¿Por qué vivimos tranquilos con tanto plagio en la Red? Análisis

¿Por qué vivimos tranquilos con tanto plagio en la Red? Análisis

Plagio de ideas sigue rampante en la red de los 140 caracteres. Lo denuncian, pero nadie lo detiene.

18 de agosto 2015 , 12:15 a.m.

En Twitter lo toman en chiste. Es más, quien se queja por el robo de un trino “es un idiota”. Y es una lástima. Con el auge de internet, más la pereza, el poco sentido de respeto y la cultura ‘google’ de nuestras nuevas generaciones (todo lo que encuentro en internet es gratis), han sido los ingredientes justos para la creación de la nefasta cultura del plagio.

Copiar y usar como propio contenidos que circulan en la red. ¿Sabían ustedes que uno de los sitios de mayor tráfico en Colombia es ‘El rincón del vago’? Que, como no, ofrece trabajos escolares y universitarios para que sean copiados y presentados como propios. Hasta Senadores han caído en su ‘servicio’ y usado esos contenidos en sus proyectos de ley.

Desde esta tribuna les puedo revelar que a diario en las principales emisoras radiales toman nuestro periódico, en papel o digital, y leen como propias las noticias y contenidos. Lo raro es que nos den el crédito. Tomen un titular de Tecnósfera y googléenlo. Verán la cantidad de medios que usan nuestras notas, una vez más, sin crédito.

Descubra cómo saber si un texto es plagiado de internet.

Y es común ver a diario cómo muchas personas se quejan (nos quejamos) cuando se nos roban contenidos, trinos, cosas que parecieran sencillas pero que para quienes los crearon suponen algo molesto y triste. Tambièn hay casos de robo de grandes investigaciones, contenidos profundos.

Pese a que Twitter ofrece desde su nacimiento la función del retrino (RT o retweet) que precisamente permite a la gente republicar un contenido, con su fuente de origen, por valioso o chistoso, hay personas que deciden copiarlos y pegarlos como propios. No por nada esta red social decidió comenzar por algo: borrar los trinos robados (de chistes). Aplaudo la iniciativa, ese primer paso, que ojalá se extienda a toda clase de trino.

¿Por qué es tan rampante esta práctica de robo intelectual? Pero aún, ¿por qué somos ‘idiotas’ los que pensamos que eso está mal y hay que denunciarlo?

¿La razón del plagio? Ganar seguidores. O lectores. Visitantes únicos, clics, en fin, cualquiera de las medidas de ‘éxito’ que marcan esta era digital y por las cuales han nacido tantas deformaciones a la ética. El contenido original es el oro negro de esta era. Y su principal enemigo es el plagiador, seres de poca altura moral que vibran con la adrenalina que supone robar buen contenido a los idiotas que lo producen.

¿Qué opinan ustedes de este fenòmeno? ¿Está bien que el contenido sea copiado sin crédito por "estar en internet"? Gracias por su opiniòn.

JOSÉ CARLOS GARCÍA R.
@JoseCarlosTecno en Twitter

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.