Cirugía estética, con normas claras

Cirugía estética, con normas claras

Por elemental responsabilidad social, se debe garantizar calidad, pertinencia, seguridad y eficacia.

22 de julio 2015 , 05:52 p. m.

Muy atinadas recomendaciones se desprenden del editorial ‘No más cirugías de garaje’, del pasado 18 de julio. Más allá del auge que sitúa a Colombia como uno de los “paraísos” de este tipo de procedimientos, es un reto que nos obliga, por elemental responsabilidad social, a garantizar calidad, pertinencia, seguridad y eficacia.

Todos estos preceptos pasan por la idoneidad del profesional médico, que debe ser especialista con competencias en procedimientos quirúrgicos estéticos, y debe tener sus respectivas certificaciones.

Las sociedades científicas vinculadas con la estética en los más altos niveles, desde sus programas académicos, se comprometieron a transmitir su visión consensuada al Congreso de la República sobre este aspecto que en iniciativa parlamentaria acoge en el primer debate algunos aspectos pero, desafortunadamente, no otros esenciales.

El impulso político no satisface el clamor de la comunidad. Lo que el editorial invoca a las sociedades científicas, ya se hizo; falta ver la responsabilidad parlamentaria sin negarnos a seguir aportando desde esta tribuna al llamado legislativo y de la sociedad misma.

César A. Burgos A.
Expresidente Asociación Colombiana de Dermatología y Cirugía Dermatológica

Se ha perdido el sentimiento patrio

Señor Director:

Buenísima la observación del caricaturista Matador, sobre la realidad del sentimiento patrio. Comprobé las poquisimas banderas izadas en la ciudad en el Día Nacional de Colombia. Pero en los días en que juega la selección de fútbol una gran mayoría usa la camiseta, los carros portan la bandera y se respira un aire de nacionalismo que emociona.

Mientras para los ciudadanos sea más importante el fútbol que el mismo país, estaremos educando una generación sin valores cívicos. Anteriormente eran se enaltecían los héroes que murieron por darnos la libertad, los símbolos patrios y el respeto que merecían; pero actualmente en los colegios no se le da importancia a estos temas.

La campaña debe empezar por la casa y los colegios donde los niños y jóvenes pasan más tiempo y por tanto pueden ser más influyentes. Es muy importante el deporte y la relevancia que se dé a todas estas actividades, pero no olvidemos nuestras fiestas patrias.

Celina Acevedo Plata
Bogotá

* * * *

Señor Director:

Da tristeza ver el poco sentimiento patrio que se ve en el país en nuestra fiesta nacional. Si ni siquiera cumplimos con izar nuestra bandera en homenaje a nuestros héroes, los que hicieron posible que fuésemos un país libre, se entiende porqué la indiferencia de la mayoría de los colombianos ha permitido la degradación continuada de Colombia, los altos niveles de corrupción y el mantenernos en el subdesarrollo.

Lo que no se ama no se cuida, y eso es lo que está pasando con nuestro país.

Juan Manuel Cuervo
Bogotá

___________________________________________________

Escriba su opinión a: opinion@eltiempo.com, @OpinionET

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.