El desafío verbal entre Froome y Nairo antes de la lucha de piernas

El desafío verbal entre Froome y Nairo antes de la lucha de piernas

El líder del Tour y el segundo en la general se muestran los 'dientes' en el Tour de Francia.

notitle
19 de julio 2015 , 08:37 p. m.

La ‘guerra’ verbal entre el líder del Tour de Francia, el británico Chris Froome, y su máximo rival y segundo en la general, el colombiano Nairo Quintana, no para y se ha aumentado en los últimos días, previos a la última y definitiva semana para conocer el nuevo campeón.

Froome aventaja en la clasificación general por 3 minutos 10 segundos al boyacense y advirtió que se siente tranquilo con esa diferencia, mientras que en la otra esquina, Quintana señaló que espera con ansias los Alpes y que está en mejores condiciones que el año pasado cuando en la semana definitiva logró el título del Giro de Italia.

“En aquel Giro que gané estaba un poco enfermo, ahora estoy bien, no hay excusas”, señaló el ciclista del Movistar.

Quintana indicó que tratarán de atacar antes de la penúltima etapa, con final en el Alpe d’Huez, pero señaló que si no logran escaparse en ese puerto habrá que jugarse el todo por el todo.

La montaña que falta y la confianza que se tiene son las mejores armas de Nairo para estas etapas claves.

“Tengo ganas de que lleguen los Alpes. Estamos preparados y pienso que nos irán a recibir bien. Tenemos buen equipo y lo hemos vuelto a demostrar hoy (domingo) con diferentes ataques, filtrándonos un poco en las fugas”, aseguró.

Nairo se ha mostrado atacante una vez la carretera se empina, pero no ha podido descontarle tiempo al líder del equipo Sky.

Dos y hasta tres veces en las fracciones con ascensos duros ha intentado irse, saca alguna diferencia, sin embargo, Froome, ayudado por sus coequiperos y sus excepcionales condiciones que ha mostrado, le ha llegado a la rueda.

El colombiano advirtió que desde este lunes no habrá tregua y que nadie se puede descuidar, pues en cualquier momento, por las dificultades que se presentan en cada una de las jornadas, el peligro es inminente.

Este lunes, la etapa de 201 kilómetros entre Bourg-de-Péage y Gap, será complicada. La fracción tendrá dos pasos montañosos, ambos de segunda, el último de ellos a 12 kilómetros de la meta.

“Todos estamos con muchas ganas, y aunque mañana (lunes) en principio puede ser una ‘etapa de paso’, habrá que estar atentos. Esperemos no tener ninguna complicación y llegar bien al día de descanso”, señaló.

El pedalista boyacense de 25 años ha dicho que no bajará los brazos, que ha demostrado que se puede atacar a Froome y que lo seguirá intentando porque su meta es clara: el título.

“Hemos visto que se puede seguir atacando y luchando para lograr los objetivos. La idea es seguir atacando, hemos trabajado para eso, seguimos trabajando para lograr la camiseta amarilla y con el equipo estamos muy centrados para lograrlo. Estos días serán claves”, comentó.

Froome, muy tranquilo

Chris Froome, de 30 años, no se queda callado. Aunque poco hable en el lote, durante la carrera, una vez enfrenta a los periodistas sus conceptos son claros y en ellos da muestra de cierta tranquilidad, a pesar de los seis días de carrera que faltan.

“Con más de 3 minutos de ventaja en la clasificación general estoy en una posición privilegiada”, admitió este domingo, luego de terminar la jornada entre Mende y Valence, de 182 kilómetros, y que fue ganada al embalaje por el alemán André Greipel, la tercera en este Tour.

Froome ha estado arropado por su equipo. Sus compañeros no lo dejan un segundo solo y cuando le toca afrontar los ataques de Quintana, Alejandro Valverde o Alberto Contador, los ha sorteado con éxito. “Mis compañeros Kennaugh y Porte han tenido un poco de resfriado, pero no me toca a mí hablar de su condición médica, pero los veo bien. Todavía estamos los nueve en carrera, es un gran mérito que debemos valorar”, dijo.

El líder, como todos los pedalistas que sobreviven en el Tour, desea que pase rápido la jornada de este lunes para tomar el día de descanso este martes y preparar el asalto final.

“Estoy deseando el día de descanso. Hay cinco grandes etapas antes de los Campos Elíseos. Estoy muy contento con el fantástico apoyo recibido por el público”, declaró Froome.

Las etapas importantes y con llegadas en alto se llevarán a cabo el miércoles, viernes y sábado, pero el jueves la fracción no será fácil, porque en los 185 kilómetros hay que superar siete pasos montañosos, tres de tercera, igual número de segunda, el último a 10 kilómetros de la meta y uno de fuera de categoría, en el kilómetro 147.

Froome, agredido

Chris Froome ha vivido momentos difíciles en los últimos días. El sábado, un aficionado le echó orines en la cara y lo llamó dopado. “Esto se debe a los reportajes irresponsables que se han hecho en los últimos días”, dijo. Este domingo, el británico afirmó: “A Richie Porte lo golpearon, lo escupieron y me tiraron orina, es inaceptable”.

Por otra parte, el DT del Tinkoff Saxo, Sean Yates, fue expulsado un día de la carrera porque es el primer responsable de que un auxiliar del equipo le tirara una caramañola a una moto de la televisión, que pasó cerca de Peter Sagan.

DEPORTES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.