Cantera en Usaquén tiene permiso de Ambiente

Cantera en Usaquén tiene permiso de Ambiente

Actualmente la extracción está detenida, pero los trabajos se estaban realizando con autorización.

notitle
31 de julio 2015 , 04:20 p. m.

"Todos los días veo el horrible daño que los cerros están sufriendo por la cantera ubicada en la calle 153 arriba de la 7.ª. Me surgen preguntas como ¿de quién son esos terrenos? o ¿dónde está la Secretaría de Ambiente?", estas fueron las palabras de Diana Hernández, reportera ciudadana al ver que la mancha amarilla cada vez se hace más grande en el cerro.

Constantemente recibimos correos que reclaman por la explotación que están sufriendo los cerros orientales y que, según los vecinos, no es autorizada ni vigilada por ninguna entidad.

EL TIEMPO ZONA habló con Susana Muhamad, secretaria distrital de Ambiente, quien afirmó que "a esta cantera específicamente se le aprobó en el 2010 el Plan de manejo, recuperación y restauración ambiental -PMRRA-".
Lo anterior quiere decir que quienes antiguamente explotaron los cerros ahora están en la obligación de recuperarlos y mientras realizan ese proceso y sea necesario extraer roca, tienen permiso de Ambiente para vender la que se retire de la montaña, pero lo que busca el PMRRA es generar el cierre minero de las canteras.

En este caso, la Corporación inmobiliaria El Cedro S.A, Colbank S.A tuvo que presentar una propuesta a la SDA informando cómo recuperaría ambientalmente la cantera basándose en estudios geológicos y geotécnicos, entre otros.
Una vez aprobado dicho plan, el dueño de la cantera asume los gastos de la restauración y tiene una fecha límite para entregarla.

Aunque según Muhamad "el daño que hace una cantera o una explotación minera es irreversible, pues jamás volverá la montaña a su estado original porque se extrajo justamente la roca (...), hay unas técnicas para que en términos de estabilidad no haya derrumbe y más erosión, sino que se estabilice el terreno y se haga una recuperación paisajística".
Según la secretaria, en Bogotá se han identificado 108 predios que han sufrido explotación minera y que en este momento necesitan intervención. Sin embargo, solo ocho dueños de canteras han presentado su PMRRA y la entidad distrital se los aprobó. De estos, dos tienen los trabajos suspendidos (entre ellos la cantera El Cedro San Carlos) y ocho más tienen su PMRRA en estudio. Los 92 restantes aún no responden.

¿Qué pasa en El Cedro?

Como consecuencia de la explotación minera que desde hace décadas se presentaba en la cantera El Cedro San Carlos, quedó una cicatriz en la montaña que genera inestabilidad del terreno y pone en riesgo a la comunidad.
En el 2010, cuando se le aprobó el PMRRA, el cerro presentaba grietas que atravesaban la cantera de norte a sur y la superficie evidenciaba una falla que hacía que las rocas estuvieran inclinadas hacia la comunidad.

Las rocas de la montaña presentan una falla que hace que estas se inclinen hacia la comunidad. Rodrigo Sepúlveda / EL TIEMPO

Las rocas de la montaña presentan una falla que hace que estas se inclinen hacia la comunidad. Rodrigo Sepúlveda / EL TIEMPO


Por tal motivo, a la corporación inmobiliaria le dieron tres años de plazo para entregar la recuperación, pero hasta 2013 lograron desalojar el terreno que estaba invadido ilegalmente y en marzo de ese año empezaron los trabajos que deben finalizar en marzo de 2016.

Muhamad le dijo a ZONA que lo más probable es que esos tiempos no se cumplan, por lo que la corporación incurriría en un sancionatorio ambiental.
Actualmente las obras se encuentran suspendidas porque no estaban cumpliendo con lo establecido en el PMRRA, y la Secretaría le solicitó al propietario hacer varias modificaciones en el mismo con un plazo de 20 días, a partir de 15 de julio.

En una visita a la cantera, ZONA pudo ver que a pesar de que se han extraído toneladas de roca aún son evidentes las grietas con varios metros de profundidad. Para mitigar el riesgo de deslizamiento, es necesario que se extraiga toda la roca que presenta falla hasta llegar a un nivel en el que el terreno esté firme. Este material se puede comercializar debido a que es fruto de un proceso de recuperación ambiental.

Muhamad explicó que la razón por la que la comunidad evidencia una explotación cada vez más grande es que el propietario no respetó el PMRRA que establecía que el proceso de extracción de material debería realizarse en tres etapas: primero la franja norte, luego la central y finalmente el costado sur. En cada una debía eliminarse la roca con falla, recuperar paisajísticamente, entregar a la SDA y ahí sí continuar con la segunda fase, pero lo que se ha hecho es extraer roca horizontalmente.

Redacción EL TIEMPO ZONA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.