El hombre de un metro que preside la Asamblea casanareña

El hombre de un metro que preside la Asamblea casanareña

Alexis Calvo es diputado. Asegura que la estatura no puede ser un impedimento para las metas.

notitle
27 de julio 2015 , 09:05 p. m.

Alexis Calvo, de apenas 1,05 metros de altura, ha demostrado que el tamaño no puede ser una talanquera para ponerse metas altas en la vida y lograrlas.

Con tan solo 34 años y su “talla baja”, estudió actuación y participó en dos temporadas de la serie de televisión Pandillas guerra y paz, en dos festivales Iberoamericanos de Teatro y estuvo en dos giras teatrales por Europa. Luego lo picó el ‘bicho’ de la política y actualmente es el presidente de la Asamblea departamental de Casanare, con aval liberal. (Vea aquí las más recientes fotografías del diputado)

Pero no es lo único. Logró conquistar a Adriana, su esposa, una mujer que mide más de 1,60 metros y con la que tiene cuatro hijos. Solo el menor de ellos tiene enanismo.

Para él, parte del éxito de su vida radica en que no se dejó amilanar por su estatura. “Yo me siento normal, nunca me pongo a pensar en las barreras. No puedo permitir que la talla baja sea un impedimento para cumplir mis metas”, asegura el diputado casanareño mientras se impulsa fuerte con la ayuda de sus manos para subirse a la silla desde la que preside las deliberaciones de la duma.

Alexis Calvo, junto a su familia, en su apartamento de Yopal. Héctor Fabio Zamora/ EL TIEMPO

Nació en Trinidad (Casanare), en un hogar de seis hijos, del cual él fue el único con enanismo. Aunque proviene de una familia de comerciantes, su vena política se la heredó a su mamá, que llegó a ser concejal del municipio.

Recuerda que su madre desde muy chico –porque pequeño siempre ha sido, dice él– le explicó que no crecería y que debería sobrellevar su condición física.

“Eso me ayudó a generar una personalidad fuerte y me convertí en líder del colegio. Solo me acordaba que era pequeño cuando alguien decía ‘ahí va el enano’ ”, anotó.

De esos recuerdos de colegio en Trinidad, no olvida cuando lo retaron a manejar el tractor del plantel y terminó dejando callado a más de uno.

Tampoco cuando se propuso ingresar a la banda de guerra para tocar el redoblante, y lo logró.

Cuando terminó su bachillerato viajó a Bogotá para estudiar actuación. Y fue precisamente mientras estudiaba que conoció a Adriana, su esposa. Ella es hermana de un excompañero de esa academia.

“Me gustó desde que lo conocí. Claro que al comienzo fue muy difícil, a nadie le contaba que éramos novios”, relató esta mujer que hoy maneja el negocio de finca raíz que los dos tienen en Yopal. Según dice ella, “el amor superó todos los obstáculos”.

Ahora ya llevan 18 años viviendo juntos, de los cuales los últimos 12 han sido en Yopal.

Su carrera

Entre 2003 y 2004 estuvo como actor en la serie Pandillas, guerra y paz, en las cual interpretó el papel del ‘Caco’.
Tras esto se dedicó al teatro y a hacer unos papeles en algunas otras series.

En 2007 hizo su primera aparición en política como candidato a la Asamblea de Casanare, pero se ‘quemó’.

En 2011 decidió de nuevo probar suerte en la campaña política. “No tenía mucha plata, pero tengo claro que uno debe sacarle ventaja a lo que tiene, y más si lo ven como una debilidad. Aproveché que la gente se acercaba a mi campaña ‘para oír lo que el enano está diciendo’ y logré convencer a muchos”, dijo Calvo.

Obtuvo 2.748 votos, que no le alcanzaron para tener una de las 11 curules de la duma. Sin embargo, este año el Consejo de Estado ‘tumbó’, por inhabilidad, a uno de los diputados y él pudo llegar a la Asamblea. Logró el consenso de las mayorías y desde junio está como presidente.

“Soy la única persona de talla baja en el país que hoy tiene un cargo de elección popular en una corporación”, se ufana.

Calvo reconoce que en el país es muy poco lo que está acondicionado para la gente de talla baja.

Para él incluso, en Yopal nada es sencillo, por lo que ha tenido que aprender a valerse por sí mismo en un país donde nada está pensado para la gente que mide menos de 1,20 metros.

Pero él no tiene problema para manejar su camioneta de alta gama, a pesar de la dificultad que le representa subirse, y también hace deporte. Juega fútbol dos veces por semana con un equipo de talla alta.

Es consciente de que es “un personaje no cotidiano” y que desde su cargo como presidente de la Asamblea se hace más notable.

“En más de una ocasión he encontrado personas que me ignoran, pero cuando saben que soy el presidente de la Asamblea llegan a pedirme que los disculpe”, contó.

Alexis ha demostrado que su tamaño no ha sido ningún impedimento para sus propósitos, y si bien asegura que la actuación le gusta, por ahora lo que quiere es ser senador de la República. Y en el 2018 lo va a intentar. Es su nueva meta.

Un mundo con poca oportunidad

¿Es muy complicado ser una persona de talla baja en este país?

Es muy complicado en algunos temas como el de la movilidad. Además, hay muchas barreras, incluso en algunos de los sectores de la sociedad.

¿Sienten que en algunos momentos son discriminados?

Por supuesto que hay momentos en los que nos discriminan. Hay personas que tienen la creencia, casi mitológica, de que las personas de talla baja solo sirven de bufones y nos les dan las oportunidades.

¿Por ejemplo, dónde los discriminan?

Mi hijo me dice que quiere entrar al Ejército, pero a una persona de talla baja que quiera servirle a la patria desde el servicio militar no le dan la oportunidad.

¿Y usted qué le dice a su hijo?

Él tiene claro que es pequeño, igual al papá, pero eso no lo ha afectado para nada. Claro que él tiene 7 años y todavía no entiende todo.

¿Siente que lo insultan cuando le dicen enano?

Ese es el único significado que existe en el diccionario, aunque lo que está determinado es que se hable de personas de talla baja. A mí no me molesta, pero a la mayoría nos les gusta porque se siente discriminada, y en eso tengo que apoyarlos.

JORGE ENRIQUE MELÉNDEZ P.
Enviado Especial de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.