Maduro ordenó cierre de la frontera con Colombia por 72 horas

Maduro ordenó cierre de la frontera con Colombia por 72 horas

La medida se tomó tras una emboscada a efectivos de la Fuerza Armada, dijo el presidente venezolano.

notitle
19 de agosto 2015 , 11:38 p.m.

El presidente Nicolás Maduro, mediante contacto telefónico con el canal 'VTV', ordenó el cierre de la frontera con Colombia por el estado Táchira, así como el despliegue de una operación en la región para detener a los autores materiales de una emboscada que sufrieron este miércoles efectivos de la Fuerza Armada. (Vea las imágenes del cierre)

Maduro informó: “He girado instrucciones de cerrar la frontera con Colombia, en San Antonio del Táchira y en Ureña, de manera inmediata por 72 horas. He dado órdenes precisas a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana -FANB-. Pido el apoyo de todo el pueblo de Táchira, de San Antonio, de Ureña, de todas las regiones de nuestra amada frontera. E inmediatamente incrementar una Operación de Liberación de Protección del Pueblo (OLP) especial hacia la frontera”.

Los militares atacados son el teniente Manuel Veloz Santaella, el teniente Alexis Rodríguez y el soldado Miguel Núñez, detalló el jefe de Estado. En la emboscada también fue herido un civil, de quien Maduro no reveló su identidad.

Maduro aseveró que al teniente Santaella lo emboscaron “en el preciso momento en que se dirigía (…) a combatir todas estas mafias de bachaqueros paramilitares que vienen de Colombia, por la frontera de San Antonio y de Ureña (…). Fueron emboscados con un operativo de dos motorizados que están siendo buscados hasta debajo de las piedras y los vamos a encontrar”.

El presidente indicó que el cierre entraba en vigencia de inmediato. “Iremos evaluando, espero toda la colaboración de las autoridades colombianas para la identificación y captura [de los autores de la emboscada] (…), para mantener el respeto a Venezuela. A Venezuela se respeta y debemos hacerla respetar”.

Por su parte, el gobernador del estado Táchira, José Vielma, informó luego que en el incidente resultaron heridos tres militares y un civil. "Las mafias paramilitares tienen muchos intereses económicos y atacan a esta hora. Lanzan panfletos contra el Ejército venezolano", declaró Vielma al canal privado 'Globovisión'.

Es el segundo ataque armado que se reporta en la zona desde finales de julio, cuando pobladores colombianos denunciaron la muerte de un compatriota presuntamente a manos de militares cuando transportaba mercancías de Venezuela a Colombia por un paso clandestino. Previamente, el 28 de julio, el Gobierno venezolano negó una incursión miliar en territorio colombiano denunciada por campesinos y difundida por la Defensoría del Pueblo en Bogotá.

Una frontera permeable y peligrosa

Venezuela y Colombia comparten una porosa frontera de 2.219 km donde las autoridades de ambos países denuncian la actividad de grupos guerrilleros, paramilitares, narcotraficantes y contrabandistas de combustible y otros productos fuertemente subsidiados por el Gobierno venezolano.

La denuncia de Maduro se produce en momentos en que su país enfrenta un desabastecimiento de al menos dos tercios de los productos básicos, un fenómeno que analistas atribuyen al férreo control de precios y a una sequía de divisas por la caída de los precios del petróleo, que genera 96 % de los dólares de este país altamente dependiente de las importaciones.

A ello se suma una inflación que al cierre de 2014 rozó el 70 % (último dato oficial), pero que según expertos ya habría sobrepasado los tres dígitos. Esto ha agudizado la depreciación del bolívar, sometido a cuatro tipos de cambio, de los cuales el paralelo es 110 veces superior al oficial de 6,3 bolívares por dólar.

Según la consultora privada Ecoanalítica, los contrabandistas de combustible pueden obtener una ganancia de 3.000 por ciento en la gasolina que trasiegan desde Venezuela a Colombia. Estas distorsiones han generado una escasez de billetes de alta denominación en la región limítrofe, donde de acuerdo con una investigación de Ecoanalítica, los contrabandistas pagan hasta 140 bolívares por un billete de 100, lo que facilita su logística para comprar productos en Venezuela que son revendidos en Colombia.

Aun cuando no hay una ordenanza del banco central, clientes de bancos en la frontera reportan que las entidades financieras venezolanas han limitado los retiros de efectivo para hacerle frente a este problema.

EL NACIONAL-VENEZUELA / GDA y AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.