En Colombia, la pobreza no es solo falta de dinero

En Colombia, la pobreza no es solo falta de dinero

En los últimos cinco años, aproximadamente 4,4 millones de colombianos dejaron de ser pobres.

notitle
08 de agosto 2015 , 10:54 p.m.

“Es increíble: la pobreza extrema bajó a la mitad en una década. Eso tiene que ver con que el crecimiento económico está llegando a los pobres, no se lo están quedando solo los ricos del país”, así describe lo que ha venido pasando en Colombia en los últimos años, Ximena Peña, Ph.D. en Economía de Georgetown y profesora de Economía Universidad de los Andes.

Las cifras lo demuestran: 4,4 millones de colombianos salieron de la pobreza y otros 2,5 millones de la pobreza extrema. La clase media es la que más rápidamente ha crecido en los últimos cuatro años. Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el 55 por ciento de los colombianos pertenecen a este grupo.

Uno de los aspectos más importantes es que la pobreza dejó de medirse solo en términos monetarios, pues se tuvo en cuenta que una persona pobre no es solo la que no tiene dinero, sino la que no tiene acceso a derechos como la educación, la salud, una vivienda digna, servicios públicos, una atención integral de la primera infancia y un empleo formal. Es así como desde el año 2012, Colombia incluyó dentro de las metodologías para la medición de la pobreza, el Índice de Pobreza Multidimensional (IPM).

Este indicador está conformado por estos derechos fundamentales de las personas y tienen como fin reducir la tan marcada brecha social que aún persiste en Colombia. Aunque hemos bajado en la escala del índice de Gini, que mide la inequidad, seguimos estando en un penoso lugar. Por ello, uno de los grandes retos que tiene el gobierno es reducir las diferencias entre los que más tienen y los que no tienen nada.

Un buen indicador es que hoy el tercer mayor presupuesto de la nación, después de la educación y la seguridad, es el destinado al sector social, tanto así que en los últimos cuatro años se ha incrementado en un 73 por ciento, representando el 1,4 del PIB nacional.

Quedan retos por cumplir. El más grande, romper con la desigualdad que vive el campo frente a la ciudad.

Justamente para ello, en el 2011 se creó el Departamento para la Prosperidad Social (DPS), una entidad con múltiples programas que buscan que las familias colombianas salgan de la pobreza y pobreza extrema, que tengan recursos para subsistir, que los jóvenes puedan estudiar y que sus integrantes se formen para lograr salir del asistencialismo con el que han convivido por años. Esta historia, en el campo, es un ejemplo de ello.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.