Sin remedio, separación de basuras en calle

Sin remedio, separación de basuras en calle

La Uaesp asegura que avanza en un plan para organizar a la población de recicladores en la ciudad.

notitle
13 de agosto 2015 , 03:58 p.m.

En la calle y en medio de cartones, vidrio, plástico y carretas ha sido la forma en la que tradicionalmente la población recicladora de la ciudad ha desempeñado su trabajo.

En la actualidad, el panorama no ha cambiado mucho, pero sí se ha vuelto cada vez más visible, esto en sectores de Chapinero como la carrera 11 con 85 y la carrera 15 con 93A; en Usaquén, en la calle 164, entre calles 18 y 19 o en las riberas de los canales El Cedro y Torca, y en Suba, en la Autonorte con 127 y 116.

Según vecinos de dichas zonas, en algunos puntos el ruido que realizan a la hora de hacer la separación, la aparición de roedores -debido al abandono de basuras luego de realizada la selección de material en calle-, la incorrecta manipulación de las basuras (pues algunos las escarban y rompen buscando elementos aprovechables), generan caos. Líderes de Chapinero señalan que al Distrito se le ha pedido en innumerables ocasiones organizar a esta población y lograr que tengan un espacio digno para realizar su trabajo.

"No entiendo por qué no les hacen un lugar decente; esta gente trabaja a 'sol y sombra', no tienen nada. Sufren mucho", comentó Salomón Parra, vecino de El Retiro. Pedro Ibáñez, vecino del barrio Las Villas, también señaló que una solución es coordinar con los recolectores para "que recojan el material reciclable en puntos establecidos".

Sin embargo, la problemática es mucho más compleja, pues el Distrito en cabeza de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp) tiene por orden de la Corte Constitucional, desde el 2003, incorporar dentro del proceso de estructuración y organización del servicio público de aseo a la población recicladora.

De acuerdo con Ruth Quevedo, subdirectora de aprovechamiento de la Uaesp, desde entonces se trabaja en un proceso para garantizarles a los recolectores el acceso seguro a materiales reciclables, el mínimo vital, dignificar su actividad y mejorar sus ingresos, entre otros.

Otras acciones que se emprendieron para ese gran cambio de inclusión fue capacitar a la ciudad para que reciclara, por lo que se creó Basura Cero y se dio inicio a los comparendos ambientales. Según Quevedo, la construcción del plan -que es vigilado por la Procuraduría General de la Nación y que se encuentra en un régimen transitorio hasta que se adjudique el nuevo sistema de aseo- al corto plazo tiene un cumplimiento del 90 por ciento.

Pero el problema de la recolección en calle no se ha podido solucionar debido a la suspensión del POT que propuso esta administración, en el cual se permitían los usos del suelo destinados para parques de aprovechamiento, centros de reciclaje o centros de acopio, clasificación, pesaje y de comercialización de los materiales.

"Bogotá debe y requiere infraestructuras para hacer posible la logística de los materiales que no se van a enterrar, sino que se venderán a la industria. En este momento no existe la garantía para implantar esos lugares", explicó Quevedo.

José Martín Rojas, reciclador desde hace 14 años y que trabaja entre las calles 80 y la 87, asegura que ellos siguen realizando, como se ha hecho de forma tradicional, la separación en calle, pues no existen los parques de reciclaje. "Vienen prometiéndolo desde hace un año y no pasa nada. Nos quieren sacar de trabajar en la calle, pero tampoco solucionan", aseguró.

En Suba, por ahora, no existen zonas autorizadas para poner bodegas de reciclaje, lo que "profundiza la necesidad de los recicladores de encontrar espacios donde hacer una clasificación". En Chapinero y Usaquén la situación es igual, esto a pesar de que en estas localidades están ubicados los estratos más altos: los que más generan material reciclable. "Esta situación la vamos a superar cuando se tenga la infraestructura y cuando se desarrolle el esquema", aclaró Quevedo.

Por ahora, la construcción del plan avanza y la Uaesp tiene hasta diciembre para definirlo en compañía de la población recicladora. Algunos recicladores ven con buenos ojos la construcción de este plan, pues están siendo carnetizados, censados, organizados, pero señalan su preocupación sobre su continuidad. "Vienen prometiéndonos que nos sacarán de la calle y no pasa nada. No sabemos qué pasará ", aseguró José Martín Rojas, reciclador de Chapinero.

Detrás del éxito del centro de acopio de Toberín

Ubicado en el barrio Toberín, en la carrera 21 n.° 164-82, funciona uno de los pocos puntos legales de acopio y clasificación de basura en Bogotá.

Este lugar, adaptado dentro de una bodega pública del Distrito, recibe diariamente a más de cien vehículos y carretas cargadas de basura para reciclar, de la que luego se obtiene un aprovechamiento económico, según las toneladas de material captado.

De acuerdo con José Malagón, líder del centro, el éxito en su modelo de reciclaje se debe a varios factores. "El primero es la vinculación de recicladores independientes a la asociación, hecho que mejora la visibilidad de nuestra comunidad, la cual consideramos tan importante como los campesinos e indígenas".

Así mismo, el establecimiento de rutas para quienes realizan esta actividad en la calle es otro elemento que juega a favor de este centro de reciclaje. "Junto con la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp) definimos recorridos individuales para cada reciclador, con la promesa de que ninguno de ellos iba a generar desorden en las vías por donde trabajan", señaló Malagón.

Por último, la correcta reutilización de desechos reciclabes, como el cartón, ha generado en los recicladores de este punto una conciencia ecológica. "Protegemos al medioambiente. En vez de enterrar los desechos, acto que perjudica a la naturaleza, les damos un nuevo uso. Estamos conscientes de que el reciclaje es una tendencia mundial", agregó José.

Por ello, y gracias a la suma de todos estos elementos, el centro de acopio de Toberín ha logrado beneficiar a más de cuarenta familias de recicladores, quienes según Malagón, "se esfuerzan por mejorar su calidad de vida constantemente".

Redacción EL TIEMPO ZONA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.