Paz y economía, los frentes más apremiantes

Paz y economía, los frentes más apremiantes

Duración de diálogos con Farc, reforma agraria y caída de precios del petróleo, temas a cubrir.

notitle
01 de agosto 2015 , 08:00 p.m.

Hay dos retos muy grandes que le esperan al gobierno del presidente Juan Manuel Santos en el segundo año de su segundo mandato: llegar a un acuerdo con las Farc para poner fin a un conflicto armado de más de 50 años –lo que se ha convertido en su mayor reto político– y evitar un mayor desaceleramiento de la economía. Lo anterior, porque en principio las autoridades monetarias estimaron su crecimiento (para el 2015) hasta en un 4 por ciento, pero el viernes el Banco de la República bajó esa expectativa a 2,8 por ciento.

En todos los escenarios, de todas las maneras y en todos los tonos, el propio presidente Santos ha pedido de forma insistente a la guerrilla que se “aceleren las negociaciones” para llegar pronto a la firma del fin del conflicto.

En noviembre próximo las conversaciones de paz con las Farc cumplirán tres años y Santos dijo en el 2013, cuando comenzaron, que estas serían “de meses, no de años”.

El Presidente sabe que tiene una gran presión de la opinión para firmar cuanto antes un acuerdo con ese grupo insurgente. De hecho, el pasado 12 de julio, un día después de que las partes llegaron en La Habana a un acuerdo para aumentar el ritmo de la negociación, Santos notificó: “En cuatro meses, a partir de ahora, dependiendo de si las Farc cumplen (el cese unilateral del fuego y de hostilidades), tomaré la decisión de si seguimos con el proceso o no”.

El mandatario es consciente de que persistir en la solución negociada del conflicto con las Farc le ha significado el mayor costo político de toda su gestión, pero también ha dicho que su mayor deseo como gobernante es acabar la guerra.

En noviembre, Santos revisará si vale la pena continuar con las conversaciones, pero se sabe de antemano que si en este tiempo no ha habido acciones criminales de las Farc que la opinión castigue, seguirá en ellas.

Quienes saben del proceso creen que la firma del fin del conflicto podría ocurrir en el primer trimestre del 2016.

La economía es la otra gran preocupación del Gobierno para el año que viene. Uno de los factores claves, según el centro de estudios económicos Fedesarrollo, es el impacto que ya se está sintiendo en los ingresos fiscales por la caída en los precios del petróleo, que podría ser de unos 9 billones de pesos este año, gracias a la devaluación (sin cuyo efecto sería de 18 billones), y cuya principal consecuencia ha sido la reducción del 11 por ciento en el rubro de inversión dentro del presupuesto general del próximo año.

Incluso, para el próximo año se espera el golpe pleno de la menor renta petrolera, cuando las empresas paguen impuestos sobre los resultados del 2015, que no se ven promisorios.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, piensa –no obstante– que la economía colombiana podría mantener un ritmo de crecimiento del 3,5 por ciento.

En educación, que se ha convertido en un sector privilegiado de este gobierno (logró llevar su rubro en el presupuesto por encima de Defensa), el Ejecutivo tiene el reto de comenzar la construcción de 30.000 nuevas aulas para instaurar la jornada única y mejorar la calidad de la instrucción.

Además de que es uno de los temas prioritarios en La Habana, este gobierno tiene la decisión de hacer una reforma agraria y le ha pedido al Congreso que acepte el desafío.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.