Acusan a otro estadounidense de cazar un segundo león de forma ilegal

Acusan a otro estadounidense de cazar un segundo león de forma ilegal

Zimbabue asegura que el hombre dio muerte al animal meses antes del indignante caso de Cecil.

notitle
02 de agosto 2015 , 02:38 p.m.

Las autoridades de Zimbabue acusaron este domingo a otro ciudadano estadounidense de cazar de forma ilegal a otro león, meses antes de que otro compatriota suyo abatiera a Cecil, el felino más popular del país africano.

Jan Casmir Sieski, de Pensilvania, está acusado de haber participado en la cacería ilegal de un león el pasado abril, informó la Autoridad de los Parques y Vida Salvaje de Zimbabue (ZPWMA, en sus siglas inglesas). (Lea: Cecil y Nabire, símbolos de la barbarie de la caza furtiva)

Zimbabue ha detenido a un ciudadano suyo, Headman Sibanda, acusado de dirigir la cacería ilegal en la que murió este segundo felino, informó hoy la Autoridad de los Parques y Vida Salvaje de Zimbabue (ZPWMA, en sus siglas inglesas). "Se ha detenido a Headman Sibanda, acusado de violar las regulaciones de caza, al cazar sin permiso en su granja -Railway Farm 31-. También es el dueño de Nyala Safaris, que organizó la cacería", dijo el organismo en un comunicado.

Tras la polémica desencadenada por la muerte de Cecil, este sábado se alcanzó a decir que su hermano, Jericho, también había sido abatido, pero esta información fue desmentida por un grupo conservacionista.

El organismo que regula los parques naturales en Zimbabue comenzó a investigar este nuevo caso de caza furtiva tras conocerse que uno de los felinos más conocidos del país africano había muerto a manos de un dentista estadounidense, que pagó unos 50.000 euros por participar en una cacería ilegal.

El estadounidense Walter James Palmer admitió que mató a Cecil en una cacería nocturna organizada el pasado 1 de julio en el Parque Nacional de Hwange. Palmer, no obstante, afirmó que actuó convencido de que la cacería en la que participó era legal y que contaba con "todos los permisos" necesarios.

El león Cecil, de 13 años de edad, fue atraído con una presa amarrada a un vehículo como cebo para abatirlo fuera del parque, de modo que técnicamente ya no era ilegal cazarlo, según la Fuerza Especial para la Conservación de Zimbabue (ZCTF, en inglés).

"Que yo sepa, todo lo relacionado con el viaje fue legal y adecuadamente gestionado y conducido", indicó Palmer, dentista de profesión y residente en Minesota.

El Gobierno de Zimbabue ha solicitado a Estados Unidos la extradición de Palmer, cuya cacería fue conocida cuando ya había abandonado el país africano.

EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.