Educación virtual

Educación virtual

Se debe estructurar de una forma totalmente diferente a como se hace con la enseñanza tradicional.

notitle
09 de agosto 2015 , 09:03 p.m.

La propuesta de Francisco Santos de implementar educación virtual en Bogotá es muy interesante y pondría a nuestra capital a la altura de lo que está sucediendo en otros países. Sin embargo, este tipo de educación se debe estructurar de una forma totalmente diferente a como se hace con la tradicional. Esto tiene que ver con los contenidos, los profesores y la forma como se evalúa a los estudiantes.

La tecnología ya existe. Las aplicaciones que se pueden instalar para que la educación virtual funcione bien están inventadas. Hay varias y de muy buena calidad y estructura, por lo que esto no debe preocupar.

Lo interesante, y que se debe mirar con lupa, son los contenidos y la reestructuración que se le debe dar a la cabeza de los profesores. La mayoría de ellos están acostumbrados a usar tiza y tableros y a tener a sus alumnos al frente de ellos. Actualmente, la calidad de muchos maestros, no todos obviamente, que dictan en las escuelas y entidades de educación pública no es la mejor y carecen de talento. Por ello, la escogencia de los profesores, que se deben llamar más bien moderadores, es fundamental. Se puede invertir el dinero que se quiera a los contenidos y a la tecnología, pero si el profesor no da la talla esta inversión se va para la caneca.

La forma de evaluar a los alumnos en la educación virtual también es muy importante. Ya no pesan tanto las notas en los quizzes, parciales o tareas, sino que se le debe dar mucha más importancia a su interactividad en los chats virtuales o en las videoconferencias con el moderador.

En este país, en el que la regla es cómo se le puede hacer trampa a todo, es muy importante establecer las medidas para certificar o emitir diploma a los que se inscribieron y hacen los cursos y no a los que los tomaron por ellos, solo para que les emitan el diploma sin tener idea de nada.

Yo le sugeriría al Ministerio de Educación que evalúe la propuesta que hice hace muchos años, de que con el surgimiento de la educación virtual los diplomas profesionales deban revalidarse periódicamente, para lo cual se deberían tomar en forma virtual los cursos escogidos para esto. ¿Qué tiene que ver un abogado de los 70 con uno recién graduado o un ingeniero de sistemas de esos años con uno de ahora? Nada. Sin embargo, el diploma es el mismo.

GUILLERMO SANTOS CALDERÓN
guillermo.santos@enter.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.