'Llegó tarde investigación contra Emgesa por embalse El Quimbo'

'Llegó tarde investigación contra Emgesa por embalse El Quimbo'

Medida es tardía para las comunidades y autoridades locales, porque ya comenzó llenado del embalse.

notitle
30 de julio 2015 , 06:26 p.m.

Hasta 3.220 millones de pesos diarios tendría que pagar Emgesa si se confirma que la empresa hizo un inadecuado retiro de la biomasa y los árboles que se ubican en el vaso del embalse de El Quimbo, represa que construye a 70 kilómetros de Neiva (Huila).


Ayer la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) ordenó la apertura de una investigación en contra de la empresa, por el posible incorrecto manejo técnico del retiro de estas masas boscosas que ocasionarían un deterioro en la calidad del agua del embalse, que comenzó su llenado el 30 de junio de este año.


Según la autoridad ambiental, en una revisión de los hallazgos del equipo técnico del Sector de Energía, Presas, Represas, Transversales y Embalses, durante la visita de seguimiento realizada a la zona de influencia del proyecto entre el 27 de junio al 8 de julio del 2015, se consideró que "no se agotaron las medidas de manejo técnico orientadas a realizar adecuadamente las actividades de repicado, apilado y retiro de la madera y la biomasa producto de las actividades de aprovechamiento forestal en el vaso del embalse, lo que podría generar una grave afectación de los recursos naturales".


Aunque no se puede estimar el valor total de la sanción y las acciones que tendría que ejecutar la empresa hasta que se termine la investigación, las multas, que están estipuladas en el artículo 40 de la ley 1333, establecen pagos diarios de hasta 5.000 salarios mínimos vigentes mensuales. De cobrarse la máxima pena, la empresa tendría que pagar cerca 3.220 millones de pesos, un 0,1 por ciento del costo total del proyecto, que busca inundar más de 11.000 hectáreas en el Huila.


Para Miller Dussán, vocero de la Asociación de Afectados por el Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo (Asoquimbo), esta medida es “sumamente irresponsable y tardía” por parte de la autoridad ambiental, debido a que aunque las visitas técnicas se realizaron entre la última semana de junio y la primera de julio, el 6 de julio permitieron seguir con el llenado de agua del embalse, sin tener en cuenta la medida preventiva que impuso la Corporación Autónoma Regional del Alto del Magdalena (CAM) el día 3 de ese mes.

“Por qué la Anla autorizó el llenado del Quimbo, si acaban de expresar que ya conocían la afectación ambiental por la que le abrieron la investigación a la empresa”, argumentó Dussan.


Carlos Cuéllar, director de la CAM, dijo que "hubiésemos querido una acción de mayor antelación para evitar un daño como el que hoy está ocurriendo". Hoy el llenado ya está cercano al 35 - 40 por ciento, que corresponde a una profundidad importante en el valle del Magdalena.


La corporación había advertido que la compañía no retiró en cinco años la madera que cortó y la dejó dentro de las cotas de inundación. "Dejó esto para lo último, al momento del llenado, cuando ya las zonas están encharcadas", describió Cuellar.

El gobernador del Huila, Carlos Mauricio Iriarte, afirmó que el proceso sancionatorio  debe ser fallado en derecho y de acuerdo con las pruebas técnicas existentes.


El mandatario aseguró que, una vez se dio inicio al llenado, tras un sobrevuelo que realizamos por el embalse, "detectamos mucha madera y mucha biomasa en las áreas de fácil acceso y en la ronda del río Magdalena"

De acuerdo con la Anla, el concepto técnico también evidenció que estos hechos de posible infracción ambiental tuvieron lugar antes del inicio de las actividades de llenado del embalse, por lo que se advierte que si bien el proyecto aún se encuentra en etapa de construcción, esto no releva a la empresa de dar un manejo técnico y adecuado a la biomasa en los términos de la licencia ambiental.


El que permanezcan relictos de biomasa y árboles mientras el agua se llena favorece procesos de eutrofización, es decir, que este material orgánico, al tomar oxígeno del agua, genere unos nutrientes que favorecen la aparición de algas que pueden acarrear consecuencias tóxicas y de malos olores en el embalse.


Según Santiago Duque, investigador de la Universidad Nacional (sede Amazonas) y director científico de un estudio que contrató Emgesa para evaluar su impacto ambiental, los resultados preliminares de esa pesquisa alertaron de la altísima eutrofización de las aguas, en tanto el embalse no solo captaría lo que genera la biomasa no removida, sino que también allí llegan los desechos de aguas residuales y los productos de la deforestación que arrastra el río Magdalena.


Duque aseguró que la empresa solicitó la modificación de su licencia para hacer un aprovechamiento forestal de toda la zona, pero que dependerá de la velocidad con la que hizo este trabajo, si ya algunas franjas,donde aún permanecían arbustos, palos y demás materiales, se inundaron, lo que causaría un impacto ambiental en la zona.

Escríbanos a laubet@eltiempo.com
En Twitter: @laurabeta

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.