Candidatos

Candidatos

Bogotá necesita con urgencia trabajo y gestión. No más movilizaciones de balcón.

notitle
17 de agosto 2015 , 09:06 p.m.

Nunca he creído que los columnistas –mal llamados líderes de opinión– tengan incidencia alguna en el devenir político. Y no la tienen porque, para empezar, es muy poca la gente que los lee. La política, desde siempre, se la juega en otros lares. Sin embargo, he decidido dejar por escrito mi opinión sobre algunos candidatos a la alcaldía de Bogotá, aquellos que tienen las mayores probabilidades de reemplazar al inepto balconero Petro de Alcocer.

Para empezar, debo resaltar que no me convence ninguno de los partidos que apoyan a los cuatro candidatos más opcionados o, no sobra decirlo, ninguno de los mal llamados partidos políticos de Colombia. Ni el cavernario Partido Liberal de Pardo; para nada el oscuro partido de Vargas Lleras, que apoya a Peñalosa; menos aún el oscuro y bélico Centro Democrático, de Pachito; y nada que decir del Polo, de Clara López, que ha sido el causante del desastre que vive hoy la capital.

De tal manera, no hay de otra que escoger candidato pensando exclusivamente en sus calidades personales. Pardo puede ser un buen tipo, pero dudo de sus capacidades para dirigir el camino de reconstrucción que tiene por delante. Nunca se destacó en ninguno de los cargos que ha asumido. En cuanto a Clara López, creo que ella misma se descalificó tras su paso por la Alcaldía del funesto Samuel Moreno en calidad de Secretaria General al no haber visto nada de lo que ocurría ‘a sus espaldas’. En cuanto a Francisco Santos, sencillamente considero que no da la talla en ningún aspecto. Me resta Peñalosa, de quien se dice, no sin razón, que es un analfabeta político. Lo es, pero ahí veo una de sus virtudes. Su estupidez política no refleja su inteligencia urbana. Y lo que Bogotá requiere es un alcalde que conozca la ciudad, con proyectos claros y con la capacidad y la determinación de llevarlos a cabo. Bogotá necesita con urgencia trabajo y gestión. No más movilizaciones de balcón.

Gerenciar, ejecutar, transformar, invertir, ahorrar y no politiquear. Seis verbos a los que nos tenían acostumbrados las administraciones de Jaime Castro, Enrique Peñalosa y Antanas Mockus se fueron al traste en los últimos 12 años de socialhablamierdismo. Logros como el espacio público, la cultura ciudadana y la seguridad; avances en el transporte público y en la educación por concesión son ejemplos de lo que Peñalosa puede hacer por la ciudad.

MAURICIO POMBO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.