Hombre confesó que asesinó a su esposa, pero lo dejaron libre

Hombre confesó que asesinó a su esposa, pero lo dejaron libre

Alias Gamba fue enviado a la casa mientras la Fiscalía investiga y decide imputarle cargos.

notitle
03 de agosto 2015 , 01:50 p. m.

El presunto asesino de María Cecilia Mira, una mujer de 50 años, habitante del sector de San Pedro, al noroccidente de Medellín, se encontró con una insólita reacción de la Fiscalía cuando confesó su delito ante las autoridades.
En la noche del sábado, después de celebrar su cumpleaños número 52, ‘Gamba’, como es conocido en su barrio, protagonizó una escena de celos con María Cecilia, su compañera sentimental por 30 años.

La discusión terminó en que el hombre, quien se dedica al lavado de autos, hirió a la mujer dos veces con arma blanca y provocó su muerte. Arrepentido, llegó a la Unidad de Reacción Inmediata (URI) del centro de la ciudad y pidió ser capturado por asesinar, bajo los efectos del alcohol, a su mujer de toda la vida.

Luis Fernando Suárez, vicealcalde de Seguridad de Medellín, confirmó que en la madrugada del sábado, cerca de la 1:00 a. m., la mujer llegó lesionada por arma blanca al San Vicente Fundación, y que cuando ‘Gamba’ quiso confesar su delito, la Fiscalía lo recibió, tomó sus datos personales y un primer testimonio, pero lo envió de vuelta a casa, porque, como es normal en cualquier caso, las autoridades tendrán que hacer verificaciones antes de imputarle cargos.

No solo sirve el testimonio de la persona. El fiscal debe ordenar entrevistas a familiares y testigos, hacer un análisis del arma utilizada y así establecer con pruebas la responsabilidad del homicidio y ordenar la captura”, aclara Suárez.

Según el vicealcalde, el presunto homicida dijo que no tenía recursos para costear un abogado, razón por la que hoy se le nombrará un defensor de oficio.

“Una vez se proceda a nueva entrevista, con defensor de oficio y demás verificaciones, podría haber imputación de cargos y las autoridades realizarían la captura”, concluye Suárez.

Juan Camilo Muñetón, abogado penalista de la firma Enclave, explica que, según la ley colombiana, las autoridades no podían privar de su libertad al hombre que confesó, ya que en el país solo se puede arrestar a alguien en dos circunstancias: si hay orden escrita proferida por un juez de control de garantías con las formalidades legales y por motivos razonablemente fundados, o si el presunto asesino hubiera sido encontrado en flagrancia, es decir, sorprendido en la comisión de la conducta punible.

“Él no estaba en ninguna de ellas, por lo tanto no lo pueden privar de la libertad. Lo que tiene que hacer es el trámite para solicitar orden de captura. Eso depende de verificar que el hecho existió y que hay elementos que indican que él fue el asesino. Entretanto, puede estar en su casa”, asegura el penalista.

Gustavo Higuita, habitante del barrio San Pedro y quien conocía a la víctima y al agresor, afirma que en el sector están conmocionados por el hecho. "Tanto la señora como el señor no presentaban problemas, ni con familiares ni con los vecinos".

Entre enero y julio del 2015, 24 mujeres han sido asesinadas en Medellín en hechos que se enmarcan dentro del feminicidio. La cifra para Antioquia es de 45 mujeres en lo que va del año. 

MEDELLÍN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.