La salud se tomó las calles de Medellín

La salud se tomó las calles de Medellín

Pacientes, representantes de clínicas y personal médico marcharon pese a disturbios.

notitle
18 de agosto 2015 , 08:07 p. m.

La marcha del sector de la salud se inició hacia las 10:15 a.m. en el Parque de los Deseos y continúa por la Avenida Oriental, pese a disturbios presentados.

Cerca de 4.000 personas entre trabajadores, estudiantes, pacientes y proveedores participan en ella.

María Alejandra, estudiante de medicina de la Universidad de Antioquia dice que participa porque conoce la realidad de las EPS, “Tienen arruinados no solo los hospitales sino los pacientes que son los que están sufriendo las repercusiones de todo esto” agregó. Para ella, todos son pacientes y están luchando por un derecho fundamental.

Por su lado, Leopoldo Giraldo, gerente del Hospital General de Medellín explicó que la crisis hospitalaria es un proceso de hace varios años, en el que se han buscado soluciones históricas y han salido normas. “El problema es que la cartera en los hospitales está creciendo, hay instituciones de salud que están cerrando los servicios por falta de liquidez”, comentó.

Para Giraldo, el Gobierno tomó medidas que en su momento han sido importantes pero no han solucionado el problema.

Con la marcha, se busca sentar una voz de protesta ante la situación, enfatizan en que “la salud es un derecho fundamental que se tiene que garantizar”.

Los actores de la salud en Antioquia coinciden en que el sistema requiere una mayor inyección de recursos para salir de su crisis.

Según Luis Guillermo Saldarriaga, director administrativo del Hospital Pablo Tobón Uribe, y uno de los voceros de la Alianza Somos 14 más Uno, que representa a las clínicas con más pacientes en el Área Metropolitana, Rionegro y La Ceja, hay una verdadera preocupación en el sector, ya que los recursos de las instituciones no alcanzan a atender las obligaciones del día a día y el flujo de los recursos es excesivamente lento.

“Con un panorama así, los hospitales van cerrando servicios selectivos, y a la final lo que ocurre es un deterioro grande en la calidad”, dijo, y agregó que a los 17 miembros de la Alianza les deben cerca de 1,5 billón de pesos y, mientras las EPS tardan 203 días en pagar los servicio a estas instituciones, que pese a la falta de recursos no pueden frenar el sostenimiento de proveedores, médicos, alimentación, combustible y medicamentos.

La situación ya ha motivado en el último mes a dos plantones de la salud frente a las instalaciones de las principales clínicas de la ciudad, y hoy comisiones de diferentes entidades de salud públicas y privadas del departamento, así como asociaciones de pacientes y estudiantes de áreas relacionadas con la salud, participarán de la Marcha Nacional por la Salud de los Colombianos.

“El ministro de Salud ha propuesto varias fórmulas, como el giro directo y la compra de cartera. Lo agradecemos, pero la verdad es que esos recursos no son suficientes”, continuó el vocero y añadió que para el caso del Hospital Pablo Tobón Uribe, el giro directo anunciado por el Gobierno Nacional apenas representa el 30 por ciento de lo que facturan con el Régimen Subsidiado, mientras la compra de cartera, que estaba anunciada para julio, se pospuso para este 20 de agosto.

Sobre el plan de choque propuesto hace algunos días por el ministro Alejandro Gaviria para adicionar recursos al sistema y ejercer un control más transparente de los giros, la Alianza Somos 14 más Uno solicitó una revisión por considerar “insuficiente” el paquete de siete medidas.

Al respecto, Juan Edgar Marín, gerente de Contratación y Adquisición de la IPS Universitaria y otro de los voceros de la Alianza, dice que “el Gobierno reconoce las omisiones en las que ha incurrido la Superintendencia y busca enmendarlas, pero no se introducen herramientas sancionatorias ni se fortalecen las actuales”.

Más allá de esto, a Marín le preocupa que la IPS Universitaria tenga quecerrar nuevos quirófanos (ya van tres) y camas (como ya ocurrió con 10), ya que las EPS le deben 307.000 millones de pesos, la suma más alta dentro del listado de instituciones afectadas por la deuda hospitalaria en el departamento, que incrementó de forma importante durante el primer semestre del 2015.

A proveedores de la salud aún no les pagan deudas

El sistema de salud funciona con recursos para una oferta de pacientes y servicios, pero en la actualidad la oferta supera los recursos financieros asignados por el Gobierno.

De esta forma, las EPS se quedan sin músculo para pagar a las clínicas y hospitales, y estos a su vez tardan un promedio de 100 días en pagarles a sus proveedores.

Esteban Bustamante, director de Fedsalud, que contrata a personal médico para 29 clínicas y hospitales del área Metropolitana, dice que tienen carteras de hasta siete meses con hospitales de Medellín.

Hasta hace un mes, la empresa lograba sostenerse con recursos propios, pero advertía que llegaría el punto en que tendrán que restringir el pago de la nómina.

El momento llegó y Fedsalud tuvo que acudir a créditos bancarios para pagarle a su personal, unos 5.000 trabajadores de la salud tan solo en Medellín y sus municipios vecinos.

Lo mismo ha tenido que hacer Cesar Vallejo, dueño de Tecnilava, una empresa que descontamina las prendas hospitalarias del 70 por ciento de clínicas de Medellín y sin la cual habría una crisis sanitaria enorme.

MEDELLÍN
#ELTIEMPOMedellín

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.