Los dos polémicos abogados que tienen las claves de varios escándalos

Los dos polémicos abogados que tienen las claves de varios escándalos

Diego Álvarez y Sergio González Mejía defendieron a exparamilitares y parapolíticos.

notitle
08 de agosto 2015 , 08:19 p. m.

Un simple proceso de divorcio llevó a una insólita reunión en la cárcel de Itagüí, en donde el exjefe paramilitar Iván Roberto Duque, ‘Ernesto Báez’, terminó haciendo de mediador entre las partes. Eso es lo que dice uno de los procesos disciplinarios que adelantó el Consejo Superior de la Judicatura contra el abogado Diego Álvarez, denunciado por amenazar al esposo de su cliente.

Álvarez es el mismo abogado de ‘don Berna’ al que la Fiscalía le imputará cargos como partícipe en el supuesto complot contra la Corte Suprema que también pondrá ante los jueces a los exsecretarios de Presidencia César Mauricio Velásquez y Edmundo del Castillo. Él también fue el hombre que llevó a alias ‘Job’, uno de los jefes de la temida ‘Oficina de Envigado’, a la Casa de Nariño en abril del 2008.

El caso en la Judicatura terminó a su favor. Quien lo denunció –un exmilitar que dijo que se había sentido tan amenazado por el abogado que empezó a usar chaleco antibalas y carros blindados– terminó por acudir a ‘Ernesto Báez’. El jefe paramilitar, dice el expediente, “concretó una reunión con el abogado en la cual llegaron a algunos acuerdos y se dieron mutuas excusas”.

Para la Fiscalía, la polémica entrada de ‘Job’ a Palacio, las ‘chuzadas’ del DAS y los montajes de este organismo para desacreditar a la Corte Suprema y a Yidis Medina son episodios encadenados. Y en varios de ellos, el ‘Flaco’ Álvarez, como lo conocen en su gremio, aparece jugando roles polémicos.

Esta semana, Edmundo del Castillo aseguró que solo supo que ‘Job’ iba a su oficina cuando este apareció llevado por el abogado, con la excusa de que tenían información relevante para el gobierno Uribe.

Visita inesperada

Del Castillo también recibió en su oficina al otro abogado de ‘paras’ que será imputado en el caso del supuesto complot contra la Corte: Sergio González Mejía. Él era el defensor de ‘Tasmania’, el paramilitar que acusó al magistrado investigador de la parapolítica Iván Velásquez de haberle ofrecido dádivas a cambio de enlodar al entonces presidente Álvaro Uribe.

El ex-Auc terminó retractándose y señalando como cerebro del montaje a su defensor, quien fue sentenciado a 5 años y 8 meses por el delito de calumnia. El abogado de González en ese caso fue, coincidencialmente, Diego Álvarez.

La primera noticia de sus entradas a Palacio la dio, ya estando preso en EE. UU, el capo Juan Carlos ‘Tuso’ Sierra. Él dijo que González, –a quien señaló como su amigo y enlace personal con el exsenador Mario Uribe y el caballista Santiago Uribe, primo y hermano, respectivamente, del expresidente Álvaro Uribe– había entrado a la Casa de Nariño y que “no lo había hecho por el sótano, como ‘Job’ ”, por lo que su visita había quedado registrada.

En efecto, González estuvo en el despacho del entonces comisionado de Paz Luis Carlos Restrepo durante 29 minutos el 28 de noviembre del 2007, cuando la pelea del gobierno Uribe con las cortes estaba candente. Regresó el 27 de febrero del 2008, esta vez a la oficina del secretario jurídico Edmundo del Castillo. Esa cita duró una hora y ocho minutos.

A González también lo señaló el jefe paramilitar Carlos Mario Jiménez, ‘Macaco’, quien declaró que en el 2008, estando preso en Cómbita (Boyacá), el abogado González lo visitó en su celda y le propuso enlodar la elección del fiscal general Mario Iguarán a cambio de no ser extraditado.

La exsubdirectora de operaciones del DAS Martha Leal, condenada por las ‘chuzadas’, declaró por su lado que por instrucciones de sus superiores tuvo contacto directo con González y Álvarez en la misma época de los seguimientos ilegales a magistrados, periodistas, políticos de oposición y ONG. El DAS, dijo Leal, le suministró a Álvarez grabadoras y equipos de inteligencia. También afirmó que fue Sergio González quien contactó al fotógrafo que sirvió como testigo para montarle un proceso a la excongresista Yidis Medina –que por entonces prendió el ventilador sobre la ‘Yidispolítica’– por supuestos nexos con el Eln.

Los dos abogados están acostumbrados a las polémicas. Más Álvarez, que con una tutela intentó impedir que los medios publicaran las imágenes del famoso matrimonio del narcotraficante ‘Fritanga’ porque supuestamente esas publicaciones causaban “gravísimos perjuicios” al capo y a su grupo familiar.

Los otros salpicados
Exasesor José Obdulio Gaviria, en la Corte

En el mismo caso, la Fiscalía remitió el expediente contra el exasesor presidencial José Obdulio Gaviria a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia. Esto, porque Gaviria, al ser elegido senador del Centro Democrático, quedó cobiajdo por el fuero parlamentario. La Fiscalía debe definir si vincula a Mario Uribe y a Santiago Uribe al caso.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.