Editorial: Los embajadores de la Fiscalía

Editorial: Los embajadores de la Fiscalía

El tiempo probará si los nuevos cargos en esta entidad contribuirán a la agilización de la justicia.

11 de agosto 2015 , 09:28 p. m.

Como lo dispuso la ley de 2014 que la reformó, la Fiscalía cuenta hoy en día con sus propios representantes –cabría decir, con sus propios embajadores– en algunos de los países más influyentes del mundo. Hasta el momento han sido enviados, en “misiones especiales”, los delegados del ente acusatorio en Alemania, España, Estados Unidos y Gran Bretaña. Se esperan muy pronto, pues así lo contempla la norma, dos nombramientos más. Podría decirse que ya ha terminado aquella era en la que el intercambio judicial era dispuesto por los cónsules o, para casos determinados, por enviados especiales de la propia entidad judicial.

Para los promotores de la idea, los nuevos cargos contribuirán a la agilización de la justicia que tanto ha estado reclamándose desde la ciudadanía. Más de un ilícito cometido en el país tiene ramificaciones internacionales, algo que ocurre con cada vez más frecuencia en este planeta globalizado.

En tiempos en los que la opinión suele escandalizarse, con razón, por los montos de los contratos que se celebran en las entidades oficiales, desde la Fiscalía se ha aclarado cuánto costará cada una de estas misiones semestrales. Las erogaciones no son menores y se tasan en los centenares de millones de pesos, lo cual ha ocasionado más de un debate entre quienes consideran que la justificación de semejante gasto no está plenamente sustentada. Más allá de la independencia que merece el poder judicial, también tiene la obligación de manejar con responsabilidad recursos que salen de los impuestos que pagamos los colombianos.

El tiempo probará a los escépticos y a los hastiados si esta nueva Fiscalía, que con la discutida reforma del año pasado y la ampliación de sus puestos de trabajo, se ha convertido en verdadero fortín burocrático, mejora sus índices de eficiencia y silencia con hechos a quienes ven con preocupación prácticas que suenan a exceso. Hasta que eso no suceda, los cuestionamientos sobre la creación de una especie de vara de premios, consistente en cargos en el exterior y sin que los procesos de selección sean del todo claros, seguirán teniendo vigencia.

editorial@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.