El millonario negocio por el que se sancionó a Samuel Moreno

El millonario negocio por el que se sancionó a Samuel Moreno

La Procuraduría lo destituyó e inhabilitó por 18 años por la cesión del contrato de TM por calle 26.

notitle
04 de agosto 2015 , 09:20 p. m.

La primera condena de fondo contra el exalcalde Samuel Moreno por el escándalo de la corrupción en Bogotá –la destitución e inhabilidad de 18 años que le impuso la Procuraduría– no se da, paradójicamente, por los supuestos negocios con los Nule, sino por la salida que halló su administración cuando estalló el escándalo: la cesión del contrato de TransMilenio por la calle 26. El fallo responsabiliza al exalcalde de “actos de corrupción, ineficiencia y faltas administrativas”.

Este martes, el procurador Alejandro Ordóñez, que ya había suspendido por un año de su cargo a Samuel Moreno, lo encontró responsable de tener “intereses directos e ilegales” en esa millonaria cesión, la del contrato 137 de la Fase III, que los Nule le hicieron al Grupo Empresarial Vías de Bogotá, Conalvías.

Ese polémico negocio ha sido documentado en decenas de expedientes del ‘carrusel’ de la contratación que coinciden en señalar que el representante legal de Conalvías, Andrés Jaramillo, habría sido parte directa en el manejo ilegal de las megaobras de Bogotá. De hecho, la Procuraduría compulsó copias a la Fiscalía para que investigue a Jaramillo como “artífice de los hechos de corrupción por los que se sancionó al señor Moreno Rojas”.

El expediente señala que el exalcalde Moreno Rojas presionó a los directores del IDU Liliana Pardo y Néstor Eugenio Ramírez Cardona para que favorecieran a Conalvías. Así, dice la Procuraduría, Liliana Pardo, hoy prófuga, “impidió que otras empresas pudieran participar en igualdad de condiciones en la negociación de la cesión, la cual el Grupo Nule le hizo a Conalvías, a pesar de que ese grupo empresarial no cumplía con las condiciones jurídicas y financieras”. Y agrega que “la cesión del contrato se llevó a cabo en las instalaciones del Hotel Tequendama el 18 de febrero del 2010, con la activa participación de Samuel Moreno Rojas, quien direccionó ese acto para que se cediera el contrato única y exclusivamente a la promesa de sociedad futura Vías de Bogotá, cuyo principal accionista era Conalvías, que para esa fecha no estaba habilitada ni jurídica ni financieramente para adelantar las obras de TransMilenio en lo que correspondió a la Fase III de la calle 26”. La Procuraduría dice que posteriormente se hicieron modificaciones legales que terminaron generando sobrecostos “que favorecieron en más de 190.000 millones de pesos a Conalvías”.

El expediente agrega que la empresa “no devolvió los más de 28.000 millones de pesos al IDU del anticipo del contrato”, por instrucciones directas de Moreno.

Varios procesos

Aunque en documentos de la misma Fiscalía se afirma que el Grupo Empresarial Vías de Bogotá se habría apropiado de recursos públicos en medio del ‘carrusel’, la investigación contra Jaramillo no ha avanzado.

Hace más de un año fue escuchado en interrogatorio y fuentes de la Fiscalía señalaron que será citado nuevamente a dar explicaciones sobre la forma como consiguió los millonarios contratos de obra del IDU.

En el escrito de acusación de la Fiscalía contra Samuel Moreno por las irregularidades en la cesión del contrato de obra de TransMilenio por la calle 26, por el que acaba de ser destituido por la Procuraduría, el ente acusador señala que Moreno “influyó determinadamente en este negocio” que finalmente fue cedido por los Nule al consorcio en el que estaba Conalvías.

Según la Fiscalía, Moreno Rojas determinó a Liliana Pardo y Néstor Eugenio Ramírez “para que realizarán las actuaciones administrativas que permitieron que el cesionario se apropiara, de la suma de 190.266’041.148.93”.
Ese dinero, según los investigadores, se entregó a la empresa de Jaramillo gracias a cinco otrosíes firmados en 2010 que generaron “sobrecostos no justificados jurídica, ni técnicamente”. “Samuel Moreno sabía que estaba determinando a los directores del IDU para cometer el peculado en favor del citado grupo empresarial y quiso hacerlo”, señala la Fiscalía.

Jaramillo también aparece mencionado en el expediente contra el exconcejal José Juan Rodríguez por la entrega del contrato 138 del 2007 de valorización por 35.000 millones de pesos.

El empresario y sus abogados han señalado en reiteradas oportunidades que ni él ni sus firmas tuvieron participación en las actividades del ‘carrusel’ y dicen que todos sus negocios han sido obtenidos en libre competencia y legítimamente.

JUSTICIA
Justicia@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.