Francesca Miranda acompaña a una novia hasta el altar

Francesca Miranda acompaña a una novia hasta el altar

Con la colección 'AluSínante', la diseñadora da comienzo a Colombiamoda, el lunes 27 de julio.

notitle
24 de julio 2015 , 05:03 p.m.

Francesca Miranda, podría decirse, se ha casado decenas de veces. Cada vez que una novia llega a su taller, ella vive a plenitud su historia de amor. Es una romántica y le fascina ayudar a que tengan un final feliz el día de la boda.

“Soñar con las novias es absolutamente fantástico, y cada vez me gusta más, y me encanta ver la felicidad y esa ansiedad por verse divinas”, comenta esta mujer que nació en El Salvador, pero que lleva 30 años viviendo en Barranquilla.

Al universo de las novias llegó hace poco, lleva ahí tan solo cuatro años, pero con un éxito tan rotundo y creciente, como si los 20 años de su carrera los hubiera pasado allí.

De hecho, Francesca comenzó diseñando ropa de hombre, una clara influencia de su padre, un diplomático y ex ministro salvadoreño. Desde pequeña lo ayudaba a escoger las telas y los colores para hacerse sus trajes. “Era un hombre atrevido para su época, pues no le tenía miedo al color y usaba todo los tonos de rosado, por ejemplo.

Cuando tenía sesenta y pico de años tuvo un esmoquin en jacquard en tonos grises y morado de super avanzada para esos tiempos y para un hombre de su edad”, cuenta entretenida.

Hacer moda masculina también tuvo mucho que ver con el haberse casado con un barranquillero con familia dedicada a la confección de ropa para ellos.

Sin embargo, hace 15 años entró a la moda femenina. “Las mujeres estamos muy presentes en la moda, cómo no pensar en ellas”, dice.

La delicadeza, los detalles, el glamour, la sofisticación comenzaron a hacer parte de su día a día. “Lo más difícil de hacer una colección es el momento de la creación. A veces tengo el equipo esperando y les digo que no me afanen mientras en mi cabeza voy imaginando cómo hacer esas ideas que se me ocurren, principalmente, cuando me siento en un avión y cierro los ojos. Empiezo a armar una pieza por la parte de abajo y luego voy decidiendo qué hacer en la parte de arriba”, comenta.

Un día, hace cuatro años, su carrera dio otro giro gracias a un pequeño reto que le planteó una pareja de compradores. “Estaba en un hotel en Nueva York mostrado mis trajes de coctel, de noche, de gala, y una pareja de origen asiático me dijo que si pasaba todos esos detalles prácticamente de alta costura a vestidos de novias, sería un boom, porque la gente estaba buscando algo diferente. Y así fue”.

Ellos visitaron su taller en Barranquilla, vieron cómo trabajaba, los materiales que usaban para darle la ‘bendición’. Y ella se lanzó a hacer la primera colección con 12 trajes de novia.

Desde entonces, las revistas de bodas de Estados Unidos y América Latina siempre incluyen sus diseños, y la mayoría de sus colecciones son para exportar. El mercado estadounidense está encantado con sus creaciones, que llegan incluso hasta el Japón.

‘AluSínante’

Precisamente las novias serán el tema central de la pasarela inaugural de Colombiamoda, este lunes 27 de julio. Pero no será un desfile exclusivamente de trajes de novia.

“Cuando una mujer dice Sí, empieza a soñar, a alucinar, a planear su vida y su boda, y comienza a vivir momentos especiales, maravillosos, positivos. Todos esos momentos es lo que estoy tratando de recrear en 35 looks. Yo lo viví con mi hija que se casó hace seis meses y disfrutamos mucho el proceso”, cuenta.

‘AluSínante’ es una colección con mucho detalle y terminados a mano.

Consejos para una novia

Lo primero que Francesca Miranda le recomienda a una novia que va camino al altar es que conozca su cuerpo para saber qué estilo le puede quedar mejor. También, que se pruebe varias alternativas para poder elegir el adecuado, “porque casi siempre se imaginan lo que no es”. Para ella es crucial que esa mujer, el día de su matrimonio, se vea realmente como una novia: “Tiene que ser un vestido muy especial porque solo es para una vez, para un momento único. Vestidos de fiestas podrá tener varios y usarlos en distintas ocasiones. El de novia es para un día irrepetible”.
El color también se permite para llevar con el blanco, y el estilo sirena no es el único que hay.

Otros mundos, otras pasarelas

Una luna de miel en Japón, la obra de un artista, el gris y negro del paisaje urbano, el cáncer de seno, los alimentos transgénicos, un cuento recién inventado... Cualquier cosa que toque la sensibilidad de un diseñador puede ser el punto de partida de una colección. Así se podrá ver en las pasarelas de Colombiamoda, que constituyen diferentes propuestas para diferentes tipos de mujer.

En el caso de Leal Daccarett, por ejemplo, fue un cuento que Karen (Daccarett) y Francisco (Leal) se imaginaron: “Un par de hermanas cubanas criadas en Nueva York llegan a una librería antigua, donde hay unos libros gigantes, mágicos, que hablan de la Expedición Botánica y las trasladan al Virreinato de la Nueva Granada”. Esto se traduce es siluetas estructuradas con apliques de flores hechas a mano y muchos boleros, en la colección que presentan de la mano de la revista Carrusel y el Banco de Bogotá.

Otras latitudes fueron el punto de partida de Kika Vargas, quien cierra Colombiamoda. Durante su luna de miel, en Japón, quedó impresionada con la disciplina y el sentido ritual de los japoneses, a lo que le suma los cerezos florecidos, los kimonos y las geishas. “Todo esto lo acerco a occidente con las técnicas de confección europeas”, comenta.

En cambio, el arte dio un impulso a Jorge Duque: las obras Espina dorsal y Papavesomniferu, de Juan Fernando Herrán y el colorido de Pedro Ruiz le dieron ideas para las siluetas y colores que lleva su mujer latina, alegre y llamativa.

Los bordados de punto de cruz inspiraron la variedad de colores y estampados de Pepa Pombo y Mónica Holguín, que presentan novedosas siluetas.

En cambio, una enfermedad y la búsqueda en internet sobre esta llevaron a Darío Cárdenas a pensar en los alimentos transgénicos y a la preocupación por el planeta y su conservación.

Otra enfermedad, el cáncer de seno, reúne a cinco diseñadores muy distintos pero sensibilizados con el tema, en la Pasarela M: Francesa Miranda, Juan Carlos Socarrás, Argemiro Serna, Manuela Álvarez y Ana María Restrepo.
La caleña Johanna Ortiz continúa en su trabajo de ‘desbaratar’ las prendas masculinas para hacerlas femeninas.
Y el negro y sus tonos guían las prendas de la colección Black de Isabel Caviedes con la revista Infashion, para una mujer guerrera y urbana pero siempre femenina.

Otra revista, Fucsia, celebra sus 15 años con el talento de Carlo Carrizosa, inspirado en Ciudad Perdida, y Papel de Punto, con sus pintas en tejido de punto.

Finalmente, los atardeceres y la variedad de flores de Medellín dan la partida a Andrés Pajón.

Natalia Díaz Brochet
Editora de EL TIEMPO
Twitter: @ndiazbrochet

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.