Blue Man Group 'aterrizan' en Bogotá

Blue Man Group 'aterrizan' en Bogotá

EL TIEMPO habló con David Bray, director del espectáculo que se estrena en el Jorge Eliécer Gaitán.

notitle
19 de julio 2015 , 04:21 p. m.

Tres extraterrestres azules, calvos, sin oídos, y que no producen sonido alguno no parecerían ser el material de un éxito de Broadway. Pero lo cierto es que, por más de 15 años, la silenciosa y espectacular curiosidad del Blue Man Group ha sostenido un espectáculo que, además de tener sedes permanentes en Las Vegas, Orlando, Boston, Chicago, Nueva York y Berlín, recorre el mundo y ahora, por primera vez, llega a Bogotá, donde se presentará del 22 de julio al 2 de agosto.

EL TIEMPO habló con David Bray, director del espectáculo, quien destacó el derroche tecnológico que hay en cada presentación, pero enfatizó que, en últimas, el montaje gira en torno a las personas y su capacidad de conectar con otras y con ellas mismas.

Bray explicó: “El concepto está en permanente evolución, siempre estamos integrando nuevas tecnologías y por lo tanto el show siempre está cambiando. A medida que cambian la tecnología, la música, las conexiones humanas, las maneras en que interactuamos, el show cambia también. Hay elementos que son eternos, que han estado ahí todo el tiempo. Hay otros que son nuevos. Pero el tema es el mismo: las conexiones humanas”.

Según el director del espectáculo, quienes asistan a las presentaciones en la capital colombiana deben esperar algo similar a lo que encuentran quienes ven la función de los ‘Blue’ en Orlando. Eso sí, de seguro habrá guiños al contexto colombiano.

“Hay momentos que hacemos específicamente para cada lugar al que vamos. Así que pueden esperar referencias específicas. Ningún show es igual a otro porque hay personas de la audiencia que participan y la reacción del público juega un papel esencial. El grupo toma energía de la gente. Incluso, si ya viste uno, nunca vas a ver el mismo show dos veces”, apuntó Bray. (Vea una galería de fotos del espectáculo del Blue Man Group)

En la ‘zona de ponchos’

El espectáculo del Blue Man Group tiene apenas un hilo de historia, y rápidamente evoluciona hacia un viaje de descubrimiento que termina por ser un autodescubrimiento.

Todo se hace de la mano de efectos digitales de altísimo nivel, mezclados con dosis comparables de comedia y de virtuosismo musical. Como no hablan, los actores recurren a técnicas de la mímica y a la participación de miembros de la audiencia. Cada presentación es la definición de interactividad.

Si usted asiste a una función, asegúrese de saber si está en la ‘zona de ponchos’, en donde la audiencia recibe impermeables plásticos para protegerse, en el caso –muy probable– de que los salpiquen con agua, espuma o tintas de colores.

Para su niño interior

Pero la tecnología es apenas una parte. Aunque las cifras son exorbitantes (de cereales a gelatina y de tinta a papel higiénico, los insumos se compran en cantidades industriales), el objetivo de la producción es mantener un aire de simplicidad en la experiencia de los espectadores. Bray dice que, en últimas, el propósito es darle un espejo a cada persona en el público, un efecto que se ve acentuado por la ausencia de un lenguaje común: los Blue Man hablan con los ojos.

“Lo que los hombres azules les proponen a los espectadores es reconectarse con sí mismos. Con su niño interior, con su sentido de la maravilla, de la alegría. A veces, ves gente en la oficina, en el metro, en la calle, totalmente sumergida en la tecnología, desconectada de los demás. Pero lo que queremos lograr es que sientas lo que sentías cuando eras niño y jugabas con otros. A todos nos gusta la tecnología: es interesante, es brillante, es cool, pero no es de eso que hablamos. Es algo mucho, mucho más profundo que eso”.

Pintando el mundo de azul

En el escenario son tres, pero hay 60 ‘hombres azules’ en espectáculos permanentes e itinerantes alrededor del mundo.

El grupo fue fundado en los 80 por Phil Stanton, Chris Wink y Matt Goldman. Al comienzo realizaban shows en las calles de Nueva York, pero en 1991 entraron al circuito off-Broadway, en el teatro Astor Place.

Aunque los actores usan gorros de látex para cubrir sus cabezas, el tono azul es pintura que no alcanza a secarse durante cada show, lo que explica el tono brillante de sus rostros. Sus manos, en cambio, son guantes de cirugía.

Ahora que su idea loca de pintarse de azul y salir a la calle se ha convertido en una corporación con varios cientos de empleados y cuyas funciones han sido vistas por más de 20 millones de personas, los fundadores se dedican a hallar nuevas formas de llevar a los hombres azules a las audiencias: ya sea una película en 3D, un espectáculo a bordo de un crucero o una exhibición en un museo.

Función del club ‘Vivamos’

Blue Man Group se presenta desde este martes hasta el 2 de agosto en el teatro Jorge Eliécer Gaitán. La función del jueves 23 de julio es exclusiva para socios del Club Vivamos EL TIEMPO con 15 % de descuento.

WILSON VEGA
Editor de Redes Sociales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.