Cinco años transformando entornos a través de la cámara

Cinco años transformando entornos a través de la cámara

Fundación Arts Collegium celebra sus cinco años de creación acercado a comunidades a la fotografía.

notitle
17 de agosto 2015 , 07:39 p.m.

Por ahí dicen que para lograr algo hay que imaginarlo tal y como se quiere; soñarlo. Luego, sin darle tantas largas al asunto, se debe pasar a los hechos.

Con esa misma lógica, en el 2010, la pintora Claudia Ruiz decidió dar un paso más para que en el ejercicio de imaginarse una Colombia distinta sus ideales empezaran a dar visos de realidad.

Fue entonces cuando creó la Fundación Arts Collegium, una entidad sin ánimo de lucro que propicia diversos espacios para que, a través de la fotografía, grandes y chicos de zonas rurales sean capaces de interpretar realidades, transformar su entorno y construir sociedad.

Este mes, la Fundación cumple cinco años de actividades. Una fecha importante que en municipios cundinamarqueses como Sopó, Villapinzón, Guasca, Guatavita y Cogua no pasará desapercibida, pues hasta allí ha llegado este proyecto para capturar paisajes, exaltar costumbres y perpetuar realidades con la fotografía.

Muchos de los habitantes de estos territorios y municipios han afirmado el sentido de pertenencia a su lugar de origen y han encontrado en el arte una herramienta de reflexión social y personal.

Talleres, salidas de campo y exposiciones han hecho parte de la agenda diaria de quienes pertenecen a este proyecto, cuyos frutos han tenido eco en museos, bibliotecas, universidades, casas de cultura y revistas.

Incluso, los trabajos fotográficos realizados por los beneficiarios de la Fundación han llegado al exterior y este año llegarán a Europa, exactamente a Italia.

La Fundación Arts Collegium ha contado con el apoyo del Ministerio de Cultura, de las alcaldías de Sopó y Villapinzón y del programa ‘Mensajeros de vida’. Cada vez son más los actores de este proceso de reconocimiento social a través del arte.

El ejercicio diario de inspeccionar el mundo a través de la lente ha hecho a muchos más sensibles y detallistas.

Como le ocurrió a Daniela Olarte, de 15 años, quien asegura que, “La fotografía tocó mi corazón y estimuló mi ser. Ahora veo el mundo diferente y una fotografía en donde todos ven una simple gota de agua”. Y agrega: “Ahora la fotografía, el avistamiento y el estudio de las aves, especialmente rapaces, son sin duda una parte muy importante en mi vida”.

www.fundacionartscollegium.org

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.