Café colombiano tomó impulso por caída de producción en Brasil

Café colombiano tomó impulso por caída de producción en Brasil

Menor producción, productividad y área sembrada en el país vecino estimuló precios.

notitle
18 de agosto 2015 , 08:14 p.m.

Para este año civil, la cosecha cafetera brasileña será de 44,2 millones de sacos, reportó la Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab), una empresa estatal encargada de varios asuntos del sector agropecuario.

Así, se disipan las dudas acerca de este tema, uno de los más controvertidos en el mercado mundial cafetero, pues las cifras de ese país siempre han sido confusas, en la medida en que muchos actores (analistas y bancos de inversión, entre otros) las reportan.

Esta situación, negativa para Brasil, termina favoreciendo a Colombia, pues el precio de los cafés suaves (del cual el colombiano es una alta proporción) ha marcado tendencia al alza. Al cierre de este martes, el precio mundial fue de 1,55 dólares por libra.

Ahora, siendo, entonces, oficiales las cifras de Conab, se tiene que, frente a la producción del 2014, esta caerá en 2,4 por ciento.

Para el año cafetero de ese país, que va de abril a marzo del año siguiente, las previsiones oscilan entre 52,4 y 40,3 millones de sacos, “una diferencia de casi el total de la producción colombiana", dice un reporte entregado a EL TIEMPO por Marco Antonio Jacob, cultivador de café y corredor de bolsa.

Ahora, las precisiones del analista coinciden con las del director de la Organización Internacional del Café (OIC), Robério Oliveira Silva, quien indicó que la producción de ese país mermó debido a que desde enero del 2014 se presentaron condiciones climáticas desfavorables, principalmente en las regiones de mayor producción del grano (particularmente de robusta); estas se prolongaron hasta febrero del 2015.

Las consecuencias de estas contingencias climáticas están viéndose con una pérdida de entre el 30 y el 50 por ciento en la producción de café robusta en las zonas de Espíritu Santo y del Sur de Bahía.

“La preocupación en torno a la producción del Brasil se calmó en gran parte, aunque algunos informes internos reiteraron que se podrían estar aún sintiendo en la cosecha los efectos de la sequía del año pasado.

“Esto podría resultar en un tamaño más pequeño del grano, y con ello disminuiría la producción general”, indicó el director de la OIC.

Así las cosas, las condiciones climáticas adversas han sido fundamentales en la merma de la caficultura de Brasil, pues los tres indicadores reportados por la Conab (área sembrada, producción y productividad) están a la baja.

Sin embargo, reconoce la OIC, las exportaciones brasileñas siguen creciendo porque hay suficientes inventarios, y han sido alentadas por la continua depreciación de la moneda local.

El consumo creció 2,3 %

El consumo mundial de café sumó 149,1 millones de sacos, indicó la OIC, cifra que indica, en los análisis de la entidad, un crecimiento anual promedio de 2,3 por ciento desde el 2011.

Se destaca que, por ejemplo, los mayores crecimientos promedio de los últimos cuatro años se registran en los países emergentes y en los exportadores, con ritmos de 4,9 y 2,5 respectivamente.

El crecimiento del consumo es menor en los mercados tradicionales, con promedio de 1,5 por ciento.

JUAN CARLOS DOMÍNGUEZ
Redacción de Economía y Negocios

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.