Nueve detalles científicos que le ayudarán a entender 'The Martian'

Nueve detalles científicos que le ayudarán a entender 'The Martian'

El filme, que se estrena este jueves en Colombia, tiene desarrollos de la Nasa para viajes a Marte.

notitle
20 de agosto 2015 , 07:40 p. m.

La llegada del hombre a Marte es un sueño que parece estar cada vez más cerca, en parte por el desarrollo de nuevas tecnologías, que han permitido a agencias espaciales trazar misiones hacia la década del 2030. Mientras se logra, el cine se ha encargado de acercar a la humanidad al espacio a través de producciones millonarias, cada vez más fieles a los conceptos científicos.

Una muestra reciente es ‘Interstellar’, proyecto del director Christopher Nolan, en el que trabajó con el astrofísico Kip Thorne y que resultó en una pieza de ciencia ficción única. Este jueves, el planeta rojo será el protagonista con el estreno en Colombia de ‘The Martian’, una película que surgió de un blog publicado por Andy Weir, quien fuera programador de computación, y cuyo éxito lo llevó a convertirse en una novela antes de dar el salto al cine.

Es la historia de un astronauta de la Nasa que queda varado en Marte. El filme, entre ficción y desarrollos reales, expone algunas de las tecnologías reales que la agencia espacial estadounidense desarrolla pensando en una misión tripulada a Marte, que se estima podría darse en la década del 2030.

Condiciones de hábitat

En el filme, Matt Damon, quien interpreta al astronauta Marc Watney, permanece gran parte del tiempo en un módulo que es como su casa. Así sería la rutina de la futura misión que llegue a Marte, para evitar exponerse largas jornadas al Sol y al polvo dentro de sus trajes espaciales.

Tripulaciones ya hacen pruebas en el Centro Espacial Johnson de la Nasa, como preparación para largas misiones. Para ello tienen el Human Exploration Research Analog (Hera), un escenario de dos pisos, con zonas de descanso, de trabajo y de aseo, que simula el hábito del espacio profundo. Allí permanecen junto durante 14 días en los que realizan tareas operativas.

Los trajes espaciales

La atmósfera de Marte es fría y apenas hay aire respirable, por lo que los astronautas tendrán que usar de manera permanente sus trajes para hacer expediciones. En ‘The Martian’, Watney debe hacer largas expediciones, por lo que necesita un traje cómodo, flexible y confiable.

Actualmente, la Nasa desarrolla tecnologías para hacer trajes espaciales que llevará la misión al planeta rojo. Uno de los retos será caminar en medio del polvo, que podría afectar los sistemas del traje.

Los trajes de los astronautas en 'The Martian' tienen diversas tecnologías para hacerlos más livianos y útiles.

Vehículos de transporte

Si bien en Marte ya hay rovers de exploración, una vez la misión llegue necesitará un vehículo capaz de transportarla, pues permanecerá en el planeta al menos durante un año, mientras los planetas se acomodan en una posición que minimice la duración del viaje de regreso.

Watney utiliza en el filme un rover en el que da un par de recorridos, pero que debe adecuar para poder sobrevivir. La Nasa hoy trabaja en la puesta a punto del Multi-Mission Space Exploration Vehicle (MMSEV). Las tecnologías que se han desarrollado para este deben ser versátiles, pensando en misiones a asteroides, Marte y otras futuras. Algunas versiones del vehículo tienen seis ruedas para maniobrar y en el caso de un pinchazo, la afectada se puede elevar para no impedir que siga operando.

Abastecimiento de energía

Marte no tiene estaciones de gasolina ni plantas de energía y el viento que circula es poco. La energía solar aparece como la alternativa. En el libro que inspiró la película, la nave espacial Hermes funciona con energía solar y ya en terreno, Watney –en el filme– emplea paneles solares para sobrevivir.

Esta tecnología se emplea en la EEI, donde cuatro conjuntos de paneles generan entre 84 a 120 kilovatios de energía, lo suficiente para abastecer 40 casas. Se trata de un sistema muy confiable, que ha funcionado desde la primera tripulación.

Archivo particular

Generación de oxígeno

El filme muestra a Watney con su suministro de oxígeno a donde quiera que va. Pero debe generarlo, así que en su base utiliza un sistema que lo produce utilizando el dióxido de carbono del generador de combustible de su vehículo.

Esta situación también se vive en la EEI, donde se cuenta con un sistema de generación de oxígeno que reprocesa la atmósfera de la nave espacial para proporcionar continuamente aire respirable eficiente y sostenible.

Recuperación del agua

La superficie de Marte no tiene lagos, ríos ni océanos, por lo que los astronautas deben crear su propio suministro de agua. En la película, los tripulantes del Ares 3 no desperdician una gota del líquido con su recuperador de agua, pero Watney debe ingeniarse la forma de mantenerse hidratado.

El esfuerzo por aprovechar al máximo todo líquido, desde sudor, lágrimas y hasta orina, también se vive en la EEI. El Sistema de Control Ambiental y Soporte Vital recupera y recicla agua de todas las fuentes. A través del Sistema de Recuperación de Agua (WRS, por su sigla en inglés), el agua es recuperada y filtrada para dejarla lista para el consumo. La Nasa, sin embargo, sigue desarrollando otras tecnologías para el mismo propósito.

Cultivos para alimentarse

La distancia impedirá que la misión en Marte pueda surtirse de provisiones como lo hace hoy la Estación Espacial Internacional (EEI), a la que se envían vehículos de carga. Por más urgente, los alimentos tardarían nueve meses en llegar. Los astronautas necesitarían entonces cultivar. Eso sucede en la película, donde Watney convierte su habitáculo en una granja en la que produce papas. Hace un par de semanas el mundo pudo ver cómo la misión que permanece en la EEI degustó lechuga cultivada allí.

Cultivos en el espacio para alimentarse

Propulsión de iones

En ‘The Martian’, la tripulación Ares 3 vive en la nave Hermes durante meses en su viaje al planeta rojo. Esta utiliza propulsión de iones, que funciona cargando eléctricamente un gas como argón o xenón y empujando hacia fuera los iones a altas velocidades, que alcanzan las 200,000 millas por hora.

Esta tecnología ha permitido a naves modernas, como la sonda Dawn, que visitó el planeta enano Ceres y el asteroide Vesta, minimizar el consumo de combustible y hacer diversas maniobras.

Generador RTG

Por más de cuatro décadas, la Nasa ha utilizado el generador termoeléctrico de radioisótopos (RTG, por su sigla en inglés) para proveer de energía eléctrica a por lo menos una docena de misiones espaciales, incluyendo las misiones Apolo hacia la Luna.

Rovers como el Curiosity y el Mars 2020 ─que está en camino─ utilizan una versión actualizada de este modelo de nueva generación. Los RTG son baterías espaciales que convierten el calor de la desintegración radiactiva natural de plutonio-238 en energía eléctrica confiable.

En ‘The Martian’, la tripulación entierra la fuente de energía RTG para su rover lejos de la zona habitable en caso de fuga radiactiva.

VIDA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.