¿Quién decide lo que viene para el sacerdote iracundo en video?

¿Quién decide lo que viene para el sacerdote iracundo en video?

El padre Carlos Morales pidió perdón y reconoció que fue un acto de intolerancia de su parte.

notitle
18 de agosto 2015 , 09:29 p.m.

El padre Carlos Emilio Morales reconoció este martes que cometió el “error de ser intolerante e iracundo” luego de enfrentarse con gestos groseros a personas que se movilizaban en un vehículo y que le recriminaron por transitar en contravía por una calle de Medellín.

En entrevista con ‘Blu Radio’, el sacerdote, cuyos gestos fueron registrados en video, explicó que iba afanado a celebrar un matrimonio en la iglesia Nuestra Señora de los Dolores, y de manera involuntaria su conductor entró en contravía. "Me estresé un poco porque no iba a tiempo para un matrimonio de unos amigos", dijo.

Entre lágrimas, Morales pidió perdón y dijo que fue un acto de intolerancia de las dos partes: "Cuando el hombre me hizo pistola varias veces, se me metió 'Satanás' y me rebajé a su actitud".

El sacerdote hizo parte de la Diócesis de Neiva durante cuatro años y hace unos meses pertenece a la Congregación Religiosa Hijos de la Sagrada Familia, una comunidad que aunque hace parte de la Iglesia católica funciona bajo sus propios lineamientos.

Monseñor Froilán Casas, obispo de Neiva, calificó de censurable el acto, pero reconoció que el sacerdote pidió perdón a la comunidad. “Creo que hace lo justo. Como padre pastor yo no soy juez, debo llamar la atención y condenar siempre el pecado, pero absolver al pecador arrepentido”, añadió monseñor Casas.

Señaló además que el padre Morales lo llamó este martes para manifestarle arrepentimiento por su acto. “Ante el hecho yo no le puedo decir ‘tranquilo’. Le dije que enfrentara la situación, que aceptara su error, pero hay que seguir adelante. Lo peor que alguien puede hacer es no poner la cara, él lo hizo. Me parece que estuvo bien”, dijo Casas.

El Obispo de Neiva reconoció que la sociedad espera de los miembros de la Iglesia que sean mejores ciudadanos, pero dijo que tampoco hay que rasgarse las vestiduras por un error como el del sacerdote Morales. “Hay que reprobarlo, pero a su vez esto nos invita a que Colombia sea más sensible a las normas de toda índole y nosotros debemos ser los primeros en cumplirlas”, agregó.

Pese a las disculpas del padre, las críticas no han cesado para la Iglesia tras publicarse el video. Monseñor Casas reiteró que el sacerdote Morales ya no es de la Diócesis de Neiva, pero que si fuera dependiente de ella lo llamaría y lo invitaría a reflexionar. “Eso nos sirve a todos, porque viendo los errores de los demás se da cuenta que puede caer en lo mismo. Hay que aprender de esas situaciones para no repetirlas”, agregó Monseñor.

El jerarca lamentó que por errores de los sacerdotes le quieren quitar a la Iglesia la autoridad moral. “Yo digo una frase: ‘A veces la debilidad del justo es el mejor escenario para el gozo del malvado’. En ocasiones se magnifican los hechos, pero ni más faltaba que yo salga a decir que lo que hizo el sacerdote en Medellín está bien. Si hay personas que cumplimos las normas somos los sacerdotes, aunque hay fallas, pero la sociedad colombiana es supremamente dura con nosotros ante cualquier error”, señaló.

VIDA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.