Las mujeres no aman los millones

Las mujeres no aman los millones

Huele mal que algunas mujeres desde los sillones del poder muestren lujuria por el billete-billetón.

notitle
04 de agosto 2015 , 06:58 p. m.

Ayer, en la peluquería señorera, Maricarmen cantó su protesta porque en la prensa vienen figurando mujeres en graves líos judiciales. No figuran por romances ruidosos, por exagerado amor al dinero veloz. Contó el doloroso caso de Juliana López, la modelo paisa, joven y bonita que pasa amargos días en una cárcel de la China por llegar a ese exótico país con un computador envenenado. Siguió sus lamentos Maricarmen y contó que a una viajera le encontraron en sus maletas 1’100.000 de dólares al llegar a Bogotá. Dos casos que sacudieron la paz de la peluquería.

Pero tenemos un tercero. La atractiva María Susana Portela, alcaldesa de Florencia (Caquetá), llegó el jueves a Bogotá. No vino de compras, sino a una casa de retención. Así lo dispuso la Fiscalía, que la acusa de haber recibido una millonada (y su esposo otra) de unos ‘avionazos’ contratistas que serían dueños de futuras licitaciones. ¿Qué pasa en el mundo femenino? ¿Qué opinan las psicólogas? Vale recordarles que Julia Roberts declaró en la revista Vanity Fair que sus ‘tusas’ de amor le dolían menos cuando las lloraba con champaña en un Ferrari o en un Rolls Royce descapotable.

Es público en México que la primera dama abandonó a su esposo-presidente en París hace 15 días. Ella salió de compras con 100.000 dólares y no volvió al hotel ni a la embajada. La vieron en las tiendas de Dior, Chanel y Louis Vuitton. “Ala, qué primera dama tan pinchada”, dijo una bogotana criticando. Y Jorge Negrete cantó: “México, lindo y querido, si muero lejos de aquí, que digan que estoy dormido...”.

Una exreina de belleza le respondió en televisión al dúo Rafael Novoa-Adriana Tarud que a ella no le interesaba el dinero de los hombres, solo su fondo moral. Frescura, así son el 99 por ciento de ellas. Pero huele mal que algunas mujeres desde los sillones del poder muestren lujuria por el billete-billetón. No se depriman, son una minoría, una millonésima. En desquite, recuerden a la científica colombiana Anamaría Henao, que hace historia en Suiza, y a la divina atleta Catherine Ibargüen.

Y de postre, comenten la nueva encuesta para alcaldía de Bogotá, donde triunfa el jugador independiente, por firmas, Enrique Peñalosa. A muchos esa encuesta les supo a caviar escuchando el disco del bacanísimo Carlos Vives. ¡Buenas-buenas!

Poncho Rentería

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.