'Lo digital le ha quitado compromiso a la fotografía': Carlos Duque

'Lo digital le ha quitado compromiso a la fotografía': Carlos Duque

El fotógrafo presenta su más reciente trabajo, 'Non serviam', en la galería Lamazone en Bogotá.

notitle
02 de agosto 2015 , 04:51 p. m.

Como muchas veces ha ocurrido en los procesos creativos de la humanidad, es a partir de los imprevistos de donde surgen muchas de las propuestas artísticas. Así le ocurrió al fotógrafo Carlos Duque con su trabajo más reciente ‘Non serviam’, que presenta en Lamazone, en Bogotá.

El día anterior a la sesión de fotos para iniciar este nuevo proyecto, que venía planeando con meses de anticipación, en conversaciones con quien le serviría de modelo, esta lo llamó para contarle que había sufrido un inconveniente que le impedía asistir.

Entonces, Duque llamó a su hija María Elisa –fotógrafa de modas– a preguntarle si conocía alguna modelo joven que pudiera colaborarle en este trabajo, pues ya tenía montado todo el estudio. Al día siguiente, le timbró una hermosa mujer, de aspecto gótico, con prendas oscuras, anillos de calaveras, maquillaje vampiresco y tatuajes en su cuerpo, pero de gran dulzura.

Cuando se desnudó, Duque notó que a un costado de su hermoso torso se leía la frase “Non serviam”, que traduce “no te serviré”, pronunciada por el ángel Lucifer cuando se rebeló contra Dios.

De inmediato, se dio cuenta de que no solo tenía el título de su exposición, sino que se trataba de una propuesta artística completamente diferente a la que había planeado con antelación en torno al desnudo femenino.

“El desnudo es uno de los trabajos que he hecho para muchas revistas con artistas y personalidades conocidas, pero como exposición artística no lo había hecho y me interesaba, por ser un tema universal. Es difícil hacer una exposición de desnudos nueva, porque uno diría que lo ha visto todo, pero el reto era aplicar esta técnica al tema”, explica el fotógrafo.

El trabajo con la modelo pasó a ser una especie de performance, en el que Duque intervenía en algunos aspectos como iluminación y encuadres, pero donde más bien la siguió con su lente “como haciendo una especie de reportaje”, dice.

Para este trabajo, Duque perfeccionó una técnica de superposición de imágenes a color, con la que venía experimentando, salvo dos que están en blanco y negro. “El color juega un papel muy importante en la propuesta, porque el blanco y negro se ha vuelto una pose y tenía toda su fortaleza de lenguaje cuando no existía el color, hace 60 años. Hoy es un truco”, comenta, al agregar que esta decisión dialoga también con una reflexión alrededor de la fotografía digital.

“Para mí, es un gesto de rebeldía contra la imagen digital comercial, porque esta remite a la fotografía perfecta y eso le ha quitado mucho compromiso visual a la fotografía como tal. Entonces, prefería irme en contravía de lo digital, pero utilizando sus herramientas”, anota.

En ese sentido, Duque prefiere hacer un camino a la inversa, “para destruir la imagen perfecta digital” dentro de un ejercicio fotográfico que –como él dice– “tiene más nostalgia de pintura”.

¿Dónde y cuándo?

Hasta el 20 de agosto en la galería Lamazone (carrera 3A n.° 63-58). Martes a viernes de 11 a. m. a 5 p. m. Sábado: de 10 a. m. a 4 p. m. Informes: 347-9629 o www.lamazone.co

CARLOS RESTREPO
Cultura y Entretenimiento

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.