Cinco reyes de la estafa en Colombia que fueron desenmascarados

Cinco reyes de la estafa en Colombia que fueron desenmascarados

Como en la película 'El embajador de la India', engañaban para aprovecharse de los incautos.

notitle
20 de agosto 2015 , 07:46 p.m.

En 1987 se estrenó en los cines la exitosa película ‘El embajador de la India’, que mostraba las pilatunas de un hombre que es confundido con un diplomático y termina aprovechándose de la inocencia de un pueblo del interior de Colombia.

La cinta protagonizada por Hugo Gómez estuvo inspirada en una historia real, vivida en Neiva, la capital del Huila, hace más de 50 años, y se convirtió en un referente tanto de la industria cinematográfica nacional como del hablar popular, de la ‘malicia indígena’, que es como llaman algunos al engaño.

Pero a diferencia de la película, en la que el protagonista cometió su fechoría sin dolo, hoy en Colombia proliferan avivatos a los que no les pesa la conciencia para armar elaboradas tramas y con ellas sacar provecho de los incautos; para llenarse los bolsillos a punta de estafas, en últimas.

Una falsa estrella musical en la élite de Cali

El más reciente es Miguel José García Orellana, conocido en los círculos sociales de Cali como ‘Miguel Garo’, un supuestamente famoso cantante que hasta videos en Youtube mostraba. (Lea: Exesposa del falso cantante español lo denunció por estafa)

El falso artista aseguraba además ser hijo de los famosos cantantes españoles Manolo García y Marisol de España. A sus víctimas les decía que su sello disquero era la Warner Music de España y que su productor y promotor era el prestigioso Kike Santander. Incluso en videos aparece con personalidades colombianas como Jorge Barón y Galy Galeano. Así logró moverse sin documentos de residencia por casi dos años entre la élite de la capital vallecaucana, a la que estafó y engañó haciéndose pasar también como un prestigioso abogado. (En fotos: Él es el español capturado por estafa)

Con esa otra ‘profesión’, García Orellana se ufanaba de ser representante del Grupo Columbia Abogados SAS y de hecho había montado una oficina en la capital del Valle.

Pero según las autoridades colombianas al informar su captura, todo esto era una historia de ficción para huir de dos órdenes de captura en España, cuya justicia le había expedido una circular roja de Interpol.

En Colombia, en los dos últimos años le instauraron nueve denuncias por estafa, daño en bien ajeno, destrucción, injuria, amenazas, falsedad ideológica en documento público, hurto, supresión y ocultamiento de documento privado. Por esos delitos ya está en poder de las autoridades y podría ser expulsado del país.

En Santander, un falso diplomático libanés

El año pasado, dos foros sobre derechos humanos, realizados en los municipios de Málaga y Gámbita (Santander), contaron con la presencia de un extraño hombre de contextura gruesa y un excelente español que se identificó como Jason Ali Hakim Abdullaziz. Él, vestido con atuendos árabes, aseguraba ser el coordinador de la Oficina de Derechos Humanos de la Presidencia de la República del Líbano.

asdf

Pero no. A pesar de ser atendido con honores en las poblaciones que visitaba, de decirse experto en el conflicto entre Israel y Palestina y de hasta ser custodiado por la Policía -como en la película de los años 80-, el diplomático resultó ser Jeison Jair Cuello, oriundo de Valledupar y residente en Bucaramanga.

Descubierto, confesó. Fue procesado por los delitos de falsedad de documentos y suplantación pero horas después un juez de control de garantías lo dejó en libertad. Él se limitó a decir que no le había hecho daño a nadie.

‘El Puma’, el futbolista que ningún equipo querría

‘El Puma’, de 28 años, resultó ser, según las autoridades, uno de los mayores estafadores de Cali y no un habilidoso futbolista, tal como se presentaba. En su hoja de vida criminal había delitos como hurto calificado agravado, estafa agravada, falsedad en documento privado, falsedad personal, uso de documento falso y concierto para delinquir. Nada de los récords ni los goles con los que presumía para encubrir sus fechorías.

asdf

De acuerdo con lo revelado por investigadores de la Sijín luego de capturarlo, este hombre dijo ser un futbolista de un equipo de la Costa para hurtar cuatro automóviles de alta gama y una motocicleta.

Con ese mismo ‘modus operandi’, en el 2012 'el Puma' habría viajado a Chile y habría dicho ser jugador del Antofagasta, equipo de fútbol de ese país, logrando estafar a cadenas de hoteles cinco estrellas y hurtar vehículos de compraventas.

23 años de estafas del 'hermano David'

Habitantes de al menos 15 poblaciones del país desde 1990 y durante 23 años fueron víctimas de Francisco Antonio Gómez Cardona, quien se hacía llamar el hermano ‘David’, una suerte de brujo que ofrecía solucionar problemas de salud, suerte, hogar y negocios; ‘amarrar’ al ser querido o sanar espiritual y corporalmente.

asdf

A punta de engaños y labia -el inevitable don de los estafadores-, Gómez Cardona hacía creer a sus víctimas que en sus terrenos había guacas escondidas, que eran víctimas de maldiciones y que solo viajes a Italia y millonarios pagos acabarían con sus sufrimientos. En ese discurso cayeron personas en Norte de Santander, Santander, Boyacá, Meta, Bogotá y Caldas.

Fue justamente en ese último departamento donde las autoridades dieron con el delincuente, que fue condenado a ocho años y seis meses de prisión en 2013.

La heredera millonaria

“Un hombre muy rico me dejó una herencia de 1,8 billones de pesos con la condición de compartirla con la comunidad, pero, a cambio, los beneficiarios también tienen que hacer un aporte a un tercero, para que se repliquen las obras de caridad”. Con ese discurso, valiéndose de la fe y las creencias religiosas, María Elvia Rodelo Zambrano engatusaba a sus víctimas.

1

María Elvia Rodelo Zambrano (tercera de izquierda a derecha, junto a la señora de verde). Crédito: JAIME MORENO

Tras más de un año de seguimiento, el Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) de la Fiscalía la capturó en junio de 2013 junto a otras 16 personas de la misma organización dedicada a embaucar a incautos por más de una década.

En realidad fue una recaptura, pues en 1998 ya había estado tras las rejas en Cartagena por una estafa a cerca de 2.000 personas que pensaban que iban a compartir con ella su billonaria herencia.

RONNY SUÁREZ
Subeditor ELTIEMPO.COM
@RonnySuarez_

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.