La música, oportunidad para los jóvenes infractores del Valle del Lili

La música, oportunidad para los jóvenes infractores del Valle del Lili

Variedad de actividades culturales brindan nuevas oportunidades a los jóvenes infractores del Valle.

04 de agosto 2015 , 10:15 a.m.

El ejemplo de los artistas, nutrido por ese apego joven a la música, le abre una puerta a quienes temprano han perdido el rumbo y buscan una oportunidad.

Los adolescentes ya han conformado la orquesta del Centro de Formación Juvenil Valle del Lili. Es el resultado de los procesos emprendidos por la Organización No Gubernamental (ONG) Crecer en Familia, mediante los talleres de orquesta, donde los muchachos aprenden a manejar instrumentos, y especialización en música. A quienes quieran ejercer el canto se les ofrece un espacio.

Por este ‘escenario’ han pasado Chamaco Rivera, exvocalista de la orquesta de Willie Rosario, Carlos Brito de Guayacán y Calos Romero de la Suprema Corte.

Una de esas jornadas tuvo en la tarima al cantante Rafú Warner, quien visitó uno de los centros de formación en los últimos días.

Osvaldo Román, quien pasó por orquestas como Grupo Niche y la Puerto Rican Power, estuvo en la cita. “Agradezco esta experiencia de poder venir y compartir con los jóvenes que hoy hacen un pro-ceso de reeducación, yo no vengo a recriminar nada a nadie, quiero felicitar a los que han hecho posible que hoy los muchachos vean la música como un proyecto de vida”, sostuvo.

Carlos Brito, ex vocalista de Guayacán, al término de su presentación dio una voz de motivación a los muchachos.
Esta semilla ha permitido el surgimiento de Son del Lili.

Así, menores de edad como Sebastián, quien no tenía conocimiento alguno de los instrumentos, ahora sueña con ser músico en su futuro. “Muchos de los jóvenes nunca han tenido un proceso educativo, algunos ni siquiera saben leer ni escribir, lo que pretendemos es enseñarles desde lo básico hasta enfocarlos en una profesión, para que cuando salgan pongan en práctica lo aprendido y no regresen a la delincuencia”, señala José Julián Mena, comunicador de la ONG Crecer en Familia.

Los programas de formación van desde pensamiento creativo, donde se les enseñan manualidades como tejer y hacer correas, también está el taller de manos creativas donde hacen procesos en yeso, y el taller de serigrafía de estampados.

Así mismo, hay talleres de acondicionamiento físico, donde se les incentiva al deporte.
También se adelantan talleres de tecnología en sistemas, panadería con enfoque en soya y estuco adelantado por el Sena.

“Con estos procesos se ha ido cambiando la mentalidad que ellos traían cuando ingresaron, hoy podemos contar con egresados que son ejemplo de superación”, dice Andrea Jiménez Avellaneda, comunicadora del centro de formación Buen Pastor.

El humorista Juan Ricardo Lozano, ‘Alerta’, visitó el Centro Preventivo de Las Palmas, de Palmira.
La Universidad Santiago de Cali (USC) se ha unido a la propuesta de la ONG Crecer en Familia con un taller de comunicación y redacción. Y la institución educativa Ciudad de Cali le hace la validación de primaria y secundaria.

En el Valle del Cauca se dispone de 12 centros de formación para adolescentes. En el departamento hay 880 menores hombres y 40 mujeres

CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.