Clara Doe Mvogo y su historia de cómo es gobernar en tiempos del ébola

Clara Doe Mvogo y su historia de cómo es gobernar en tiempos del ébola

La mujer es alcaldesa de Monrovia, la capital de Liberia, país que padeció esta epidemia.

notitle
30 de julio 2015 , 08:10 p. m.

Ser nombrada alcaldesa y casi al tiempo confirmar el brote de lo que sería una de las crisis de salubridad más graves en los últimos 50 años es, tal vez, uno de los retos más angustiantes para un nuevo gobernante.

Clara Doe Mvogo, alcaldesa de la capital de Liberia, Monrovia, lo vivió en marzo del año pasado cuando el ébola se tomó el país. Se lo contó al periodista Christopher Swope, colaborador del portal Cityscope.

“¿Qué haremos? ¿A dónde iremos? ¿Por qué pasa esto? ¿Por qué ahora?”. Esas eran las preguntas que, según ella, rondaban en su cabeza, desde el primer mes de gobierno. Aún más en julio, cuando todo empeoró; bastante menos en marzo, cuando lograron librarse de la peste, que les quitó la vida a más de 4.800 personas en el país, que tiene casi 4 millones de habitantes; Monrovia tiene un millón.

Mvogo aprendió varias cosas sobre gobernar en tiempos de crisis. La primera, que la negación les hizo perder tiempo y ciudadanos.

“Los mayores brotes se dieron por esa negación –le contó a Swope–. La gente sentía los síntomas, pero se iban a sus casas. Especialmente en los asentamientos informales, escondían a sus enfermos. No querían que fueran al hospital porque creían que morirían”.

Pero era consciente de que no podían esperar a que los ciudadanos hicieran sus propios reportes, así que empezaron a rastrear los casos, a informar y mostrar los casos de los que algunos se recuperaban, pese a las malas noticias. Informar, buscar, eran las claves.

Como líder de su ciudad, tuvo que pedir recursos financieros y humanos para iniciar una campaña masiva de información que le permitiera ganar la confianza de los ciudadanos, lograr que se trataran y contener la epidemia.

“En Monrovia tenemos áreas comisionadas (localidades), y en cada una hay cerca de 20 líderes elegidos por los ciudadanos. Y cada comunidad tiene muchas cuadras; algunas 10, otras, 25. Cada cuadra tiene entre 50 y 100 casas”, explicó la mandataria, que organizó esa ‘acupuntura’ de comunicación y habló con cada líder, personalmente.

También reflexionó sobre las zonas de tugurios y advirtió sobre los riesgos de la falta de infraestructura de servicios públicos que les quita acceso a sistemas de drenaje de aguas negras.

Y, sobre todo, insistió en coordinar las acciones en estas emergencias, entre cooperantes y gobiernos local y nacional. “Dificultó mi trabajo. Yo llegaba a las comunidades, mencionaba unas ayudas y la gente decía ‘no nos han dado eso’. Y era porque las ayudas estaban yendo a otras zonas”, dijo.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.