Las dudas que recaen sobre el proceder del Fondo de Vigilancia

Las dudas que recaen sobre el proceder del Fondo de Vigilancia

Habría sido autor del otrosí para obtener millonarios recursos para Línea 123 y luego se retractó.

notitle
31 de julio 2015 , 09:10 p.m.

El convenio 0561 del Distrito con la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá se ha convertido en un dolor de cabeza. Al punto de que ha puesto en riesgo el servicio del Número Único de Servicio de Emergencias (Nuse) o Línea 123.

Según estableció EL TIEMPO, el Fondo de Vigilancia y Seguridad (FVS) propuso la firma de un otrosí para resolver “errores” en el convenio que había suscrito en octubre del 2014 como reemplazo del 2357, que también tenía problemas. “Era tal el cúmulo de observaciones por parte de la interventoría y de la Contraloría sobre el 2357, que el anterior director del Fondo (Máximo Noriega) decidió suscribir un nuevo convenio, pero desafortunadamente se estructuró trasladando casi todos los errores del anterior”, explicó Jairo Osorio, subgerente administrativo y financiero del FVS. (Lea: El otrosí que enfrenta a Petro con sus subalternos)

Así que el 1.° de julio de este año el Fondo decidió enviarle a Saúl Kattan, presidente de la ETB, un otrosí firmado por el gerente, Fernando Arbeláez, para subsanar esas fallas. Tendría un valor de 12.500 millones de pesos, que se sumarían a los 15.000 millones entregados a la empresa al inicio del convenio.

¿Por qué Osorio dijo, en carta a la Secretaría de Gobierno, que fue el alcalde Gustavo Petro quien ordenó el otrosí y no que la iniciativa había sido del mismo Fondo como ordenador del gasto?

Esa es la pregunta que se hace Martha Lucía Zamora, secretaria general, quien señaló que “se estaban haciendo unas mesas de trabajo con la ETB, el FVS y con la Secretaría General, para concertar ese otrosí y blindarlo. El viernes tuvimos una reunión y el señor Arbeláez no se presentó. Pasó lo mismo el lunes. Eso no se entiende”.

Zamora explicó que le encomendó al equipo anticorrupción de la Secretaría elaborar un informe técnico y jurídico que determinara si el otrosí era conveniente o no y cómo estructurarlo, para garantizar su transparencia.

Ellos recopilaron todas las anotaciones de la Contraloría y de la interventoría sobre ese y el anterior convenio, para que ella actuara conforme a esto. Pero cuando llegaron al Fondo a pedir los estudios y archivos de soporte de ese convenio, les negaron el acceso. (Lea: Fondo de Vigilancia habría retrasado pagos a soporte técnico del 123)

“Sergio Romero, jefe de Planeación del FVS, ordenó a su secretaria Lineth soley Acero que no les entregara la información, así que el informe de los abogados anticorrupción no fue para mí concluyente, por estar incompleto”, señaló la funcionaria.

Ella cree que ese documento fue el que Osorio y Virgilio Hernández Castellanos, jefe jurídico del FVS, usaron para cambiar de parecer y rechazar el convenio y el otrosí que el mismo Fondo propuso.

De hecho, Arbeláez renunció, “al no estar de acuerdo con la continuidad del convenio 561 del 2014, ni con la firma del otrosí que la Administración me propone que suscriba”.

En rueda de prensa, Petro negó que haya exigido la suscripción del otrosí, aunque dijo que el convenio debía sostenerse.

No es un capricho, es una absoluta necesidad que la ETB sea fundamental en la Línea 123. Si no la tuviéramos, tendríamos que contratar a Claro o a Movistar para que monte la red de fibra óptica que tenemos con ETB”, dijo.

Osorio salió al paso y dijo que no fue una sino varias propuestas de otrosís las enviadas por el FVS a Kattan, pero que este se negó a dar información sobre el uso y destinación específica de los $ 15.000 millones entregados en octubre.
“Enviamos 4 o 5 otrosís diciendo que teníamos que reglamentar, pero invariablemente decían que no podían entregar información del gasto”, insistió Osorio.

Ahora, la Alcaldía tiene una renuncia de doble filo, pues el exgerente Arbeláez dijo en la carta de dimisión que se iba atendiendo una solicitud del Alcalde –que Petro mismo ha negado–, lo que podría llevar a demandas contra el Distrito.

“Además, es ley de garantías y no se puede modificar la nómina del Distrito y no podemos declararlo insubsistente, pues se podría demandar. El Alcalde está maniatado”, anotó.

BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.