De chefs RCN y comedias Caracol / El otro lado

De chefs RCN y comedias Caracol / El otro lado

'Lady' y 'Diomedes' están imparables. Van ganando y por goleada. RCN triunfa. Caracol se rezaga.

notitle
02 de agosto 2015 , 04:34 p.m.

Y en medio de estas noches hay dos programas nuevos que están decentes pero no ganan el favor del rating: 'MasterChef junior' (RCN) y 'Dulce amor' (Caracol).

RCN sube en rating como Nairo en las montañas. Su noticiero de las 7 p. m. entrega 5,8 puntos de rating, 'MasterChef junior' sube apenas a 6,5.

Y con 'Diomedes' la trepada es fenomenal, ya que llega a 14 puntos, que se mantienen con 'Lady, la vendedora de rosas'.

Caracol por su parte se defiende con el noticiero que le saca 2 puntos al de RCN y 'Desafío', que logra arañar por encima de los 10 puntos.

A la 'Laura, la santa colombiana', no le va bien frente al goce y el pecado de 'Diomedes', y la telecomedia 'Dulce amor' no puede hacer nada ante el neorrealismo narco de 'Lady'.

'MasterChef junior' es un programa tierno y divertido. Donde hay un niño hay afecto, emoción e ilusión. Su verdad es el juego. Y eso gusta y encanta. Un programa simple.

Los niños lo hacen a uno reír y sufrir, y eso gusta. Solo que los jurados en su onda de arrogancia y ternura paternalista trasmiten poco. No saben jugar a las ilusiones infantiles. Y la falta de mujeres entre los tres hace que todo sea muy rígido, con poco humor y nada de ternura de la familia.

El programa es tranquilo pero sufridor. Esos niños jugando a cocineros es un asunto dramático: apenas logran cocinar, apenas intentan la adultez, sus posibilidades de diversidad culinaria es nula y sus modos de cocinar casi una tragedia.

Uno sufre con estos niños de reality jugando a grandes y con frases elaboradas por papás. Y tal vez este sufrimiento es el que hace que uno se divierta con el programa.

En Caracol después de los fracasos de 'Tiro de gracia', 'Esmeraldas' y 'La tusa' llegó una nueva desilusión: 'Dulce amor'. Y lo paradójico es que no es una mala obra, solo que vive la desgracia de no conectar con el público y de resistir poco al empuje de 'Lady' y 'Diomedes', de RCN.

'Dulce amor' es otra telecomedia Caracol. Y no está mal en situaciones, en historias, en amores, en comedia. Se le ve de manera simple. Hace reír. Imagina romances inéditos.

Y todo parece que está bien. Solo que no dice nada ni hace nada: todo muy conocido, muy chistosín, muy Caracol.

Mientras RCN le apuesta al realismo con 'Diomedes' y 'Lady', Caracol insiste en querer hacer la telecomedia neutra, la del chiste de libretista de oficina. Y esta desconexión con la realidad hace que la historia sea prescindible.

'MasterChef junior' y 'Dulce amor' son dos programas de televisión a los que les debería ir mejor en el rating porque están bien hechos, son simples y gozosos.

Pero, no conectan con el televidente. Y tal vez sea porque donde mandan nuestros ídolos ('Desafío' con el Tino; 'Diomedes', 'Lady') no pegan esas ficciones neutras y sin destino cultural. Caracol NO nos mueve la vida.

ÓMAR RINCÓN
Crítico de televisión

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.