Con bombardeos se dieron los grandes golpes a las Farc

Con bombardeos se dieron los grandes golpes a las Farc

En operaciones aéreas, entre otros, murieron 'Mono Jojoy' y 'Raúl Reyes'.

27 de julio 2015 , 12:02 a. m.

Es “la mejor arma de la que dispone el Ejército” y la herramienta más eficaz para dar de baja a los jefes de las Farc.

Así califican los generales en retiro las acciones militares aéreas o bombardeos cuya ejecución fue suspendida desde el pasado sábado por orden del presidente Juan Manuel Santos.

De acuerdo con lo que explicaron, en el desarrollo de este tipo de acciones han caído los más importantes jefes guerrilleros.

De hecho, fue durante un bombardeo en territorio ecuatoriano que murió, en 2008, Luis Édgar Devia, alias Raúl Reyes, miembro del secretariado de las Farc. Lo mismo sucedió dos años después, en 2010, con el segundo al mando de ese grupo guerrillero, Víctor Julio Suárez Rojas, alias Mono Jojoy, quien murió en el Meta.

Un año después, en 2011, otro bombardeo antecedió la muerte del máximo jefe guerrillero, Guillermo León Sáenz, ‘Alfonso Cano’, lo que debilitó su círculo de seguridad. En el ataque aéreo murió su compañera sentimental y alias el Zorro, encargado de las comunicaciones.

Otro jefe guerrillero murió recientemente durante el bombardeo a un campamento en Guapi (Cauca), en mayo de este año. Junto con otros 25 guerrilleros cayó Pedro Nel Daza Narváez, alias Jairo Martínez, negociador de paz de la guerrilla en La Habana y quien había regresado al país. Este hecho fue el que motivó el anuncio de las Farc de levantar el cese unilateral del fuego que anunciaron en diciembre.

La suspensión de los bombardeos, en opinión de los generales en retiro, facilitará el fortalecimiento de las Farc.

“Desde el punto de vista militar, se pueden reagrupar otra vez. A lo único que les tienen miedo es a los bombardeos”, declaró el general (r) Jaime Ruiz, presidente de la Asociación Colombiana de Oficiales en Retiro (Acore).

En eso coincidió el también general (r) Néstor Rámirez Mejía, presidente del cuerpo de generales y almirantes de la reserva activa. Para él es claro que la medida llevará a que las Farc se reagrupen en sitios de retaguardia, pero aclaró que esto no quiere decir que la Fuerzas Militares se queden quietas y no opten por otras soluciones.

“Ya han dado de baja a cuatro jefes por operaciones de Fuerzas Especiales”, recordó este general en retiro.

De hecho, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, indicó que las FF. MM. continuarán persiguiendo el delito en zonas de influencia de las Farc para garantizar la seguridad de los colombianos.

Entre tanto, el director del Cerac, Jorge Restrepo, destacó que la suspensión de los bombardeos “es la medida más importante de desescalamiento” y representa “un punto de quiebre en materia de la dinámica del conflicto”.

‘Las reglas blindan el cese’

El primer cese de bombardeos decretado por el presidente Juan Manuel Santos, el pasado 11 de marzo, duró un poco más de un mes, luego de que las Farc asesinaron a 10 militares en Buenos Aires (Cauca), en plena tregua unilateral. El hecho, por el que hoy son investigados los mandos de los soldados muertos para establecer si permitieron –por acción u omisión– el paso de los guerrilleros, llevó a que el 15 de abril pasado el Gobierno reanudara los ataques aéreos contra las Farc. Hechos como este, según analistas, siguen siendo un riesgo para que el desescalamiento se frustre. Sin embargo, para Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para el Análisis del Conflicto (Cerac), “las condiciones con las que se definió este nuevo cese de bombardeos hacen que sea mucho menos vulnerable”. Afirmó que las reglas de juego de ahora permiten, por ejemplo, bombardear si las Farc constituyen una amenaza para la Fuerza Pública (ver notas anexas), medida que, si se hubiera previsto antes, “hubiera permitido reaccionar frente a lo de Buenos Aires sin que ello significara una ruptura del acuerdo”. Y agregó que la orden del Gobierno “genera incentivos correctos para que las Farc tengan menos movilidad”.

Para María Victoria Llorente, directora de la Fundación Ideas para la Paz, aún falta un mecanismo que permita aclarar de manera ágil esas posibles rupturas, “y solucionar esas etapas de crisis”.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.