'Lo mejor es entregar la línea 123 para que se defina un operador'

'Lo mejor es entregar la línea 123 para que se defina un operador'

Itelca trabaja sin contrato desde el 30 de junio. Piden pagos atrasados por $ 5.500 millones.

notitle
06 de agosto 2015 , 07:39 p.m.

En medio de la polémica por el convenio 561 entre el Fondo de Vigilancia y Seguridad (FVS) y la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB), el nombre de la firma Itelca, operador de la línea 123, ha salido a relucir.

En entrevista con EL TIEMPO, Nohora Albornoz, gerente de la firma, niega que haya intereses particulares para mantenerlos en el convenio y asegura que su salida está decretada, pues la modernización no los incluye.

¿Cómo llegan a tener este contrato con la ETB?

En el 2006, cuando se abrió la licitación, consideramos que teníamos la suficiente madurez, a pesar de que nos faltaba experiencia. Nos presentamos a la licitación y en agosto del 2006 nos eligieron en un proceso transparente de selección. En agosto del 2007 ya estábamos al aire.

¿Cómo han mantenido este contrato por casi 10 años?

El contrato original con ETB era por cinco años y después de eso, la ETB muy amablemente nos invitó a hacer prórrogas. Así estuvimos hasta octubre del 2014, cuando se hizo el convenio 561, que tiene dos partes: el mantenimiento y el soporte, que es el que nosotros prestamos con la plataforma actual; y una parte que es la modernización, a la que no fuimos invitados.

Y desde octubre del 2014 están por contratación directa...

Sí.

Cuando termine la modernización, ¿ustedes se van del negocio u operarán la nueva plataforma?

No conocemos el proceso. Imaginamos que habrá un proceso de transición y después debe haber uno de empalme con el que llegue. Yo entrego las bases de datos, que son lo más valioso, para que se carguen en el sistema que se adquiera.

¿Por qué le ofrecieron al Distrito entregar y hacer empalme desde ya?

Nuestro contrato se venció el 30 de junio, así que estamos operando sin contrato. Fuera de eso, con una polémica como esta... No podemos sortear económicamente esto y no tenemos la seguridad de que haya un recurso legal para establecer el pago.

Además, no estamos en el proceso de modernización, entonces vamos a tener que entregarlo de todas formas. Lo más viable es que entreguemos, para que se defina un operador y la ciudadanía no se afecte.

Hay suspicacias sobre intereses particulares para que ustedes se queden con el negocio...

Invitamos al Distrito para que ese ruido, ese velo de duda se retire en medios, en el Concejo. No estamos en política, no nos interesa.

Cuando se entregue el 123 a la ciudad, ¿qué pasará con los equipos?

La tecnología la prestamos como un servicio, es de Itelca.

Se ha mencionado al polémico exconcejal Hipólito Moreno en relación con este convenio...

No lo conozco y no hubo ninguna relación. Cuando en el 2006 nos ganamos la primera oferta, no tuvimos relación política con nadie. Lo ganamos por razones técnicas.

¿En qué otros frentes han trabajado con la ETB?

Llevamos desde 1997 como aliados con ETB, en muchos proyectos y segmentos. Les desarrollamos la parte de informática, instalamos la red y equipos para el servicio de Internet (...)

¿Cuánto han ganado con este contrato para el 123?

La ETB cobra $ 1.510 millones mensuales. Nosotros estamos en el 55 % de ese valor. Eso es lo que le cobramos a la ETB.

¿Ustedes cómo le cobran mensualmente a la ETB?

Nosotros hacemos una conciliación donde se analizan los niveles de servicio. Si me mantengo en el 99,99 % (menos de 4 minutos fuera de servicio al mes), me pagan la totalidad, y si no cumplo me van restando.

En enero, ETB les pagó $ 852,7 millones y, el 31 de marzo, les pagó $ 1.751 millones. La interventoría dice que eso no corresponde a una actividad regular de su contrato.

Esto podría referirse a meses atrasados en los pagos, que se les acumulan.

¿El desorden en los pagos ha sido solo durante esta Administración?

Tenemos cuatro cuotas que no fue posible cobrar: una de 2011, dos de 2012 y una de 2013. Son $4.400 millones de esos pagos y, con lo que nos deben de julio y agosto son como $ 5.200 millones en total.

¿Creen que hay interés de otras empresas para presionar al fondo, a la ETB o incluso de concejales para meter a otro privado?

No conocemos si hay presión. Obviamente un negocio como este genera interés de otros competidores, pero que nosotros hayamos notado que sea una lucha de ese tamaño, no.

Los equipos e inversiones que hicieron para montar el 123, ¿cuándo se terminaron de pagar?

La tecnología no es estática, la hemos tenido que renovar y tenemos que hacerle mejoras constantes. También hay contratos de servicio permanentes y para los equipos más antiguos se necesita más soporte técnico y eso cuesta dinero.

El cuestionamiento a la ETB es que se siga cobrando cada mes el valor del contrato como si se hubieran instalado los equipos del 123 ayer…

A veces nos han pedido el desglose del detalle de cuánto se le paga al proveedor, a cuántas personas se les paga y les hemos dado ese detalle cuando lo piden. Les damos referencia de las capacitaciones de empleados que tienen conocimientos muy específicos y valiosos que hemos protegido. No se trata solo de cobrar los fierros, los equipos, sino los conocimientos, las personas.

¿Qué tan dañino ha sido esto para ustedes?

Soportar la operación casi 10 meses con los problemas de pago ha sido difícil, hemos tenido que acudir a los bancos.

¿Es su contrato más grande?

Sí, en tamaño, en complejidad, en integración y en remuneración.

Aceptan renuncia en FVS

Después del rifirrafe que sostuvo con las secretarías de Gobierno y General de la Alcaldía, finalmente el gerente del Fondo de Vigilancia y Seguridad del Distrito (FVS), Fernando Arbeláez, se irá de su cargo.

El alcalde Gustavo Petro le aceptó la renuncia el miércoles por la noche, luego de que Arbeláez le presentó una nueva carta de dimisión, pero esta vez irrevocable y sin motivaciones como la primera.

Como el funcionario tiene una incapacidad de cinco días, por un accidente leve que tuvo esta semana, la renuncia se hará efectiva una vez termine. Como encargada del Fondo fue nombrada Beatriz Vanegas, funcionaria de la Secretaría de Gobierno, quien, al parecer, estará en el cargo hasta el 10 de agosto, cuando se espera que el Alcalde nombre titular.

Arbeláez, amigo cercano del Alcalde, renunció en medio de una polémica porque, según él, Petro le pidió la renuncia por no haber aceptado firmar un otrosí (adición) a un convenio con la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB), relacionado con la modernización de la línea de emergencias 123.

Datos sobre la firma operadora

¿Con quién trabajan en el sector público?

Con UNE, con Fonade, con la Policía. En general, con todos los ‘carriers’ (firmas de telefonía): ETB, Claro, Telefónica, etc.

Hace 10 años se les criticó por no tener experiencia en líneas únicas...

Cuando nos presentamos, sentimos que teníamos la madurez, aunque no toda la experiencia. Ubicamos a la entidad que tenía la tecnología (Motorola), y esta consideró que éramos idóneos para su ‘software’.

¿Qué contacto han tenido con el FVS?

Tienen una interventoría que le avala a la ETB cómo es nuestra prestación del servicio. Nos entendemos con la interventoría y la ETB, pero no directamente con el Fondo.

 

NATALIA GÓMEZ CARVAJAL
Subeditora sección Bogotá
En Twitter: @nataliagoca

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.