Herencia de Timbiquí trabaja para sonar más en nuestro país

Herencia de Timbiquí trabaja para sonar más en nuestro país

La agrupación del Pacífico lanza una edición especial de su álbum 'This is gozar'.

notitle
11 de agosto 2015 , 05:34 p.m.

El título del más reciente álbum de Herencia de Timbiquí surgió de una anécdota durante su primera gira internacional, en el 2010, en el Festival de Jazz de Montreux (Suiza).

“Estábamos en la mitad del concierto y uno de los cantantes se emocionó con el público: ‘This is Herencia, we’re from Colombia, this is baile... This is gozar’. A todos nos quedó sonando la última frase”, recuerda Cristhian Salgado, encargado de programaciones, piano y teclados, en el grupo oriundo del Pacífico colombiano.

Una edición especial de This is gozar, el cuarto disco de estudio de Herencia, acaba de ser lanzado, con todos los temas remasterizados e incluyendo tres canciones nuevas: Quiero cantarte, Qué pasa en mi casa (con Puerto Candelaria) y Amanecé, en una versión sin arreglos, tal como la tocaron en el Festival de Viña del Mar (Chile) 2013, donde obtuvieron la Gaviota de Plata por interpretación folclórica.

El álbum fue producido y mezclado por los mismos integrantes del grupo y por Pablo Gallego (que trabajó con el espectáculo caleño de salsa Delirio).

This is gozar incluye 16 cortes, marcados por los instrumentos típicos del litoral Pacífico –como la marimba de chonta, el cununo y el bombo (tambora)–, la mayoría de ellos bailables y algunos en ‘spanglish’ (como Afrika). Se destaca el bolero Sabrás, que denota la influencia musical de Alfonso Córdoba el ‘Brujo’ en los jóvenes de Timbiquí.
“La historia es la de un amor profundo, eterno. Es la canción que más impacto emocional ha tenido; la gente se identificó con este relato de un par de viejos que aún se aman”, agrega Salgado.

Herencia de Timbiquí lo integran 11 músicos de este municipio del Cauca. En el 2000 empezaron tocando música tradicional de su región, pero, con el tiempo, la fusionaron con instrumentos como saxo, trompeta, guitarra eléctrica y batería. Las letras de sus composiciones, la mayoría escritas por Begner Vásquez, también forman parte de la idiosincrasia de sus orígenes.

“Son un recuento de las vivencias de la gente del pueblo. Muchas de las canciones fueron escritas con cosas de la niñez, de la casa, y resulta que son temas con los que se identifica todo el mundo”, cuenta el músico.
Ya han tocado en vivo en 27 países. “Siempre nos tratan muy bien, nos hacen sentir como embajadores de Colombia. No hay experiencia mala”, cuenta. Sin embargo, y como suele suceder, la lucha de estos caucanos es local: “Ahora trabajamos para sonar más en Colombia, para que se escuche nuestra música aquí”.

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO
En Twitter: @s0f1c1ta

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.