La Macarena se pinta y da ejemplo de trabajo comunitario

La Macarena se pinta y da ejemplo de trabajo comunitario

Inspirados en colores de Caño Cristales, más de 1.200 casas son pintadas en este municipio del Meta.

18 de agosto 2015 , 08:01 p. m.

Una iniciativa promovida por la firma Pintuco, la Fundación Orbis y la gobernación del Meta, a través del Instituto de Turismo, le dará un vuelco a la vida del municipio de La Macarena.

El proyecto, denominado ‘La Macarena, remanso de colores’, busca que la misma comunidad pinte las 1.200 fachadas de las viviendas del municipio, así como las de las instituciones oficiales, iglesias, hospital y otras entidades.

Además, el arquitecto Jaime Covelli, uno de los abanderados del proyecto, agregó que también se pretende preparar La Macarena para recibir el turismo como complemento al atractivo de Caño Cristales, que está incluido como una de las 25 experiencias únicas de turismo que Colombia promociona actualmente en las principales ferias turísticas del mundo.

El proyecto, que se ‘maduró’ durante dos años para concretar el apoyo de Pintuco y la gobernación, inició su fase definitiva el primero de julio con el trabajo social y operativo en campo en el municipio de La Macarena, de un grupo interdisciplinario de la Corporación Tierra SOS.

El proceso

Alejandra Gallego, coordinadora del trabajo que ejecuta Tierra SOS en La Macarena, explicó que lo más complejo de la socialización con la comunidad fue convencer a los habitantes de la transparencia del proyecto y de que no tenía ningún vínculo ni con empresas petroleras ni con campañas políticas.

“La gente nos decía que ya estaba cansada de que les hicieran tantas promesas y no les cumplieran”, sostuvo, y agregó que por ello fue necesario hacer un trabajo casa por casa en los ocho barrios del municipio, para explicarles los detalles del proyecto y estar haciendo permanentemente actividades para generar confianza y credibilidad en lo que se pretendía hacer.

Para la escogencia de los colores con los que se están pintando las fachadas, se hizo un ejercicio democrático en el polideportivo municipal, en el que participaron más de 1.000 personas votando para finalmente concertar los cinco colores que caracterizan a Caño Cristales –magenta, turquesa (oceánico), verde primaveral, amarillo otoñal y naranja–.

Las labores de pintura comenzaron con una capacitación por parte de personal experto a la comunidad y a 74 estudiantes de Grado 11 del Colegio Nuestra Señora de La Macarena, quienes se han empoderado y son ‘motor’ importante en la pintada diaria de las fachadas, cuyas labores operativas comenzaron el pasado 9 de agosto.
Según los coordinadores de Tierra SOS, se espera que a finales de agosto el avance del proyecto llegue al 70 por ciento, y que esté terminado y siendo entregado formalmente a finales de septiembre.

Las cifras de la iniciativa

Cerca de 1.250 fachadas de inmuebles (entre casas y sedes institucionales) se pintarán en La Macarena, para las que se destinarán 5.400 galones de pintura, de los cuales, a la fecha se han entregado 1.200.
Sin cuantificar la mano de obra, que aportan los habitantes del municipio, se estima que el proyecto vale 500 millones de pesos, más otros 120 millones del transporte aéreo de la pintura, que realiza la Fuerza Aérea Colombiana (FAC).

Proyecto social para mejorar el nivel de vida

Jairo Jiménez, director de Tierra SOS, destacó que la pintura es la excusa para iniciar procesos de integración comunitaria y generar valores y transformaciones en las gentes de La Macarena; y que el proyecto tiene implícito un componente de reconciliación y contribución a la paz.

Por su parte, Alejandra Gallego, afirmó que “ellos (los habitantes) se han demostrado que son capaces de tomar decisiones en comunidad y el respeto que deben tener por esas decisiones. Además, se está generando sentido de integración entre vecinos y de apoyo para que todos mejoren sus viviendas”.

Resaltó también que lo anterior va a mejorar la calidad de vida de los habitantes de La Macarena y generar identidad hacia su municipio, con lo cual se busca que el proyecto tenga sostenibilidad entre ellos.

Testimonios positivos

Tatiana López, de 16 años, quien junto con su compañera de Grado 11 Julieth Parada, también de 16, le ayudan a una vecina de 75 años a pintar la fachada de su casa de madera, habla con entusiasmo.

“Todos los compañeros del curso estamos súper animados y súper comprometidos para ayudar y también para nuestro beneficio, porque si logramos una meta de puntos, nos darán la pintura para darle de regalo de grado al colegio la pintada de la cancha del polideportivo”, sostuvo.

Mientras, Elsy García, una vallecaucana que lleva más de 40 años en La Macarena, no cabía de la dicha. Su casa fue la primera a la que se le pintó la fachada. “Me encantó, ese era el color que quería. Va a ser muy chévere cuando todo el pueblo esté pintado”, dijo con una amplia sonrisa.

Algo más discreta, pero igual de contenta, Nelly Rubio, observaba cómo su pequeño hija de 9 años ayudaba a pintar de azul la fachada de su casa, antes de alistarse para ir al colegio.

LLANO SIE7EDÍAS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.