Universidades se unen para incluir equidad de género en acreditación

Universidades se unen para incluir equidad de género en acreditación

Con ello se combatirían los estereotipos sexistas que tienen algunos programas educativos.

notitle
16 de agosto 2015 , 10:29 p.m.

“Los diseñadores industriales no son suficientemente hombres para ser ingenieros ni suficientemente maricas para ser diseñadores de modas”. Categórica y contundente fue esta frase, como lo fueron otras más pronunciadas por estudiantes, funcionarios y profesores de cuatro universidades del país, quienes se dieron a la tarea de reflexionar sobre las violencias y discriminaciones en sus contextos. Su objetivo era saber cómo se interiorizan estereotipos y discursos que no reconocen la diferencia para buscar la forma de transformarlos y de esa manera elevar la calidad de la educación.

“El que llegue de último es una niña”, “Yo no los discrimino, pero no tendría un amigo gay”, fueron otras de las frases que se escucharon en las actividades de diagnóstico y sensibilización realizadas por las universidades Central, Industrial de Santander (UIS), Autónoma de Colombia y Nacional de Colombia, con el fin de identificar casos de sexismo, racismo, clasismo y homofobia, entre otros.

Las cuatro instituciones educativas conformaron el proyecto Fortalecimiento de la Equidad de Género en la Educación Superior (Feges), que contó con la financiación de la Organización Neerlandesa de Cooperación Internacional en Educación Superior (Nuffic), de los Países Bajos, y la asesoría de MDF Training & Consultancy y la Universidad Utrecht, también de Holanda.

“Las universidades asumimos que debemos estudiar lo que pasa fuera, pero no solemos mirar qué está pasando con los problemas de discriminación dentro de nuestras instituciones”, explicó Lya Yaneth Fuentes, quien ejerció la dirección de Feges desde la Central.

Los hallazgos

En la tarea de conocer cómo estaban en el enfoque diferencial, con énfasis en género, las universidades revisaron sus estadísticas de matrícula y contratación de personal administrativo y docente. Evidenciaron que la equidad de género tanto en el área administrativa como de profesores era desproporcionada, y que había unas carreras con mayor número de estudiantes hombres y otras con mayor número de mujeres.

La realidad de las cuatro universidades coincidía con la tendencia en la educación superior de Latinoamérica: de cada 100 docentes 31 son mujeres, es decir solo la tercera parte. De igual forma, las docentes no son la población que más formación doctoral tiene ni la que cuenta con contratos indefinidos. En cuanto al personal administrativo femenino, es la mayoría en esta área y tiene nivel de asistencia.

En el caso de la población estudiantil, encontraron que seguían la tendencia que muestra el Sistema Nacional de Información de la Educación Superior (Snies), excepto la Universidad Nacional. Según el Snies 2014, entre el 2002 y el 2012 la matrícula femenina se mantuvo entre 51 y 52 por ciento. En contraste, en la Nacional de Colombia desde el 2006 ha venido bajando el número de estudiantes matriculadas. Mientras que en 1997 las mujeres matriculadas eran el 47 por ciento, en la actualidad se ha reducido al 36 por ciento.

Por otro lado, hallaron que las mujeres tienden a concentrarse en los programas de pregrado y en las especializaciones, mientras que disminuye su presencia en maestrías y doctorados.

Así mismo, se mantiene la feminización de algunos programas, especialmente del área de la salud: Nutrición, Fisioterapia, Enfermería y Odontología, así como en ciencias sociales: Educación, Trabajo Social y Comunicación Social. Así mismo se han ido feminizando unos de ciencias económicas, como es el caso de Administración, Contaduría y Relaciones Económicas Internacionales.

El fenómeno contrario también se da. Existen carreras masculinizadas como Ingeniería, especialmente la mecánica, electrónica, eléctrica y Sistemas, pero en Ingeniería ambiental e industrial el porcentaje que más se matricula se inclina a las mujeres. Programas como Filosofía, Estudios Musicales e Historia tienen como mayoría a los hombres.

Para contrarrestar esta situación, las universidades decidieron realizar procesos de formación y, además de esto, lograron impactos en la política interna de sus instituciones.

Uno de los objetivos de Feges fue avanzar en la construcción de una propuesta para la inclusión de la categoría de género en los procesos de evaluación y acreditación de las universidades.

‘Los programas no deberían tener sexo’

Las coordinadoras del proyecto Feges en las distintas universidades advirtieron la necesidad de actuar de manera inmediata para avanzar en el tema de equidad. “Los programas no deberían tener sexo”, dice Raquel Méndez Villamizar, coordinadora en la Universidad Industrial de Santander. Para ella, las instituciones “deben asumir la responsabilidad que tienen como generadoras de cambio social. No es posible que la sociedad cambie si las universidades no cuecen esos cambios al interior. Quienes estudian hoy serán los futuros tomadores de decisiones, y si no tienen el enfoque diferencial como impronta en su quehacer profesional se va dificultar la transformación de la realidad de discriminación y violencia”.

De la misma manera, Nayibe Peña, coordinadora de Feges en la Universidad Autónoma de Colombia, dice que hay que preguntarse “a qué tipo de desventajas e inequidades se enfrentan los estudiantes hombres que se atreven a cursar un programa feminizado y viceversa”.

ÁNGELA CONSTANZA JEREZ*
Especial para EL TIEMPO
* Periodista especializada en responsabilidad y desarrollo, y candidata a magíster en Desarrollo, de la Universidad de los Andes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.