El hoyo negro

El hoyo negro

Colombia debe liderar una campaña de asistencia humanitaria a Venezuela.

08 de agosto 2015 , 07:36 p.m.

Todo lo que entra en un hoyo negro del cosmos desaparece, atrapado por intensas fuerzas gravitacionales. El símil es adecuado para la Venezuela actual. Ingresaron billones de dólares durante el periodo de precios del petróleo más altos de la historia y desaparecieron sin dejar rastro. Hoy hay escasez de alimentos y medicamentos esenciales. Igualmente, quienes piensan distinto al régimen desaparecen en la oscuridad de las prisiones. La diferencia con los hoyos negros es que en Venezuela los dineros y las personas desaparecen atrapados por las fuerzas de la corrupción, la incompetencia y la represión.

La crisis económica hizo metástasis. La economía se está contrayendo por segundo año consecutivo y será 13 % más pequeña a fin de año de lo que era en enero del 2014. La inflación es una de las más altas del mundo (más del 70 %) y sigue aumentando. El dólar, odiado por el régimen pero ansiado por los agentes económicos, vale en las calles más de 60 veces su precio oficial más alto. Las familias venezolanas sufren por lado y lado: ganan menos, los precios se disparan y todo escasea. Y el régimen actual parece incapaz de detener esta debacle.

Hay riesgos reales de hambrunas, desnutrición y epidemias en la otrora poderosa Venezuela. Ante ellos, Colombia debería estar preparada para liderar una campaña de asistencia humanitaria (suministro de alimentos y medicamentos básicos) al pueblo hermano de Venezuela, a través de las Naciones Unidas.

Infortunadamente, a la implosión económica se ha sumado una escalada de violaciones de los derechos humanos. Como el Gobierno sabe que perdería en elecciones parlamentarias libres, pues la popularidad de Maduro ha caído de más del 50 % a cerca del 25 %, ha recurrido a encarcelar por cualquier motivo a los opositores (como Leopoldo López) o a irrespetar su derecho a ser elegidos (como a María Corina Machado).

Se teme que recurrirá al fraude electoral con tal de no entregar el escaso poder que le queda. Colombia debería insistir en la vigilancia electoral de la OEA. Resultará difícil para el Gobierno venezolano descalificar la autoridad del nuevo secretario general de la OEA, el excanciller Almagro (mano derecha del popular Pepe Mújica de Uruguay), un hombre de izquierda democrática con amplísimo reconocimiento y a quien Maduro ayudó a elegir. Si el Gobierno venezolano se niega a ello, o aplaza las elecciones, deberíamos solicitar la aplicación de la Carta Democrática de la OEA.

Colombia y el resto de Suramérica cayeron en el pasado en el peligroso juego de debilitar la OEA. Este debilitamiento fue propiciado por Brasil, al promover Unasur, y por los países del Alba. Unasur se presentó como una iniciativa de integración, pero en realidad era lo contrario: tenía como objeto marginar a México, pues Brasil siempre ha querido ser el único referente en Suramérica. Y Venezuela, dando la espalda a sus aliados en Centroamérica y el Caribe, que se quedaban por fuera de esta iniciativa, la apoyó con entusiasmo, como fórmula para bloquear la acción de la Comisión Interamericana de Protección a los Derechos Humanos de la OEA.

Colombia, a su turno, apoyó a Unasur y permitió el debilitamiento de la OEA para facilitar que Venezuela ayudara en las negociaciones de paz con las Farc. Hoy es necesario reconsiderar esta posición. Ahora que las relaciones de EE. UU. y Cuba avanzan por buen camino, es la hora de que la OEA recupere su importancia de antaño y de que Cuba se reincorpore a ella. Colombia no debe seguir haciéndole a Brasil el juego de marginar a México, su socio en la Alianza del Pacífico. Ni seguir permitiendo que Venezuela y otros países del Alba debiliten los instrumentos de protección de la democracia y los derechos humanos de la OEA.

GUILLERMO PERRY

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.