las empresas privadas “que al parecer intentaron direccionar la modernización de la plataforma del 123”.

Según la funcionaria, desde mayo pasado “se descubrió que el primer anexo técnico estaba dirigido a favorecer a una firma que importa materiales de seguridad”, y que es conocida en el ambiente militar, tema que al parecer no les gustó a quienes estaban interesados en el negocio.

Así mismo, el coordinador del 123, Hernán Silva, señaló que el representante legal de una firma interventora y contratista estaría también involucrado en esta estrategia para influir en la adjudicación del contrato por parte de la ETB.

También habló de la posible relación de una empresa que importa equipos para interceptación de celulares. En este sentido, se refirió a un funcionario fantasma del FVS que aparece en las actas y quien sería el enlace entre el fondo y el sector privado.

El funcionario anunció que puso en conocimiento de la Fiscalía las “acusaciones tendenciosas” que hizo Jairo Osorio, subgerente administrativo y financiero del FVS, quien afirmó que no existían estudios, anexos y términos para implantar la nueva plataforma. Silva mostró actas en las cuales varias agencias estuvieron reunidas debatiendo el tema, desde el 20 de octubre de 2013.

La Contraloría evaluará el destino de cada peso que el Fondo de Vigilancia le ha girado a la ETB en el convenio del 123.

Esta indagación preliminar está a cargo de la Dirección de Reacción, grupo de investigación que en principio está revisando el uso que se les dieron a 105.000 millones de pesos que la empresa ha recibido del Fondo desde el 2005, en un primer convenio.

Según el contralor Diego Ardila, el compromiso en ese convenio es que el NUSE fuera un sistema integrado por ocho subsistemas, y hasta la fecha solo han operado dos.

El concejal Juan Carlos Florez dijo que los “tentáculos de la corrupción están aprisionando la ETB, el 123 y el FVS”. Advirtió que hay una “puerta siniestra que opera desde administraciones anteriores”, por lo que propuso la creación de un grupo élite que desenmascare lo que hay detrás de la operación, pues -a su juicio- allí “pueden estar escondidos los tentáculos del cartel de la contratación”.

La iniciativa del 123 estuvo a cargo de exconcejal Hipólito Moreno, condenado a 6,5 años de prisión por el ‘carrusel’ de los contratos.

BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.