¿Por qué están peleando otra vez el Presidente y el Procurador?

¿Por qué están peleando otra vez el Presidente y el Procurador?

Santos y Ordóñez chocan de nuevo, pero esta vez es por la reforma al Código Disciplinario.

notitle
15 de agosto 2015 , 09:08 p. m.

Un nuevo frente de discusión ideológica se abrió entre el presidente Juan Manuel Santos –de tendencia liberal– y el procurador Alejandro Ordóñez –de estructura conservadora– por cuenta de las objeciones que se le hicieron a la reforma del Código Disciplinario.

El eje central del naciente escenario de confrontación entre estos dos antagonistas políticos es la sanción de hasta 20 años de inhabilidad que se le puede imponer a un funcionario público por consumir “sustancias prohibidas” en lugares públicos, la cual se puede aplicar porque esa situación es catalogada como una falta gravísima, lo que la equipara –por ejemplo– con una masacre.

Eso está vigente en el marco normativo colombiano y quedó ratificado en la reforma del Código Disciplinario que el procurador Ordóñez, junto al defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, impulsó en el Congreso.

Santos, en las objeciones que le hizo al proyecto, y que fueron reveladas esta semana por EL TIEMPO, calificó esa medida como desproporcionada, pues “no es lo mismo consumir alucinógenos en el sitio de trabajo (lo cual sí es sancionable) que hacerlo el domingo en un parque”.

El Jefe de Estado, además, le recordó al Procurador que ese tipo de situaciones han sido salvaguardadas por los altos tribunales como “una forma de ejercicio del derecho al libre desarrollo de la personalidad”, e insistió en su tesis de la desproporcionalidad al afirmar que “no es lo mismo fumar marihuana en un parque, un domingo, que un genocidio”.

Estas tesis siguen la misma línea liberal que Santos ha mantenido en este tipo de temas. Incluso, contrario al jefe del Ministerio Público, se ha mostrado a favor de la despenalización de la droga siempre y cuando se dé un acuerdo multilateral. De hecho, ha promovido ese debate.

Estas posturas y las objeciones a su reforma, por supuesto, no le gustaron a Ordóñez, quien no solo ratificó su planteamiento de que no se pueden reducir los castigos, sino que calificó como equivocados los argumentos de Santos.

Acudiré personalmente al Congreso para controvertir las objeciones que el señor Presidente ha propuesto y la carencia de fundamento que tienen”, respondió el Procurador.

Esta es una forma de Ordóñez de ser fiel a sus convicciones conservadoras, que lo han distanciado de Santos en otros temas como el matrimonio gay, el aborto y la adopción por parte de parejas del mismo sexo. Mientras en la Casa de Nariño ven esto con buenos ojos, en la actual Procuraduría se oponen rotundamente. Además, y lo han controvertido públicamente, los dos tienen posturas diametralmente opuestas sobre el proceso de paz con las Farc.
Congreso, de árbitro

Esta nueva disputa, por cuenta de las objeciones a la reforma del Código Disciplinario, tendrá un escenario distinto para dirimirse, pues ahora el Congreso tendrá que hacer de árbitro.

El Legislativo solo tiene dos posibilidades: o aceptar las objeciones de Santos y ponerse del lado de la Casa de Nariño, o negar las objeciones y, como pasó durante el trámite de la iniciativa, ponerse del lado del Procurador. En este último escenario, el proyecto pasaría a la Corte Constitucional para que determine su viabilidad.

Los presidentes del Senado, Luis Fernando Velasco (liberal), y de Cámara, Alfredo Deluque (‘la U’), ya conformaron las comisiones que estudiarán las posturas de Santos y Ordóñez, y se espera que estas rindan su informe a las plenarias esta semana.

Este diario supo que el Gobierno se está moviendo con fuerza para que se respalde la tesis de Santos, ya que no quiere dar la impresión de que perdió el control del Congreso, y menos en un pulso con el Procurador. Claro que Ordóñez, quien tiene una fuerte influencia en el Capitolio, también está dando la pelea por ganar el pulso.

Deluque, el presidente la Cámara, anticipó que la postura de la Procuraduría que cataloga como falta gravísima el consumo de sustancias prohibidas por parte de funcionarios públicos “es inconstitucional”, por lo que se respaldará la tesis de Palacio.

Y el senador de ‘la U’ Armando Benedetti puntualizó –frente a ese tema– que “le vamos a dar la razón a Santos, porque lo contrario es un exabrupto”.

En total, la Casa de Nariño hizo 8 objeciones por inconstitucionalidad o inconveniencia, y la reforma del Código Disciplinario contiene 265 artículos.

El conservador Eduardo Enríquez Maya explicó que lo relacionado con el consumo se puede discutir, pero advirtió que “esta reforma tiene muchos y muy importantes temas, por lo que no se puede reducir el debate a un solo aspecto”.

Jaime Amín, del Centro Democrático, dijo que la revisión de las observaciones de Santos se hará “bajo el parámetro de que el funcionario debe mantener una conducto impecable”.

No será un debate sencillo, pues, quiéranlo o no, los senadores y representantes deberán tomar partido en este nuevo choque ideológico entre Santos y Ordóñez, que, más allá de lo político, también toca temas de libertades personales y los alcances del control que puede ejercer el Estado sobre las personas que trabajan para él.

Ahora bien, para nadie es un secreto que los conservadores ven al Procurador como una eventual carta presidencial para el 2018, y, como todo mandatario, Santos aspira a que quien lo suceda comparta sus posturas. Por eso, este nuevo pulso servirá para medir quién puede tener más influencia en el Congreso, clave en materia electoral en cualquier elección.

DANIEL VALERO
Redacción Política

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.