En dos años, Auditoría realizó más de 2.300 hallazgos en contralorías

En dos años, Auditoría realizó más de 2.300 hallazgos en contralorías

De estos casos, 33 tienen implicaciones penales. Marulanda termina su gestión como auditora general.

notitle
23 de julio 2015 , 06:49 p. m.

No muchos colombianos escucharon hablar en los dos últimos años de la Auditoría General de la República, pese a que esa entidad tiene sobre sus hombros la misión de vigilar a 63 contralorías territoriales y a la general, y cuyo timonel, Laura Emilse Marulanda, concluye hoy su periodo, para dar paso al recién electo auditor general, Felipe Córdoba.

Pese al poco ‘bombo’ que rodeó la gestión de Marulanda, de su rendición de cuentas destaca que realizó “una cobertura del 100 por ciento de las entidades vigiladas; realizamos 2.361 hallazgos, de los cuales 33 son penales; 234, disciplinarios; 52, fiscales y 2.036, administrativos”.

Aun así, más allá del escándalo suscitado por una recusación a la Auditora, por parte de la entonces contralora general Sandra Morelli, tras el inicio de investigaciones en torno al millonario contrato de arrendamiento de la sede del organismo de control, en la que también se hospedó la Auditoría, la entidad pasó casi inadvertida. Sin embargo, Marulanda dice: “no me sentí maniatada, simplemente los procesos no caminaron con la rapidez que hubiéramos querido, por la recusación que se me presentó y algunos otros debates procesales que dilataron los procesos (tuvimos 4 meses en actividad procesal). Pero pude cumplir mi función”, indicó.

En la mira

Desde hace algunos años, la Auditoría ha estado en la mira, pues sus vigiladas territoriales son blanco constante de una lluvia de críticas que, inclusive, ponen en duda su viabilidad.

En el periodo de Marulanda, quien venía de una contraloría territorial, también se despertaron suspicacias sobre la mano firme que podría aplicar para controlar a los que antaño fueron sus homólogos.

De hecho, temas gruesos, como el archivo de casos en las regiones por parte de las contralorías territoriales, fueron destapados por la Secretaría de Transparencia de la Presidencia de la República, que halló un crecimiento serio en 19 de estos organismo de control, incluyendo las de los departamentos de San Andrés, Atlántico y Bolívar, y la del municipio de Montería.

La propia Marulanda, al inicio de su gestión, habló de una transformación de las contralorías territoriales y su idea era tramitar un proyecto de ley para reorientar el control fiscal y, entre otras, ampliar el periodo de permanencia del auditor.

¿Cuál fue el resultado?

“Hablamos de ayudar a la transformación del control fiscal colombiano. Ayudamos bastante, implementamos el proceso verbal en más de 23 contralorías. Les dimos toda la infraestructura necesaria para adelantarlo. Eso ayuda mucho a transformar el control fiscal colombiano”, dijo Marulanda.

Sobre el proyecto de ley, aunque la Auditoría hizo la gestión, tampoco llegó a feliz término. “Insistimos bastante, pero no fue posible. Con el proyecto de equilibrio de poderes en la agenda legislativa y con el periodo tan corto, hicimos algunas propuestas, pero no alcanzó el tiempo”, sostuvo Marulanda.

En medio de todos los hallazgos que registran las cuentas de la Auditoría y, pese a que no fue el organismo de vigilancia sino otros como Transparencia por Colombia, los que ayudaron con su medición regional, a destapar casos de corrupción como los de Malambo y Soledad (con la contralora detenida por presunto peculado por apropiación), para la funcionaria, los casos más duros que llevó fueron los relacionados con la Contraloría General.

“La auditoría al contrato de la sede de la Contraloría, el gasto en gasolina de la entidad y la compra de tres sedes regionales fueron grandes, sobre todo, por la importancia nacional de esta entidad, por la cuantía y por la dificultad de adelantar los procesos teniendo en cuenta que fui recusada”, expresó.

Otros, como el exauditor Iván Darío Gómez Lee, extrañaron otras actividades que adelantaba la Auditoría y que fueron quedando a un lado y le quitaron dientes al proceso de vigilancia.

“Se truncaron proyectos como las auditorías de choque a contralorías ineficientes y el control a la contratación pública, que ayudaron a llevar a la cárcel a los contralores de Bogotá, Barrancabermeja y San Andrés, por extorsión”, manifestó Gómez Lee.

“Siempre enfocamos nuestro proceso auditor, como lo ordena la Constitución, en la gestión y los resultados, dentro de un plan general de auditorías. La figura de auditorías de choque no está en la carta magna. No podíamos hacer auditorías diferentes, salvo las especiales que se adelantan tras alguna queja", respondió Marulanda.

Ante el cuestionamiento a las contralorías territoriales, por parte de altos funcionarios como el contralor general, Edgardo Maya, Marulanda, dijo: “creo que el país requiere un estudio completo para reformar el control fiscal.

Comparto con él algunas de las reformas que propone, pero creo que el control fiscal territorial hay que fortalecerlo, bien para que lo asuma la Contraloría General o para que mejore en sí mismo. Hay que buscar una mejor forma. Lo que sí es cierto es que, como está el control territorial hoy en Colombia, está debilitado. Empezando porque estas entidades no tienen el presupuesto necesario para funcionar”.

‘Dos años es poco’

¿Cree que ha habido avances en materia de corrupción regional?

A mí me corresponde el área de procesos de responsabilidad fiscal. Hasta que no hayan procesos fallados no puedo afirmar que existe corrupción. Tenemos hallazgos fiscales en averiguación.

¿Qué le quedó por hacer?

Mucho: quedamos en la mitad. Lo primero que me queda faltando es terminar los procesos de responsabilidad fiscal que están en los hallazgos. El proyecto de ley no se pudo concluir porque hasta nos correspondió defender la Auditoría para evitar su eliminación. Este es un órgano necesario. Una planeación en dos años queda muy corta.

¿Cuánto tiempo cree que requiere el auditor para hacer visible su labor?

Cuatro años, como las demás entidades. A nosotros nos rindió porque el equipo era experto.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.