Rosario de humillaciones

Rosario de humillaciones

La cadena de hechos sangrientos que han vapuleado a México en los últimos años es insultante.

notitle
20 de julio 2015 , 09:05 p. m.

Cada vez que México está en la primera plana de los periódicos de todo el mundo, un intenso frío me recorre la columna vertebral. Recién lo sentí leyendo sobre la segunda fuga del narcotraficante elevado por la revista Forbes al estatus de billonario global, Joaquín el ‘Chapo’ Guzmán. Pero este no es el único escalofrío que he sentido en los dos últimos años.

Esta afrenta me persigue porque nací y crecí en México, y aunque he pasado más de la mitad de mi vida en Estados Unidos, lo que sucede en México me alegra cuando es positivo y me deprime cuando es negativo. Últimamente, sin embargo, lo malo se ha ido acumulando mientras que lo bueno ha estado notablemente ausente.

En junio del 2014, el ejército mexicano ejecutó a 22 personas en la comunidad de Tlatlaya, estado de México, aduciendo que se trataba de una banda de delincuentes. En septiembre, seis jóvenes fueron asesinadas por la policía y 43 estudiantes desaparecidos en la ciudad de Iguala. En noviembre, se reveló que la residencia de la esposa del presidente Enrique Peña Nieto, con un precio de 7 millones de dólares, era propiedad de una empresa favorecida con contratos de obra pública por valor de 3.400 millones de dólares. A principios del 2015, la noticia fue que la misma empresa le vendió una casa de campo al Secretario de Hacienda en el gabinete de Peña Nieto.

Este mes, la noticia fue la fuga del ‘Chapo’ de una prisión catalogada como de máxima seguridad. Una segunda fuga que ha convertido a México en el hazmerreír de mexicanos y estadounidenses, aunque para mí el asunto no tiene nada de gracioso. Me irrita la condescendiente sonrisa con la que muchos mexicanos han recibido la noticia.

Sé que las hazañas del ‘Chapo’ le han creado fama de ser un hombre más poderoso que el Estado mexicano y por ello lo glorifican. Sé también que para muchos mexicanos burlarse del Gobierno es un acto de reciprocidad, porque sienten que el Gobierno se burla de ellos de forma constante.

El problema con este tipo de adoración es que ignora la sangrienta realidad del ‘Chapo’. El número de muertos del narcotráfico en México que las estadísticas registran señala que entre 1980 y el 2005 el cartel del ‘Chapo’ es responsable de la muerte de más de 6.000 personas. Peor aún, en tan solo dos años, entre el 2008 y el 2010, las guerras entre los diversos grupos de narcotraficantes mexicanos ronda los 45.000 homicidios, es decir el 67 por ciento de las muertes violentas habidas en el país en esos dos años.

Me aflige, además, la manera como se da la noticia en Estados Unidos, porque siempre se destaca cuáles podrían ser las implicaciones del hecho para este país. Así, por ejemplo, al ‘Chapo’ lo identifican como el mexicano que inunda las ciudades estadounidenses con la mitad de las drogas que se consumen aquí. Sin embargo, en esa misma nota nadie cuestiona por qué este capo tiene tantos clientes de este lado de la frontera.

Me impacienta que la ciudad de Chicago se apresure a declarar al ‘Chapo’ como el “enemigo público n.° 1” ¿Temerán, acaso, que se mude a esa ciudad y supere las hazañas criminales de sus legendarios pandilleros Al Capone, Bugs Moran o John Dillinger? ¿O será simplemente que se quieren dar baños de pureza a costa de los delincuentes mexicanos?

Desafortunadamente, uno tiene que permanecer callado porque de nada sirve recordarles que si no fuera por el insaciable apetito por las drogas que tienen los estadounidenses, México no estaría viviendo este flagelo. Desgraciadamente, esta verdad no sirve para nada porque creo que, con tráfico de drogas o sin este, México seguiría hundido en la corrupción, la ineficiencia y la impunidad, porque allá el Estado de derecho es muy frágil y la debilidad de las instituciones es apabullante.

Sergio Muñoz Bata

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.