Las dolorosas partidas de Mayerlín y doña Aura por la violencia

Las dolorosas partidas de Mayerlín y doña Aura por la violencia

La primera murió, al parecer, por una bala perdida, la segunda fue abaleada por 'equivocación'.

27 de julio 2015 , 09:07 p. m.

A Mayerlín Rivas no la olvidarán por su sonrisa y su simpatía en la ladera de Siloé. Su muerte, inesperada a sus 15 años, es atribuida a una bala perdida.

Los allegados de Aura Trinidad Jiménez recordaban su amistad, su encanto por los paisajes y el amor inclaudicable por una hija ausente. Ella, de 60 años, fue víctima de un sicariato y habría sido una equivocación.

La Personería se pronunció en ambos casos registrados el pasado fin de semana en Cali. La Policía informó que se investigan los dos homicidios para determinar las circunstancias, móviles y responsables.

En el primer caso, la adolescente estaba en la noche del domingo en una terraza en su casa. De repente,aparecieron unos hombres y sonaron detonaciones de arma de fuego.

Mayerlín Rivas recibió un impacto y fue llevada, en medio de la angustia, a un centro asistencial, pero la herida fue mortal.

El personero Andrés Santamaría lamentó el homicidio y llamó a las autoridades a esclarecer lo sucedido.

Desde el 1 de enero al 4 de julio, según cifras del Comité Interinstitucional de Muertes Violentas de la Ciudad, se han presentado en Cali, 85 muertes violentas de menores de edad, de ellas 81 fueron hombres y 4 mujeres. El Personero insistió en la necesidad de que las autoridades fortalezcan los controles y medidas de seguridad que reduzcan la criminalidad y violencia en la ciudad.

También hizo un llamado a la comunidad en general, por la responsabilidad a la protección y garantía de los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

Santamaría puntualizó que “no son balas perdidas, sino balas asesinas”.

La Personería también se refirió al asesinato de Aura Trinidad Jiménez, a las 2:30 de la tarde del sábado en un restaurante del kilómetro 6 de la vía a La Reforma, al sur Cali. Un pistolero llegó y disparó contra la mujer.
El personero Santamaría dijo que se rechaza y se lamenta el crimen de Jiménez, familiar de un funcionario de la entidad y un comunicador de la ciudad.

La versión preliminar de las autoridades indicaría que se trató, “al parecer, de una equivocación al confundir a la víctima con otra persona”.

Doña Aura compartía la amistad y la palabra de Dios con sus allegados. Nunca había dejado de sentir la ausencia de su hija Lina desde noviembre de 2012. Y siempre era amorosa con su otra hija, la docente Claudia Giraldo.

Este año se reportan 47 homicidios de mujeres. La Personería reiteró a las entidades competentes la necesidad de fortalecer las medidas de prevención y atención integral a las que tienen derecho las mujeres víctimas de violencias y a su vez reforzar la implementación de la política con enfoque de género.

CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.